La leyenda de San Expedito, supuesto patrón de las causas urgentes

Uno de los altarcitos dedicados a San Expedito que pueblan la Isla de La Reunión.
Uno de los altarcitos dedicados a San Expedito que pueblan la Isla de La Reunión.

Por GERMÁN RICOY

En la antigua televisión pública española, hoy secuestrada por el Gobierno de tintes cristo-fascistas presidido (que no dirigido) por Mariano Rajoy recomendaron hace poco rezar a San Expedito para aliviar los males del desempleo (ver en Youtube). No soy muy dado a comentar las supersticiones de la gente ni las costumbres de las diversas sectas animistas que recorren el mundo, ya que pienso que cada uno se engaña como quiere, pero en esta noticia se unen dos circunstancias que me animan a decir algo. Una, que ya ha sido ampliamente comentada por todas partes, es la vergüenza que supone lanzar este tipo de mensajes desde el informativo de una cadena de titularidad estatal. Sobre esto aún se podrían decir muchas cosas, pero hoy me interesa mucho más mencionar la segunda circunstancia.

Y es que resulta que San Expedito es algo así como el patrón no oficial de la Isla de La Reunión. En efecto, por todas partes se encuentran pequeños altares en honor de este supuesto santo, a los que la gente acude para hacer pequeñas ofrendas y solicitar la solución de problemas completamente terrenales, tales como conseguir un trabajo, encontrar dinero, cobrar una deuda y cosas así. Este culto a San Expedito posee rasgos de sincretismo y mezcla el elemento católico con rasgos heredados de cultos provenientes de Madagascar o de la India, lugares de los que proviene una gran parte de los criollos que hoy habitan la Reunión. También cabe señalar que las peticiones al santo suelen revestir cierto carácter de urgencia (como siempre suele suceder con los agobios económicos) ya que, supongo que por su nombre, se le otorga a los imaginarios favores del santo cierta cualidad de expeditivos. Y aquí es donde viene lo gracioso.

El Papa Pío X retiró el nombre de San Expedito del martirologio católico y ordenó que se retiraran sus imágenes de las iglesias. No tuvo mucho éxito, a la vista de los innumerables altares que adornan la isla, sobre todo al borde las carreteras, o de lo que se vio en la televisión pública. La razón que asistía a Pio X era que el tal San Expedito tal vez nunca había existido y, sobre todo, que no había ninguna reliquia del santo.

Sin embargo, a La Reunión sí llegaron unas reliquias, atribuidas a San Expedito, y que están en el origen de la desaforada adoración que aquí se le profesa ¿Cómo puede ser eso? La explicación la dio Christian Morgenstern, un escritor alemán, fallecido en 1914, y que tradujo, entre otros, a Ibsen, Strindberg y Knut Hansum.

Lo que sucedió, según Morgenstern, fue que unas monjas que, al parecer habían solicitado de sus altas autoridades algún tipo de prueba visual que reforzará la fe que intentaban propagar entre sus clientes, recibieron un paquete del Vaticano conteniendo lo que se suponía eran las reliquias de un santo. No se indicaba en el paquete a qué santo pertenecían dichas reliquias, pero sí aparecían escritas en el mismo, claramente, las palabras “in expedito”, que en latín significa “urgente”. Y las buenas hermanas, ya fuera porque no eran muy duchas en latín, ya fuera porque les daba vergüenza preguntar o porque el correo era muy lento, decidieron que las reliquias pertenecían a San Expedito, un santo cuya existencia había sido prohibida por el Papa.

Y así fue como nació un culto que hoy tiene un inmenso vigor en la Isla de La Reunión y cuya fama, convertido en “el santo de la crisis”, se ha extendido hasta llegar a una parroquia de Barcelona y, por supuesto, a la televisión que antaño fuera pública y que hoy es una vergonzosa herramienta de manipulación utilizada sin ningún pudor por el peor Gobierno que recuerda España en más de sesenta años.

2 Comments

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .