“Creaocupando” los restos del boom inmobiliario con Latidos del Olvido

Intervención artística de Paye Vargas para el proyecto de PAUs. Foto: Latidos del Olvido.

Intervención artística de Paye Vargas para el proyecto de PAUs. Foto: Latidos del Olvido.

Por LAURA FRAILE
(ultimocero.com)

Explanadas desiertas, edificios ya terminados pero sin alguien que ocupe sus habitaciones, esqueletos de casas que pudieron ser habitadas pero que se han quedado en un proyecto sobre un plano, casas unifamiliares abandonadas… Todo esto ha servido como inspiración para el último proyecto de Latidos del olvido, un colectivo soriano que lleva dos años “creaocupando” lugares y que en esta ocasión ha puesto en su punto de mira los efectos del boom inmobiliario producido en España.

Paye Vargas, Diego Llorente y el sr. Arribas, integrantes de este colectivo, comenzaron a recorrer estos lugares antes del estallido de la burbuja inmobiliaria. “Uno de los sitios que visitamos fue la Ciudad del Medio Ambiente de Soria, un proyecto muy polémico que se planteó con un presupuesto inicial de 100 millones de euros y en el que por el momento se han invertido 38. Este proyecto, que se puso en marcha en un espacio protegido ambientalmente situado a 6 kilómetros de Soria, que incluía la construcción de unas cúpulas, una megaurbanización de lujo y unos parkings subterráneos destinados a coches eléctricos, no se ha terminado y ha quedado en el abandono. A esto hay que añadir que la ampliación del hospital de Soria se paralizó porque toda la partida de la Junta de Castilla y León se destinó a esta Ciudad del Medio Ambiente. La última vez que pasamos por allí había ovejas pastando, lo que demuestra el nivel de abandono en el que se encuentra” explica Paye.

Además de este proyecto frustrado, a lo largo de los últimos años los integrantes del colectivo Latidos del olvido han ido efectuando otras visitas a lugares que quedaron a medio construir como una zona del Ensanche de Vallecas de Madrid o el complejo residencial Ciudad Valdeluz, situado en Yebes (Guadalajara). Todos ellos han servido como inspiración para proponer intervenciones artísticas efímeras y creadas expresamente para esos espacios. Sin embargo, y a pesar de que al igual que en anteriores ocasiones los lugares elegidos para las “creaocupaciones” cumplían el requisito de estar en una situación de abandono, estas intervenciones han tenido un componente especial. “En otros proyectos había vestigios de vida, pero éstos eran espacios abandonados antes de haber cumplido su servicio o utilidad. Esto nos ha hecho avanzar hacia un nuevo camino. Ya habíamos trabajado en sitios como pueblos o fábricas que habían sido ocupadas físicamente por personas, pero estos lugares estaban en una desolación total. Allí no ha pasado nada ni va a pasar. Son paisajes fantasma“, continúa Paye.

Ella, Diego y el sr. Arribas comenzaron a realizar sus “creaocupaciones” a partir del pasado mes de octubre. Cada uno fue dejando una huella acorde con su estilo. El sr. Arribas se inclinó por habitar estos espacios con esculturas de hombres creadas con cemento. Diego propuso un trabajo con el espacio y la geometría. Paye, en cambio, se sirvió de palabras y textos inspirados en los efectos del boom inmobiliario. “Con ello quería transmitir todo lo que ocurrió allí, buscaba reflejar cómo han jugado con la ilusión de la gente que quería tener su vivienda y que ha acabado en la ruina total, teniendo que pasar por cláusulas y por momentos de rabia. Han sido palabras que querían contar la vivencia de estas personas que al final no tienen nada“, describe la artista.

Escultura del sr. Arribas para el proyecto de PAUs. Foto: Latidos del Olvido.

Escultura del sr. Arribas para el proyecto de PAUs. Foto: Latidos del Olvido.

Para estas intervenciones han contado con una quincena de colaboraciones de personas como Miguel Amorós, Mario Tejedor, Miriam Tello, así como de colectivos como Spanish Dream o TXP (Todo por la Praxis). “En el caso de Todo por la Praxis, su colaboración ha sido a través de un texto. Ellos han impulsado una plataforma llamada Increasis, en la que se dedican a documentar espacios abandonados para reutilizarlos con fines culturales, como ha pasado con sitios como Can Batlló o el Campo de la Cebada. Tuve ocasión de estar en la presentación de su proyecto, que se hizo en el Medialab-Prado de Madrid, lo que nos ha ido permitiendo establecer sinergias con otra gente a la que le ha ido llamando la atención este tipo de espacios abandonados”, explica el sr. Arribas.

Todos estas “creaocupaciones”, realizadas especialmente en las provincias de Soria y Madrid aunque también se han efectuado en alguna zona de Cantabria, han sido debidamente documentadas y recogidas en una publicación que puede descargarse desde el blog de Latidos del Olvido, configurando así una huella con la que quieren dejar constancia de todos sus proyectos. Aunque los artistas se encuentran muy satisfechos con el resultado obtenido, también reconocen que no ha sido fácil llevarlo a cabo. “Ha sido un proyecto duro a nivel creativo. Para hacer una intervención necesitas un espacio, pero aquí no lo había. Nos encontrábamos con cientos de kilómetros donde no había nada. Entonces nos preguntábamos ¿y ahora qué? Ha sido complicado a nivel plástico, pero con ello hemos entrado en un tema reivindicativo y de actualidad”, continúa Paye.

Intervención artística de Paye Vargas para el proyecto de PAUs. Foto: Latidos del Olvido.

Intervención artística de Paye Vargas para el proyecto de PAUs. Foto: Latidos del Olvido.

Los integrantes del colectivo Latidos del Olvido llegaron hace una semana de Polonia, donde han estado realizando una nueva intervención artística. “Ésta ha sido la segunda parte. La primera la hicimos el año pasado en un pueblo militar abandonado llamado Pstraze, que hace frontera con Alemania, y por donde pasaron tanto los nazis como los rusos. Cada uno dejó allí su huella. Es un pueblo fantasma, en el que hay un teatro nazi y naves enormes, todas en estado virgen. En el pueblo hay dos partes diferenciadas arquitectónicamente: la alemana, construida a base de ladrillo, con casas de dos o tres alturas, y la rusa, construida con bloques soviéticos uniformes y prefabricados. El año pasado estuvimos en la parte soviética y este verano hemos estado en la alemana”, explican el sr. Arribas y Paye.

Sus “creaocupaciones” han mostrado desde esculturas de hombres en situaciones de angustia, sentados y en cuclillas, colocados en lugares inesperados (obras realizadas por el sr. Arribas) hasta fotografías, disciplina elegida por Diego Llorente. Paye, en cambio, ha optado por crear una instalación con velas, a modo de ritual, con elementos como una esvástica, la hoz y el martillo o el símbolo de la independencia polaca. “Hice esta instalación en el sótano de una casa que creemos que pudo cumplir la función de celda”, describe Paye. En esta ocasión, los integrantes de Latidos del Olvido han contado con la colaboración de dos fotógrafos y una pintora polaca. Estas tres personas se encargarán de retomar el trabajo iniciado por los miembros del colectivo soriano.

De ahora en adelante, Paye, el sr. arribas y Diego se han planteado trabajar en cuatro líneas de actuación, todas ellas abiertas a la colaboración con más gente y nacidas, como ellos mismos aclaran, desde un “presupuesto cero”. Dos de ellas estarán centradas en darle continuidad al proyecto de PAUs y al iniciado en Polonia. La tercera, a la que han llamado Proyecto Génesis, se enfocará en la recuperación de todos esos pueblos que en su momento fueron abandonados y que han ido renaciendo. (Prueba de ello es la localidad de Fuentelfresno, en Soria, lugar con el que han estrenado su proyecto y que ha pasado de estar en una situación de abandono a albergar medio centenar de habitantes, una quincena de los cuales son niños). El cuarto proyecto en el que tienen previsto trabajar este año tendrá como protagonista a la línea ferroviaria que une a Santander con el Mediterráneo. “Aunque llevábamos un tiempo pensando en hacerlo, nos decidimos a empezarlo cuando vimos que la línea estaba desmantelándose. En estos momentos, ya están vendiendo las traviesas. Estamos localizando a artistas para que trabajen en toda la línea, ya que queremos usar este proyecto como un nexo de unión entre los artistas de Cantabria y Valencia”, concluyen Paye y el sr. Arribas.

Noticia relacionada:

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: