El ADN se convierte en el gran almacén digital

imagen-02

Por CAMINO SAYAGO

Ni disco duro, ni tarjeta, ni USB. La memoria perfecta se aloja en la esencia de la vida. En tan sólo una molécula de ADN se puede introducir todo tipo de información digital: documentos de texto, imágenes, música o vídeo. Además, necesita menos mantenimiento que estos dispositivos. Es el resultado de un reciente estudio en el que se ha logrado almacenar en apenas un gramo de ADN cinco archivos: todos los sonetos de William Shakespeare, 154 en total, en formato TXT, 26 segundos del vídeo del discurso “Tengo un sueño” de Martín Luther King en MP3, además una fotografía en JPEG del laboratorio donde se ha llevado a cabo la investigación, un documento sobre el  proceso de codificación, también en TXT y una publicación científica en PDF.

Es la primera vez que se logra guardar información digital en una molécula sintética de ADN. Y sin duda es una gran avance que en un futuro se podrá poner en práctica de forma más habitual, cuando se abaraten los costes del proceso de síntesis. Así que de momento lo único que baraja la investigación del grupo de científicos del Instituto Europeo de Bioinformática en Hinxton (Inglaterra), es su tesis tan revolucionaria como insólita, ya que propone reemplazar los actuales soportes digitales de almacenamiento por ADN.

Los resultados de la investigación, publicados hace unos días en la revista ‘Nature’ indican que este nuevo sistema permitiría  albergar grandes archivos de información. “Cuatro gramos de ADN podrían almacenar la información digital generada por la humanidad en un año” detalla Nick Goldman, el autor principal de la investigación. Y además cabe añadir que durante decenas de miles de años. Goldman explica que “hemos creado un código que es resistente a los errores y que utiliza un formato molecular que cualquiera será capaz de leer sin problemas durante por lo menos diez mil años, e incluso más”. Casi 800 mil bytes se almacenaron en una molécula sintética fabricada en  laboratorio, que es más pequeña que una mota de polvo” explica Goldman.

Y teniendo en cuenta que actualmente existen unos 3.000 zetabytes (es decir, 3 billones de terabytes) de información digital en el mundo, según calculan estos investigadores, sin duda es un método fiable, del que aseguran tiene poco gasto energético y además ocupa poco espacio. Tan sólo habría que mantener el ADN  en un lugar oscuro, seco y fresco. “El ADN es muy denso, pequeño, ligero y no necesita ningún aporte de energía, así que es fácil de transportar y de almacenar”, añade Goldman. “Es una forma robusta de almacenar información, como sabemos por los mamuts lanudos, de cuyos huesos podemos extraer material que tiene miles de años y aún podemos interpretar.

El proceso

El proceso de codificación consistió en convertir los unos y los ceros de la información digital –volcada en los cinco archivos– en el alfabeto de cuatro letras del código del ADN.

Las técnicas para codificar información en secuencias de ADN son caras. Pero los investigadores esperan que con los años el proceso de síntesis se abarate y permita aplicar este sistema innovador. Nick Goldman insiste en que las secuencias que son creadas con este objetivo no podrían ser implantadas en seres vivos.

La revista Nature incluye los resultados de la investigación en este enlace:
www.nature.com/nature/journal/vaop/ncurrent/full/nature11875.html

Acerca de Camino Sayago

Periodista leonesa

Un Comentario

  1. Es una pasada..Los genes y los versos

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: