Rodera: “Aquí llamamos competir a desear la aniquilación del otro”

Ernesto Rodera, fotografiado por José Ramón Vega.

Ernesto Rodera, fotografiado por José Ramón Vega.

Por SERGIO JORGE

Es posible que el dibujante Ernesto Rodera (León, 1966) no sea capaz de sujetar su eterna ironía y su punzante sarcasmo. Lo ha demostrado durante años con sus viñetas en ‘La Crónica de León’, ‘ADN’ o ‘El Mundo-León’. Lo sigue haciendo en su web y todos los viernes en Radio León. Pero el 1 de enero de 2012 decidió salir a correr. Y así comenzó su carrera literaria. Sí, en los dos sentidos, porque desde entonces, cuenta en un blog todo lo que le pasa por la cabeza mientras practica un deporte cada vez más popular. Pero él lo hace en solitario y con nulo carácter competitivo. Ahora, el libro La obligada compañía del corredor en círculos (Mr. Griffin Editor, 2013recoge los artículos que escribió y que presenta este miércoles 19 de junio, a las 20 horas, en la sede del Colegio Oficial de Arquitectos de León (calle Conde Luna, 9, junto a la iglesia de Palat de Rey).

—¿En qué momento decides salir a correr y por qué? ¿Y por qué decides contarlo en un blog?

—Decido salir a dar brincos un uno de enero. El de 2012. Y empiezo a hacerlo… diez días después. Es la clásica resolución de año nuevo. Así que llevo intentando correr a diario diecisiete meses. A veces creo que como broma ya está bien. Decido contarlo y escribirlo porque soy un irremediable bocazas, porque creo que lo que me pasa es común a todas las personas, que posee algún interés y porque no tenía nada más que hacer. El año pasado perdí mis dos empleos abrupta e injustificadamente en apenas tres meses y era eso o beber.

—¿Escribes lo que piensas durante el tiempo que corres, lo que te pasa, lo que no te pasa…?

—Reflejo todo lo que se me pasa por la cabeza menos aquello que pueda ser de alguna utilidad para mí o para los demás. Hablo desde las películas de Shelley Winters hasta de la segunda ley de la termodinámica; y desde el desarrollo de la fase I del Canal Bajo de Payuelos hasta de literaturas diversas. O de lo ridícula que es la posibilidad del movimiento en términos cuánticos. También digo si llueve o no y de lo sucio que está todo y tal. No te lo has leído, ¿eh? Ja, ja (ríe).

—¿No eres de los que utiliza la aplicación de móvil para subir a las redes sociales lo que ha corrido, el tiempo, etc?

—Salgo a correr con un reloj de muñeca. Dispositivo en el que miro la hora en que empiezo a correr. Si luego me acuerdo de volver a mirarlo, cuando termino puedo calcular con gran precisión cuánto tiempo he estado trotando. Siempre muy poco.

—¿Qué te ha supuesto escribir sobre tu experiencia atlética? ¿Más fortaleza? ¿Más fuerza de voluntad para seguir saliendo a correr?

—Me temo que, en total, dedico mucho más tiempo a escribir sobre mis escuálidos esfuerzos que a llevarlos a cabo. Tanto la propia actividad como su escritura son una forma de buscar redenciones que, en realidad, nadie me exige. Pero, por motivos estrictamente mecánicos (oxigenación cerebral, réplica celular, el rato que estoy sin hacer el mal…) creo que las dos actividades (correr y clasificar) son mejores que los ácidos grasos saturados y el remordimiento.

—¿Has competido en alguna prueba?

—Jamás entenderé la pasión por competir de las personas. Ni en estas yincanas ni en ninguna otra. Aunque supongo que es inevitable; de hecho creo firmemente que los libros sólo tratan un único tema: el autor es más listo que los demás y se propone demostrarlo minuciosamente. En España de todas formas llamamos competir a desear violentamente la aniquilación del otro.

—En algunos de tus relatos dices que tardas más en escribir sobre correr que en el deporte diario en sí.

—A veces sí, a veces no. Hay entradas de dos o tres líneas redactadas en cinco minutos. Y corro más que eso. No mucho más. Como el doble.

—También he leído en algunos de los de este año en los que escribes sobre Aristóteles o Luis XVI. ¿De verdad se puede correr y a la vez pensar en literatura, filosofía, historia, etc?

—Tanto el cerebro como el resto del cuerpo consumen más cantidad de glucógenos durante el ejercicio pero, a pesar de lo que pueda parecer escuchando a los deportistas profesionales, la actividad neuronal no se detiene durante los entrenamientos. Nos movemos en un mundo simbólico y convencional. La felicidad residiría en eliminar los símbolos (toda comunicación representativa, desde la arquitectura a la palabra) que nos poseen y tratar con nuestro entorno y semejantes sin estos entorpecedores lastres. Me explico: el equilibrio vive en no pensar. Y mucho me temo que correr no impide esta desagradable práctica. Puede incluso que la estimule. Correr en círculos es una manera como otra cualquiera de intentar alcanzar la sabiduría que, veloz e incorpórea, es inaprensible, claro; por muy rápido que vaya uno ni siquiera llega a verse la propia espalda. ¡Ay!

—¿Lo de escribir supone que dejes de lado las ilustraciones?

—Este libro no deja de ser un comentario más o menos (menos en este caso) gráfico. Y sigo dibujando viñetas. De hecho hoy mismo me han rechazado una en El País. ¡Una historieta que me habían pedido hace tres meses! Trataré de vendérsela a otra agencia. El que no publique con asiduidad o en un diario de papel no es cosa mía sino del criterio más o menos (más en este caso) delirante de los que eligen quién trabaja en los periódicos. Yo no llevo publicidad a los medios: llevo lectores. Los lectores hacen que se venda publicidad. Parece que este sencillísimo principio no entra en ciertas calabazas. Así les luce el pelo.

Invitación

Acerca de Sergio Jorge

Fundador y coeditor de Tam Tam Press. Más en @sergiojorgeLNC.

  1. Pingback: “menoslobos” en la Feria del Libro de León | Tam-Tam Press

  2. Pingback: Pop, chupachups y tiempo de lluvia. Ernesto Rodera expone en la Casona | Tam-Tam Press

  3. Pingback: Charlie don’t surf | Tam-Tam Press

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: