Teatro a la carta, vía skype, desde un hotel de Nueva York

Lucía R. Miranda, de la compañía The Cross Border Project. Foto: L.Fraile.
Lucía R. Miranda, de la compañía The Cross Border Project. Foto: L.Fraile.

Por LAURA FRAILE
(www.ultimocero.com)

El proyecto internacional de teatro “Long distance affair”, en el que interviene la vallisoletana Lucía R. Miranda, se estrenará este mes de febrero en Nueva York. Organizado por Ana Margineanu y Tamilla Woodard, dos directoras que viven en la ciudad neoyorquina, está formado por un conjunto de equipos internacionales constituidos por tres integrantes (en el caso de Lucía, ella está trabajando con un dramaturgo escocés y una actriz brasileña) que darán lugar a piezas teatrales de nueve minutos de duración que están concebidas para poder verse por skype desde la habitación de un hotel de Nueva York.

Lucía R. Miranda (Valladolid, 1982) inició su trayectoria teatral en Madrid, ciudad a la que fue para estudiar Humanidades en la Universidad Carlos III. Allí conocería a Domingo Ortega, director del Aula de Teatro de la Universidad, lugar donde iniciaría su formación con clases de voz, cuerpo e interpretación. “Iba a la escuela por las tardes y los fines de semana hacíamos un espectáculo que llevábamos de gira por los pueblos de León dentro del programa Unitínere, que recuperaba La Barraca de Lorca”, recuerda Lucía.

Una beca Erasmus la llevó hasta París, donde sintió la necesidad de formarse como gestora cultural. A su regreso cumpliría su propósito haciendo un Master en la Universidad Complutense que la permitió empezar a trabajar en el Festival de Almagro, primero como becaria y luego con un contrato. Después llegaría una beca para estudiar en el Vassar College de Nueva York, ciudad en la que permaneció un año dando clases de español a cambio de recibir clases de arte dramático. Allí montaría su primera obra: “La cabeza del dragón”, de Valle-Inclán.

Tras su regreso a España, Lucía se presentaría nuevamente a una beca para regresar a Nueva York, propósito que consiguió nuevamente y que la permitió realizar allí un Master en Educación y Teatro gracias a una beca Fullbright. Allí sumaría a su formación teatral las técnicas de la corriente del teatro del oprimido, originada en Brasil a partir del dramaturgo y pedagogo Augusto Boal, especializándose en la intervención con comunidades.

De Ciudad Juárez a París, pasando por África

Fruto de este proceso de formación resultaría el proyecto teatral “De Fuenteovejuna a Ciudad Juárez”, una obra sobre los feminicidios en la ciudad mexicana. Tras su estancia en EEUU, donde ya se estableció como compañía bajo el nombre “The Cross Border Project”, Lucía regresaría a España hace un año, donde continuaría con nuevos proyectos teatrales. Uno de ellos fue el de impartir un taller de teatro foro en el LAVA dirigido a actores, en el que ella les mostró diferentes técnicas para trabajar con sus propias comunidades.

El resultado de este taller fue una obra final sobre la situación de las artes escénicas, realizada el pasado mes de marzo, y enmarcada dentro del Día Mundial del Teatro. Después de este proyecto Lucía se marcharía a Senegal para participar en un festival de teatro foro con una obra sobre el alzheimer y los cuidadores de las personas que padecen esta enfermedad, llamada “Qué hacemos con la abuela”. Allí coincidiría con otra compañía española, la catalana La Xixa Teatre.

Gracias a la compañía senegalesa Kaddu Yarax, durante su estancia Lucía impartió un taller de teatro foro con los estudiantes de la Universidad de Dakar en el que se reflejaron problemáticas como la poligamia o los casos de abandono de la Universidad por parte de algunas mujeres por tener que casarse de manera forzada con hombres mayores a ellas.

De vuelta a España, Lucía continuaría trabajando en su proyecto “Perdidos en Nunca Jamás”, una obra realizada gracias a una residencia técnica en el LAVA y fruto un proceso de un año de trabajo que se estrenará el próximo 12 de abril en Murcia. La obra es una adaptación de Peter Pan para adultos: “Peter Pan ya no cree en las hadas porque vive en el país de Nunca Jamás trabajarás en lo que estudiaste. Wendy se acaba yendo del país para desarrollarse y crecer. La obra cuenta con una escenografía realizada por Basurama a partir de ruedas de coches y bolsas de basura, que pretenden mostrar la España obsoleta“, aclara Lucía.

Durante este mes Lucía comenzará también una pequeña gira que la llevará a representar “Qué hacemos con la abuela” por diferentes localidades de Madrid. El viernes 8 de febrero la pondrá en escena en la Muestra de Teatro de la Fundación Progreso y Cultura, el sábado 16 actuarán en el Espacio Ronda y el viernes 22 la llevará a la Fundación Reina Sofía del Alzheimer.

Actualmente Lucía ha iniciado un trabajo de investigación en el que analizará durante tres meses el funcionamiento del teatro foro como herramienta educativa a partir de la observación del desarrollo de esta técnica teatral en tres institutos de la localidad de Rivas. Posteriormente, del 24 de junio al 14 de julio, Lucía regresará a París para participar en el Congreso Internacional de Teatro y Educación.

Más información:

1 Comment

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .