Marcos Ana: “La cárcel fue una universidad para mí”

Marcos Ana durante el homenaje celebrado este lunes en Valladolid. Foto: L. Fraile.

Marcos Ana durante el homenaje celebrado este lunes en Valladolid. Foto: L. Fraile.

El poeta salmantino, que  pasó 23 años encarcelado durante el régimen franquista, acudió este lunes al centro cívico vallisoletano Bailarín Vicente Escudero para presentar `Vale la pena luchar´, su último libro. El próximo 22 de abril recibirá el Premio Castilla y León de Valores Humanos 2013.

Por LAURA FRAILE
últimoCero.com

Tiene 93 años, pero conserva intactas su energía y la convicción en sus ideales políticos. Marcos Ana, que sufrió en carne propia la represión de la dictadura, está convencido de que sigue valiendo la pena luchar. Así lo demostró este lunes 14 de abril, por la tarde, durante un homenaje organizado por el Ateneo Cultural Jesús Pereda y el Colectivo contra el Olvido de la Universidad de Valladolid, acto que ha tenido lugar una semana antes de la entrega del Premio Castilla y León de Valores Humanos 2013. Este galardón, que este año ha recaído en este poeta por su “apuesta personal por un futuro de pluralidad, convivencia, reconciliación, de hecho común y concordia”, le será entregado el 22 de abril en un acto que tendrá lugar en el Centro Cultural Miguel Delibes.

El homenaje comenzó con la lectura por parte de la actriz Marta Ruiz de Viñaspre de una serie de poemas de Marcos Ana, contenidos en su libro `Poemas de la prisión y la vida´. A continuación intervino el periodista y escritor Ernesto Escapa, quien reconoció sentir un “alivio personal” por el hecho de que este poeta al fin fuera reconocido en su tierra dentro de una modalidad que resaltase su “compromiso personal con su gente, su historia, su época y sus contemporáneos”. “Él es un estandarte de la resistencia personal a una situación sumamente ingrata vivida durante veintitrés años en los presidios franquistas durante los que no acumuló rencor ni resentimiento”, continuó este periodista, quien hizo mención a algunos libros de Marcos Ana como `Poemas desde la cárcel´, `Decidme cómo es un árbol. Memoria de la prisión y la vida´ o `Vale la pena luchar´, su último libro, al que describió como una invitación para vencer la sensación de incertidumbre de nuestra época.

En este acto también participó Asunción Esteba, integrante del Colectivo contra el Olvido, quien reconoció que Marcos Ana cambió su vida. Asunción aprovechó su turno para compartir lo que, en su opinión, facilitó que este poeta pudiera soportar la vida en la cárcel: “Por un lado lo consiguió porque tenía una ideología que compartía con sus compañeros. También lo logró porque se miraba en el otro, se diluía en él. Por último, Marcos pudo soportarlo porque descubrió el valor de la palabra y de la poesía como acto creativo y solidario”, indicó Asunción, quien finalizó su turno de palabra recitando un poema de Giorgos Seferis.

El final de este homenaje estaba reservado para la intervención de Marcos Ana y su editor Osman Vega, quien empezó recordando aquel día del año 1963 en el que ambos se conocieron en su Chile natal, sin saber que un poco más tarde acabaría siendo su “camarada, amigo y editor”. Fue allí donde Marcos conoció a Neruda, quien le convenció de que debía escribir sus memorias, y donde años más tarde, después de haber publicado varios libros, se encontró con un buen número de lectores que se sabían de memoria sus poemas y que se llamaban como él, huella de un homenaje realizado a este poeta por sus padres.

Marcos, que recordó su incorporación a la lucha a los 16 años para defender la República, mencionó su larga etapa en la prisión describiéndola como una universidad y una consecuencia de una vida de revolucionario que sabía que podía tener que pagar un peaje si perdían la batalla. Su encarcelamiento, según reconoció esta tarde, fue una “escuela de fraternidad, una oportunidad para conocer al ser humano y para conocer el valor de la lealtad a las ideas”. También aprovechó para explicar sus comienzos como poeta, inicios que tuvo que vivir en una celda de Burgos en la que no era fácil acceder ni al papel ni a los libros de poesía. En este momento recordó las dificultades para disponer de ciertas obras que siempre corrían el peligro de acabar en las manos de los guardianes. Aun así, según contó, se las ingeniaban para pedir algunos libros que les mandaban desde Francia y que ellos, tomando las obras que estaban permitidas y que formaban parte de la biblioteca oficial de la prisión, se encargaban de camuflar haciéndoles pasar por libros que no eran, tal y como sucedió con el `Canto general´ de Pablo Neruda.

Marcos Ana, que también rememoró sus viajes por América Latina una vez que pudo salir de la cárcel, terminó su intervención animando en un día como hoy a “rescatar la República que nos robaron a tiro limpio” y a “luchar por la III República”. Este poeta, al que hace unos días rindieron un homenaje en su Salamanca natal (donde se celebró un concierto con siete cantautores que musicalizaron sus poemas) así como en Burgos (donde se exhibió una muestra de cuadros de Javier Larrauri que ahora se puede ver en el Espacio Tangente), recibirá el próximo 22 de abril el Premio Castilla y León de Valores Humanos 2013. El acto de entrega de este galardón tendrá lugar a partir de las 18 horas de la tarde en el Centro Cultural Miguel Delibes.

Noticias relacionada:

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: