Maojo traslada sus sueños a la madera

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por CAMINO SAYAGO

El escultor asturiano Pablo Maojo se ha aliado con Espacio E, dirigido por Pablo Martínez García, para poner en marcha esta nueva sala en León que echa a andar sin miedo, en momentos tan complejos y difíciles para el mundo del arte. Para la presentación se ha optado por una veintena de obras que aproximan al mundo de este artista, considerado uno de los grandes poetas de la madera.

La propuesta está integrada por un total de veinte piezas, de pequeño y mediano formato elaboradas por medio de talla directa en madera: ciprés, nogal, roble y castaño. Una selección que permite transitar e indagar en algunos de los territorios plásticos y de investigación más característicos de este destacado creador, que le sitúan entre los grandes escultores asturianos como Amador Rodríguez, Joaquín Rubio Camín o Guillermo Basagoiti.

El tratamiento constructivista es determinante: en Tierra quemada, aflora en los volúmenes macizos que se expanden con energía hacia el exterior: en Revelde, alcanza máximo protagonismo con el sentido interior del bloque, y en Hacia acá, la silueta recortada sobre el plano, por medio de su proyección en el espacio, aporta máxima expresividad al volumen emergente. La unidad paralelepípeda nacida del desbastado del tronco surge con fuerza en Dos en una, y plantea un juego sutil de reconstrucción visual y conceptual de formas y colores que se articulan.

La contraposición entre la tinta plana, característica de sus blancos, rojos, negros y azules, y el respeto  a la materialidad de la madera con sus vetas, colores, texturas y matices, es una pauta permanente en su trabajo.

Sentido poético

Frente a la contundencia expresiva del volumen macizo, Pablo Maojo (San Pedro de Ambás, Asturias, 1961) también propone en esta muestra un conjunto de obras que reflexionan sobre el sentido poético propio de las piezas. Es el caso de la serie Celosía. La incorporación de la luz como parte integral y substancial de la obra, la veladura, el tamiz, la transparencia y la aportación del espacio interior como eje fundamental, permiten una visión de formas insinuadas que hacen trascender a la realidad objetual.

El relieve mínimo, el gesto, el trazo, la línea, la retícula que articula los espacios y volúmenes en un desorden ordenado, son elementos que se convierten en protagonistas de un conjunto amplio de pequeñas obras, en algunas de las cuales incorpora un rabioso sentido cromático: Fracking en viñón; y en otras la máxima desnudez: Pasos de nieve.

Espacio E: Calle Azorín nº 22. León.
Desde el 18 de diciembre hasta el 19 de enero.

Acerca de Camino Sayago

Periodista leonesa

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: