Travis y Belle & Sebastian, entre los platos fuertes del Sonorama

Integrantes de Travis, uno de los grupos que actúa este año.

Integrantes de Travis, uno de los grupos que actúa este año.

Por LAURA FRAILE
(ultimocero.com)

Tres días, siete escenarios, cien bandas. Éste es el resumen de lo que será la XVI edición del Sonorama, un festival que comenzará este jueves 15 de agosto en la localidad burgalesa de Aranda de Duero y que este año tendrá a grupos como Travis o Belle & Sebastian como cabeza de cartel.

A lo largo de sus tres días de duración también actuarán formaciones musicales como Supersubmarina, Delafé y las Flores azules, Dorian, Jaime Urrutia, Lori Meyers, Los Tiki Phantoms, Mucho, Pony Bravo, Standstill, The New Raemon & Maga, Tokyo Sex Destruction, Tuya o Xoel López. Además, dentro del Sonorama estarán presentes una docena de grupos de Castilla y León, una apuesta a la que Javier Ajenjo, uno de los impulsores del festival, asume como un compromiso con la región. Entre estas bandas estarán The Girondines, Drow, Dehra Dun, Dune, Sick Devils, Sharon Bates, The Panteras, Plank, Ángel Stanich, Margot, Musst H, Tres Notas Project y Andrés Garrasparri.

Todos los conciertos se repartirán entre el recinto del festival (donde habrá cuatro escenarios: Ribera del Duero, Castilla y León es vida, Diputación de Burgos y una carpa de arte destinada a Dj’s e intervenciones artísticas) y el centro de la localidad de Aranda de Duero, que repartirá a sus músicos entre la plaza del Trigo, la plaza de La Sal y la plaza del Rollo. Los conciertos celebrados en el municipio, que tendrán lugar desde las 12 horas de la mañana hasta las 19 horas de la tarde, serán gratuitos. El resto, que se prolongarán desde las 19 horas de la tarde hasta las 7 horas de la mañana, tendrán un coste de 30 euros por jornada, aunque existe la posibilidad de adquirir un bono para los tres días por 68 euros.

La edición de este año se inaugurará con una fiesta de disfraces musical, prevista para el miércoles a partir de las 21 horas de la noche en el camping del recinto del festival, que estará situado en el parque del General Gutiérrez. Además de los conciertos, habrá otras actividades paralelas como el Sonorama baby, una propuesta destinada al público infantil que tendrá lugar el sábado 17 en la plaza mayor, donde se podrá disfrutar de actuaciones teatrales y musicales. A lo largo del festival también habrá catas de vino con música en directo.

El Sonorama nació hace dieciséis años por un motivo muy concreto: salvar una tienda de discos. “Fue un comienzo curioso. Teníamos una tienda llamada El Planeta Sonoro y pensamos en hacer un festival de música para salvarla. Al final tuvimos que cerrar la tienda y pedir un préstamo que tardamos en pagar diez años. Fue un desastre a nivel económico. Por aquel entonces no había tradición de festivales, sólo estaban el Espárrago Rock, el Festimusic o el Festimad. La gente no estaba acostumbrada a ello”, explica Javier Ajenjo, uno de los impulsores de este evento.

A pesar de que ese primer año no hubo demasiado éxito, con el paso del tiempo el Sonorama fue cogiendo fuerza, hasta el punto de que en las últimas ediciones ha conseguido reunir una cifra que se sitúa en torno a las 10.000 personas por día (para hacerse una idea de esta cantidad, basta con pensar en que Aranda cuenta actualmente con 33.000 habitantes). Este apoyo ha sido fundamental para su supervivencia. Así lo expresa Javier: “En el Sonorama no tenemos un gran patrocinador, se mantiene gracias al público. Es un festival que ha estado toda la vida en crisis. Cuando había dinero no nos hacían caso y ahora que tenemos peso no hay dinero. Nos hemos adaptado al medio, el handicap se ha convertido en una fortaleza. A nivel de financiación es un festival absolutamente atípico. Un 25% lo destinamos a gastos de contratación y un 75% se nos va en gastos de producción”.

Acostumbrados a los festivales veraniegos que usan la playa como un reclamo a mayores para sus participantes, Aranda en cambio tiene otros elementos que aportar. “No es una ciudad de playa, no podemos optar a que vengan 20.000 guiris, pero aquí estamos. Después de dieciséis años hemos conseguido tener el festival que queríamos hacer, un festival apoyado en valores como el esfuerzo, la amistad, la ilusión, la ética o la honestidad. Es un festival de verdad, humano. Un festival donde no tienes que esperar una hora para pedir en la barra. De ahora en adelante queremos mantener su estructura, 10.000 personas es una cantidad óptima”, continúa Javier.

El Sonorama se ha organizado todos estos años a través de la asociación cultural Art de Troya, una entidad que a lo largo del invierno promueve otras actividades. Una de ellas es un concurso de cortometrajes denominado con el mismo nombre que el festival, cuyos premios se otorgan en el mes de diciembre. Otra de sus propuestas consiste en unas jornadas de pop en las que se combinan conferencias y conciertos con periodistas musicales y artistas, que tienen lugar durante el mes de marzo. A esto se une su festival de música, su actividad central, que después de dieciséis ediciones se ha convertido en una cita ineludible para arandinos y no arandinos. “Hace años Aranda era una ciudad desierta. Con el Sonorama hemos conseguido que la gente de Aranda se vuelva antes de sus vacaciones para ver el festival”, concluye Javier Ajenjo.

1 cartel sonorama

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: