Tomás Sánchez Santiago abre el ciclo ‘Poesía a orillas del Órbigo’

El poeta zamorano Tomás Sánchez Santiago. Fotografía: Santos M. Perandones.

El poeta zamorano Tomás Sánchez Santiago. © Fotografía: Santos M. Perandones.

La VI edición de ‘Poesía a orillas del Órbigo’ arranca este viernes 5 de julio en la localidad leonesa de Veguellina de Órbigo con cuatro recitales en el programa. Cada viernes recitará un poeta junto al río, al caer la tarde: Tomás Sánchez Santiago (día 5), Eloísa Otero (día 12), Olga Mansilla, con su “Poesía para Marionetas” (día 19) y Víctor M. Díez (día 26).

El ciclo está coordinado por el profesor y poeta Tomás-Néstor Martínez Álvarez, quien presenta así al primero de los participantes, el zamorano Tomás Sánchez Santiago:

Abierto, sin horarios ni pausas, las 24 horas: Poesía

Por TOMÁS-NÉSTOR MARTÍNEZ ÁLVAREZ

Memoria e infancia. Tiempo y devenir. Palabra y eco o liturgia de las palabras; acaso, por momentos, en algún instante sea celebración del silencio.

“Por donde no debiera / he abierto el laberinto de los años”: poesía y escritura, memoria iluminando el tiempo y sus afanes la palabra de Sánchez Santiago. Ya abierta la espita del correr de cualquier tiempo llega la vida, también la del poeta, siempre participada por otras vidas, una propia, ajena alguna, prestada e inevitablemente compartida. La calle, como aquélla, se vuelve comunal porque se complementa con retazos y miradas de otros muchos. La escritura del poeta no está de cara a la pared, no da la espalda a la luz sino que intenta atrapar cuanto abarca vida. La memoria, sin embargo, no será única ni exclusivamente nuestra; son los otros quienes nos la devuelven en un juego de espejos en los que otredad y propiedad han de compartir territorios y tiempos; aquélla gotea siempre, justifica nuestro poeta, “porque es un grifo malcerrado”.

Imposible huir de los espacios de la memoria: cada palabra es portadora de aquélla, herencia de otro tiempo pasado y puente para el que ha de venir. Sánchez Santiago lo sabe y ensarta en el tiempo, el suyo y el del otro, los poemas.

El poeta acaso desconozca territorios ya atemporales y perdidos en la lejanía, tal vez imagine un pasado decaído mas no ignora “venir desde muy lejos, de no / se sabe dónde, / a consumar el rito de la vida”; por otra parte, es muy consciente de que “No hay hora buena para decir la muerte”. ¿Y el hombre? En medio de dos fronteras, entre paréntesis: desconocimiento del origen  e incertidumbre apaciguadora de un horizonte.

La escritura del poeta zamorano se asienta en una infancia con la mirada dispuesta al asombro ante lo cotidiano –objetos, oficios, “oídos cargados” a la conversación; la calle y su contexto, siempre la calle–, infancia fértil que servirá de aliento y respiro para la memoria. A ello hay que añadir que la palabra de Tomás Sánchez no será dócil ni quebradiza, tampoco complaciente, estará dispuesta a acompañar al poeta para desandar lo convencional; allí, su presencia: “El que corrige a su propio aliento. / El que enciende la lengua / y desordena”. Este es el encargo que la palabra envía al poeta, quien no duda en asegurar que “Cuando escribes te manchas de ti mismo”.

El título de cada poemario es un guiño al lector que desconfía de lo inamovible como creencia trascendente, a cuantos consideren la certeza o el dogma como itinerario único e incontestable. Amenaza en la fiesta (1979), La secreta labor de cinco inviernos (1985), Vida del topo (1992), En familia (1994), Ciudadanía (1997), El que desordena (2006). Siempre esperamos del poeta una nueva convocatoria, la de la palabra desasosegante, de la inesperada que conduce a la extrañeza.

La obra poética de Sánchez Santiago no está sometida a imposición alguna; sitúa al hombre ante la incertidumbre, ante la interrogación que sugiere la duda. Cada uno de los poemas brota de la vida, de lo soñado, de lo deseado, de la “realidad” insólita y desconocida, del quehacer de cada día.

Inquietante pero necesario quien desordene, imprescindible siempre, más aún en tiempos en que los necios se han apropiado de la palabra; la lanzan como limosna salvífica. Todos hemos aprendido que la magia queda limitada a la prestidigitación; la necedad no es literatura.

: : Un poema de Tomás Sánchez Santiago

AMENAZA PRIMERA

Por donde no debiera
he abierto el laberinto de los años.

Con las manos vendadas
en el fuego del tiempo
y los labios como dos viejos muebles
malvendidos al aire
igual que dos banderas necesarias que vuelan,
bajé la cremallera de la vida
y así me vi, difícil como un fruto
olvidado sin piedad a hostiles seres,

desconsolado de hombros, triste por las caderas,
sin recurso ninguno y en el medio de todo.

No es el tiempo negocio conveniente
y sí trampa mortal, encrucijada
sin ningún remedio como no sea la muerte
ni otra esperanza
que la de embalsamar la luz en la memoria;
y sólo una verdad
pasa constante:

se nos huye la vida de las manos
como un anillo demasiado grande.

TOMÁS SÁNCHEZ SANTIAGO
(Del libro ‘Cómo parar setenta pájaros’. Antología poética 1979-2009.
Edita: Diputación de Salamanca, 2009)

Patrocinios:

  • El ciclo está patrocinado por la Diputación de León a través del Instituto Leonés de Cultura, el Ayuntamiento de Villarejo de Órbigo y, por primera vez en su historia, cuenta con patrocinio privado a través del “El Reguero Moro que regenta Xavi, un catalán que se enamoró de un viejo molino restaurado a las afueras de Veguellina y decidió montar ahí un restaurante que enamora.

El programa:

  • ‘Poesía a orillas del Órbigo’. Todos los viernes de julio, a las 20:00 horas, en el Polideportivo de Veguellina de Órbigo (León), junto al río.
  • Día 5: Tomás Sánchez Santiago
  • Día 12: Eloísa Otero
  • Día 19: Olga Mansilla, con su “Poesía para Marionetas”
  • Día 26: Víctor M. Díez

1-cartel-poesia-veguellina

Un Comentario

  1. Pingback: La poesía de Eloísa Otero en las orillas del Órbigo | Tam-Tam Press

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: