‘Meditaciones y otros poemas’ de Theodor Roethke

Meditaciones y otros poemas’,
de Theodor Roethke,
traducido por Luis Javier Moreno.
Ed. Trea. Gijón, 2012.

Meditaciones-otros-poemasPor LUIS MARIGÓMEZ

A Theodor Roethke (Michigan 1908-Washington 1963) sus amigos lo llamaban el oso bailarín. Era un hombre enorme, de enorme apetito. Se sentía en casa con la gente del campo y con los intelectuales universitarios. Tenía poca paciencia para ciertos refinamientos ‘poéticos’ muy anglosajones, poco americanos a partir del patrón de Walt Whitman, uno de sus modelos. Tuvo la habilidad de que sus lectores experimentaran la alegría de estar vivos. A pesar de ello, él padeció frecuentes episodios depresivos. De origen alemán y criado en el campo, supo lo que es el trabajo físico, mancharse  de barro, el olor del estiércol. Cuando hablaba de la naturaleza, de plantas, lo hacía con conocimiento de causa. La naturaleza y, sobre todo el mundo de los invernaderos, («el invernadero es mi símbolo de la vida completa, un útero, un cielo en la tierra») le sirven de referencia para la elaboración de una poesía compleja, profunda, brillante y reconocida con distintos premios de importancia, como el Pulitzer o el National Book Award. Le gustaban las bebidas fuertes. Apareció muerto, de un ataque al corazón (?) en una piscina a la edad de 54 años.

Auden escribió de su primer libro ‘Open House’: “Mucha gente tiene la experiencia de sentirse físicamente sucios y humillados por la vida… Ser capaz de recordar y transformar la humillación en algo bello, como hace Roethke, es raro.”

«Roethke me parece  el mejor poeta  que escribe ahora en inglés. Digo esto con cierta  violencia, sabiendo que he de ponerlo frente  a Eliot, Pound o Graves y tantos otros de alto rango. Lo hago, sin embargo, con alegría. Creo que es el mejor, no tanto por su hermoso  y personal sentido de la forma, sino por el modo en que ve y siente los aspectos de la vida que le importan» escribió el poeta y profesor James Dickey.

Al menos está a la altura de John Berryman, Delmor Schwartz o Robert Lowell, en el grupo de poetas norteamericanos situado entre las grandes glorias de principios del S. XX y las estrellas que surgen a partir de los 60, en algunas de las cuales su influencia es patente: Sylvia Plath, Anne Sexton, Robert Bly

Sus ‘Meditaciones’, traducidas por primera vez al español, son quizá la cima de su obra, cinco monólogos dramáticos en boca de una mujer anciana que mira a la muerte de frente, cercana, con una profundidad serena y una delicadeza analítica ante lo que la rodea, a la altura de lo más logrado de la poesía del S. XX.

«(…)

Una pareja de gorriones pía,

el uno dentro de un invernadero

tremolándole el cuello,

mientras se posa en una grieta,

y el otro fuera, en el fulgor del día,

al viento del oeste que hace mover los árboles.

Cantaba uno tras otro. Sus canciones

desde ambas partes del cristal caían

y los hombres, debajo de ellos, llevan

tierra en carretillas hacia bancos de cemento,

chirrían las carretillas cargadas y se mueven,

y el flexible tablón también oscila

cuando el pie se retira del sendero.

(…)»

Theodor Roethke domina la métrica tradicional pero, en lugar de aferrarse a ella como único territorio de su escritura, realiza las  innovaciones estilísticas necesarias que le permiten llevar a cabo lo más consistente de su obra. Esta edición contiene también una muestra del resto de su poesía, una interesante variedad de temas y ritmos que salen como ramas del tronco de una mirada que, dentro de una enorme y clarividente tristeza,  quiere ser sosegada sin perder rigor ni compasión ante lo que la rodea.

Jaime Siles habla, refiriéndose a esta traducción, de que “el carácter gnómico y también metafísico de algunas de sus partes no anula la sátira, ni el sarcasmo, ni la ironía, ni el humor. Roethke es un poeta que escribe en inglés pero que piensa y siente en alemán. Funde distintas tradiciones.”

Lo que singulariza esta edición es el arrojo del traductor, el también poeta Luis Javier Moreno, que antes trabajó con los versos de Horacio y con los de Robert Lowell. Álvaro Valverde ha escrito “Luis Javier Moreno no es un traductor que se prodigue, pero sí es uno de referencia.” Aquí su lectura de la obra de Roethke se vierte en unos magníficos poemas, que poco o nada tienen que envidiar a los originales, a pesar de, o quizá gracias a tomarse muchísimas libertades con los textos originales en inglés. En todo caso, el lector tiene la posibilidad de juzgar por sí mismo en esta edición bilingüe. Sin modificar un ápice su sentido, el traductor realiza todas las maniobras que considera necesarias para que los poemas sigan siendo tales en español, con similares belleza y hondura. No es un modo recomendable, Moreno impone a menudo su criterio a los versos traducidos. Solo se justifica por el éxito logrado:

«Bajo la tierra escucho succiones y sollozos

los siento por mis venas y mis huesos…

Qué jugos delicados filtrándose hacia arriba,

hasta que, al fin, las duras yemas abren.»

exto de presentación de Meditaciones y otros poemas, de Theodor Roethke, leído en la Fundación Segundo y Santiago Montes (Valladolid) el 23 de noviembre de 2012].

Un Comentario

  1. Tremendo este poeta. Me encanta. Dejo aquí su poema “Dolor”

    He conocido la tristeza inexorable de los lápices,
    ordenados en sus cajas, el dolor de las libretas y los pisapapeles,
    Toda la miseria de las carpetas de manila y la goma,
    Desolación en lugares públicos inmaculados,
    Sala de recepción solitaria, baño, centralita,
    El inalterable pathos de la palangana y la jarra,
    Ritual de multigrafo, sujetapapeles, coma,
    interminables duplicados de vidas y objetos.
    He visto el polvo de las paredes de las instituciones,
    más fino que la harina, más peligroso que el sílice
    filtrado, casi invisible, en las largas tardes de tedio,
    dejando una fina capa sobre las uñas y las frágiles cejas,
    deslizándose por el pelo claro, los grises rostros de duplicado estándar.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: