¿Qué nos sentimos impulsados a revelar?

Bret Bailey. © Fotografía: Pascal Gely.

Bret Bailey. © Fotografía: Pascal Gely.

Por MAGDALENA ALEJO

Esta es una de las preguntas que se hace Bret Bailey, el dramaturgo sudafricano encargado de escribir el manifiesto del Día Mundial del Teatro de este año. El próximo 27 de marzo se celebra esta conmemoración y, quizá, aprovechando esta cuestión sea un buen momento para que los artistas nos paremos a pensar por qué  hemos elegido esta profesión y cuáles son las razones para dedicarnos a este oficio.

Cada persona tendrá sus motivaciones. El punto de unión entre todas las explicaciones será la vocación. Una profesión artesanal como esta, universal, vieja como el ser humano, disciplinada, tenaz y constante en el tiempo como requiere lo realizado a fuego lento y con precisión, una profesión con desplantes y algún aplauso o es vocacional o es de locos, o reúne ambas cosas.

Parémonos a analizar la pregunta. Está muy bien utilizado el verbo, revelar. No solo se trata de un arte para el disfrute sino que de manera inherente tiene la función de descubrir o manifestar al semejante algún secreto, de proporcionar certidumbre sobre alguna cuestión. Por medio de su ejecución implícitamente existe la obligación de mostrar, recrear al propio ser humano en sus matices más profundos.

Es momento de festejar la dedicación a las artes escénicas aunque sea por un día, por unas horas… Celebrarlo con el público, con los compañeros de profesión, con la familia o en soledad, pero festejemos que una de  las artes más antiguas, absolutas, genuinas y vivas sigue existiendo, porque el teatro no morirá ni desaparecerá jamás.

Qué gusto reafirmar que nunca desaparecerá. Miremos donde miremos hay teatro; no solo en el hecho teatral en sí, también en la política, en las manifestaciones, en los tan de moda coach, en los concursos de televisión, en la radio, en la cola del pan o en el brote de la flor del almendro que estos días explota en sus ramas. Todo se ayuda del teatro para desarrollarse. Vivimos rodeados de teatro, vivimos en el teatro, ¡aprovechémoslo!, es una buena revelación.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: