Primer año de la nueva era

Imagen de 'Metro cúbico', una obra del español Fernando Sánchez-Cabezudo.

Imagen de ‘Metro cúbico’, una obra del español Fernando Sánchez-Cabezudo.

Porque no se cumplan los preceptos de la Constitución no quiere decir que los ciudadanos tengamos que aceptar esta situación con normalidad. Es una excepcionalidad que dura demasiados años. Quienes nos gobiernan tienen la responsabilidad de impulsar la educación y la cultura. La crisis la han creado ellos, que no nos la hagan pagar a todos. Hay demasiados despilfarros en los que sí invierten nuestro dinero sin despeinarse. ¿Hasta cuándo?

Por MAGDALENA ALEJO

Es descarnante ver cómo desde hace tiempo, asistimos a la rutina de creer que esto de las crisis es algo normal. De ello se han encargado los medios de comunicación, los  políticos y la sociedad en general.

Se ha normalizado hasta tal punto que los niños y niñas estos días se han conformado con lo que quieran traer los Reyes Magos, ya que hay crisis. Esto es lo que me dijo Rodrigo de nueve años, mientras asistía a la actuación previa a la llegada de los tres magníficos a su municipio.

Es insultante ver cómo se ha normalizado un hecho que indudablemente debe ser algo extraordinario, un hecho que requiere pronta solución. En el lenguaje, en las conversaciones del tipo que sea, en el día a día se expresa uno bajo la premisa ” la crisis que afecta a todos”. En cualquier informativo, acto público, institucional o privado de la índole que sea se alude a esta premisa, “es la crisis”.

No es verdad, no debemos normalizarlo, y es un hecho tan esperpéntico que ni el mismo Valle Inclán hubiera imaginado en su día algo así. Se ha hecho tan cotidiana la crisis hasta el punto de permitir que la gente sea desahuciada, duerma en su coche al no poseer ya techo en el que refugiarse y un largo etcétera de humillaciones que el ser humano está haciendo con sus semejantes. Creo que las hienas son los únicos animales que no protegen a los suyos, incluso se pueden llegar a comer sus propias crías. ¡Vaya! pensaba que descendíamos del mono y va a ser de la hiena, de la pura hiena.

Hilo la reflexión anterior con el hecho artístico que nos ocupa, las Artes Escénicas. Tenemos la obligación de denunciar todo acto de extorsión por parte de las instituciones, apelación a la crisis, para utilizar los recortes en educación y cultura, cuando sabemos de antemano que para lo que se quiere sí hay dinero y, sobre todo, no están pagando la crisis aquellos que la han creado.

No podemos normalizar un hecho de estas características, no podemos dar por sentado que la crisis hará estragos económicos. Podemos aprovechar este momento para reinventarnos, por su puesto, solo faltaba, pero no desde la miseria que quieren hacernos creer las instituciones.

Es momento de acudir más que nunca a la creatividad, a la imaginación, a la originalidad, que para Gaudí era volver al origen. La esencia de las cosas debe invadir el hecho artístico, será más puro, de verdad y “tocará” al público con su sensibilidad, pero, ¿justificarlo con el estado actual?, es una aberración, insulto e ignominia a la ciudadanía.

Las instituciones no pueden mentirnos. Tienen el deber de velar y cumplir sus obligaciones, algunas de ellas especificadas claramente en códigos de conducta, artículos legales o en la propia Constitución que nos rige a todos, nos guste o no.

De esto hablaré en otro PASO DE GATO pero, de momento, una pregunta, ¿alguien sabe dónde se encuentra la consejera de Cultura de esta comunidad llamada Castilla y León?

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: