‘Psoriasis’ poética para curar las heridas

Manuela Paso, autora de `Psoriasis´. Foto: Sergio Parra.
Manuela Paso, autora de `Psoriasis´. Foto: Sergio Parra.

La actriz Manuela Paso presentará su poemario durante el mediodía del sábado 14 de noviembre en la librería ‘A pie de página’ de Valladolid.

Por LAURA FRAILE
últimoCero.com

Aunque la mayor parte de su vida la ha dedicado a trabajar como actriz, ahora se decide a publicar su primer libro. En cualquier caso, Manuela Paso prefiere dejar a un lado el vicio de etiquetar cualquier realidad, sea la de actriz o escritora, en parcelas cerradas. Hija de un escritor de teatro y de una actriz, reconoce que la necesidad de escribir y actuar siempre han estado muy unidas en su vida, siendo ambas unas disciplinas que en definitiva buscan expresar, narrar, compartir. “El artista no es nada más y nada menos que una persona que viene a expresarse. Independientemente del soporte que emplee, cualquier persona que haga un intento por expresar ya está haciendo un intento artístico. La expresión está viva y sólo busca un soporte que se puede encontrar recitando, esculpiendo o escribiendo”, comienza explicando Manuela.

Hace un mes esta madrileña publicó `Psoriasis´, un poemario con el que esta ganadora de un premio Max a la mejor actriz de reparto ha conseguido al fin dar a conocer sus pensamientos más íntimos. “Mi entrada en la poesía ha tenido mucho que ver con la necesidad de decir mi propia palabra, ya que llevo mucho tiempo diciendo la de otros a través de personajes narrados por autores como Valle-Inclán o Lope de Vega. Necesitaba empezar a dedicarle esa energía a escribir mis propias palabras, mi propio conflicto, y a escribirlo interpretando mi dolor, mi pasado, todo lo que me indigna. Empecé a escribir hace un par de años. En ese momento empecé a leer los poemas en sitios como el Bukowski o Diablos azules, ya que necesitaba ver si funcionaban y transmitían. A partir de ahí me di cuenta del bien que me hacían y de cómo provocaban que las cosas se colocaran en su sitio”, indica Manuela.

Unas líneas escritas a modo de presentación de la primera parte de su libro nos dan algunas pistas de lo que nos encontraremos a medida que vayamos profundizando en sus páginas: “La psoriasis (del griego, picor) es una enfermedad (no contagiosa) inflamatoria crónica de la piel que produce lesiones escamosas e inflamadas. Se cree que tiene una importante agregación familiar y que afecta a individuos con predisposición genética”, escribe su autora. Durante la entrevista profundiza en esta cuestión: “La psoriasis es una enfermedad crónica que persigue al que la tiene durante toda su vida. Es como una mochila que esta persona lleva a cuestas. Este picor es una metáfora de lo que incomoda porque no ha sido expresado, ventilado o saneado, a pesar de que se puede curar expresándolo y dejando las heridas al aire”, comenta Manuela durante una conversación telefónica.

Según reconoce, algunos amigos han manifestado su disconformidad con el título de su poemario, pero ella lo defiende por encima de todo. “Es un título expresivo que he usado porque quería hablar del pasado y de una familia disfuncional. En cualquier caso es un libro optimista porque, a pesar del estorbo de la enfermedad, ésta es una buena excusa para ventilar los problemas y las carencias. Mantengo una sensación optimista con la poesía. Para mí un poema es luz. En el momento en el que es expresión se convierte en pura vibración y pura vida”, indica más tarde.

El libro, que está dedicado a sus dos madres, su padre, sus hermanas y su hermano, habla de la disfuncionalidad del pasado y de la vida familiar, pero por encima de todo habla de la relación de Manuela con sus padres. “Este libro es un reconocimiento de lo que han hecho mal pero también de lo que hacen bien. Son poemas en los que hablo de cómo nuestros padres no son perfectos. Esta imperfección también deja un mensaje muy valioso para la vida: puede parecer que todo esto es un sufrimiento pero, bien entendidas, bien recicladas y bien perdonadas, estas cuestiones pueden convertirse en un tesoro. Este libro también se puede ver como un reconocimiento a la imperfección de la vida, como una limpieza de los reproches“, continúa su autora.

Su poemario, que fue publicado el pasado mes de junio por la editorial canaria el Baile del Sol, está dividido en cuatro partes: `Etiología´, `Epidemiología´, `Pronóstico´ y `Tratamiento´. “En la primera, donde ya indico que todo esto tiene una importante agregación familiar, hablo de lo genético y de lo heredado. Esta parte me sirve para presentar la situación y para narrar el pasado, lo que sirve de caldo de cultivo para lo que viene posteriormente. Después hablo de mi etapa como adolescente, en la que escribo sobre cómo fui descubriendo a otras mujeres. Por cierto, suele haber una mayor predisposición a encontrar a psoriáticas que psoriáticos. Estas mujeres me han ayudado a ser la mujer que ahora soy y son las mujeres a las que quería parecerme y a las que creo que me parezco”, aclara Manuela. Entre estas mujeres se encuentran dos muy concretas a las que dedica un par de poemas: Juana Ginzo, a la que rinde homenaje en unos versos que hablan de una niña que ve de lejos a esa mujer a la que le gustaría parecerse, y Ana Rossetti, una escritora a la que Manuela valora especialmente por su generosidad y cercanía. “Me ayudó a plantear el poemario y a darle sentido. Ha sido como mi comadrona”, reconoce esta autora.

`Psoriasis´, que será presentado el sábado 14 de noviembre a las 13.30 horas en la librería vallisoletana ‘A pie de página’, se completa con dos partes más. Por un lado está `Pronóstico´: “En ella hablo de las personas que tenemos algo crónico y de las mochilas o alforjas que todos llevamos. Son mochilas que nos hacen como somos, que nos dan problemas y cosas maravillosas. En el fondo hablo de esa mochila familiar y de mi vida presente, que es la de esa psoriática que va por la vida viviendo diferentes experiencias como la de un viaje por el Ganges o la experiencia con la muerte, donde narro el contacto con una mujer que se me murió en los brazos porque la ambulancia no llegó a tiempo”, explica Manuela.

El libro termina con `Tratamiento´, una parte que su autora presenta con estas palabras: “Los afectados por esta enfermedad tienden a aislarse socialmente debido al miedo al rechazo. En estos casos puede ser necesario el tratamiento psicológico”. Así la describe Manuela: “Hablo de la importancia de saber hacer un balance y una terapia, de comprender de dónde vienes, de perdonar, de no hacer reproches”.

Enfermedades, tratamientos… ¿hay cura para todo esto?, nos podríamos preguntar. Manuela nos da su respuesta: “La curación sólo es parcial, aunque para ello hay que dejar al aire las heridas. Es muy difícil quitarse la mochila de encima, porque va siempre contigo. Lo importante es cuando te das cuenta de que la tienes llena de culpas y errores. Entonces puedes quitártela, mirar lo que llevas dentro y ver qué puedes hacer con eso. No hay que negar la imperfección, hay que trabajar con ese material, expresarlo”.

En definitiva, se trata de comunicar, pero también de conocerse mejor a una misma durante ese proceso. “La capacidad de intimar con una misma es ya una revolución. Sin una revolución íntima no puede haber cualquier otra, como puede ser la del entorno, que requiere de esta intimidad para entregarse a él de una forma limpia y eficaz. Este libro me ha servido para conocerme mejor”, concluye Manuela.

Su libro ha sido publicado por Baile del Sol, una editorial que lleva asentada una veintena de años en la localidad tinerfeña de Tegueste. Según afirma Tito, uno de sus responsables, la idea de montar este proyecto editorial provino de un hecho muy concreto: “Todos proveníamos del mundo de los fanzines y de la música alternativa, pero no teníamos a nadie que nos publicara. Ahora nosotros nos hemos convertido en los editores de la gente a la que le pasa lo mismo”, explica. En todo este tiempo han publicado alrededor de 600 obras distribuidas en una veintena de colecciones, aunque la mayoría de ellas pertenecen a una poesía con una vertiente social y reivindicativa. Entre las próximas publicaciones de esta editorial, dentro de la que el vallisoletano Luis Santana ha sacado a la luz su novela `Al final ni nos despedimos´, se encuentra un poemario de Karmelo C. Iribarren.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .