Verano tibio

Teatro del Hambre (Chile).

Teatro del Hambre (Chile).

Por MAGDALENA ALEJO

Hay veces que cuesta hablar de nada, por ejemplo, cuando desayunas con la noticia de que la Unión Europea va a dar a España 80 millones de kilos de alimentos como ayuda para combatir el hambre, el segundo país más ayudado en la zona euro. Pero, ¿cómo está este país que intentan vendérnoslo como un oasis de tranquilidad y de despegue económico?

Asistimos a un verano atípico, en todo. El calor no ha llegado ni se le espera y la cultura está más fría que nunca. Algunos ejemplos honrosos que subsisten son el Olmedo Clásico en la provincia de Valladolid, el ARCA de Aguilar de Campoo en Palencia o el FETAL en Urones de Castroponce en la comarca de Tierra de Campos…, otros lo intentarán.

Tiempo de mostrar en la calle, en los rincones de cualquier lugar acogedor, teatro, danza, circo o música. Poblaciones pequeñas hacen el esfuerzo por continuar con festivales que se crearon a la sombra incrédula, muchas veces, de políticos que se subían al tren de la cultura sin importarles demasiado el tema, pero que con el tiempo han terminado siendo un referente cultural en su entorno.

La gran cita del verano para las artes escénicas sigue siendo la Feria de Teatro de Ciudad Rodrigo en Salamanca, cada año menguada en promoción, producción y distribución.

Coletazos de lo que fue un verano con largas jornadas repletas de actuaciones allá donde una piedra formara un escenario, un espectador quisiera disfrutar viendo arte en vivo y un artista contarle una historia. La música tiene algo de cabida en las páginas webs dedicadas a cultura, o los macro conciertos de alguna estrella que ha bajado a la tierra porque también tiene que comer.

Esos tiempos ya no están, y asistimos a la noticia de cómo la Junta de Castilla y León llevó a cabo un gasto bochornoso en estos momentos, 30.000 €, para un borrador de una Ley de Artes Escénicas en la región que nunca vio la luz. Sin mayores explicaciones hasta la fecha.

¿Así gestionan los asuntos culturales nuestros cargos públicos? La consejera, como el verano, ni está ni se la espera; la hemos visto últimamente algo más en los medios de comunicación despachándose con el caso del MUSAC, o diciendo bonitas palabras en algún congreso cultural. Mientras Europa manda pan aquí, el circo lo ponen nuestros políticos, pero no el buen circo que nadie se lleve a engaño.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: