María Antonia Ortega, Julia Otxoa y María Negroni abren la colección “eme”

Los tres primeros títulos de la colección "eme" de Ediciones La Palma.

Los tres primeros títulos de la colección “eme” de Ediciones La Palma.

Desde la ya consolidada Ediciones La Palma —conducida por la poeta y editora Elsa López desde 1989— nace ahora una nueva colección de poesía y ensayo: eme ::: escritura de mujeres en español, cuya creación y dirección se encuentra en manos de la poeta y editora Nuria Ruiz de Viñaspre (galardonada este año con el Premio Racimo de Literatura 2013).
El propósito de la colección es “visibilizar la buena literatura escrita por mujeres, para ofrecer un amplio catálogo femenino de voces españolas junto a otras hispanoamericanas de gran calidad”.

Los tres primeros títulos, ya en las librerías, son: ‘El Emparrado’ de María Antonia Ortega, ‘Jardín de arena’ de Julia Otxoa y, por último, ‘La jaula bajo el trapo’ de la argentina María Negroni.

Ruiz de Viñaspre, directora de eme, acaba de sacar a la calle estos tres primeros títulos, entre los que ya se encuentra la primera autora hispanoamericana de la colección. En este sentido, eme contará con la poeta Esperanza López Parada, profesora titular de literatura hispanoamericana en la Universidad Complutense de Madrid, que preparará para un futuro próximo una antología de estas voces.

El 27 de mayo la nueva colección de poesía y ensayo se presentará en La Central de Callao (Madrid), interviniendo en el acto Elsa López (poeta y editora de Ediciones La Palma), Nuria Ruiz de Viñaspre (directora de la colección) y las autoras María Antonia Ortega (Madrid), Julia Otxoa (Guipúzcoa) y María Negroni (Rosario, Argentina).

Las tres poetas que abren la colección "eme" de Ediciones La Palma.

Las tres poetas que abren la colección “eme” de Ediciones La Palma.

: : : ‘El Emparrado’ de María Antonia Ortega

01_Cub_El  emparrado

Portada.

Aborda la temática del lenguaje en lo que respecta a su entonación, cuestión de suma importancia en el tiempo presente, sosteniéndose que en esta etapa de la Historia la palabra ha de ser modulada de otra manera diferente, suavizándose, ahora que por haberse desarrollado todavía más la conciencia no se puede eludir la visión total de las cosas. (María Antonia Ortega).

Pues un caballo

sujeto a una argolla de oro

que corre en círculo

es su anillo:

No ser de Él

sino en Él,

es su gozo.

Iniciación.

 : : : ‘Jardín de arena’ de Julia Otxoa

02_Cub_Jardin de  arerna

Portada.

Jardín de arena habla del desierto y del jardín como espacios en diálogo de un mismo tiempo circular. Desde la circunstancia extrema del ser expulsado de todos los lugares, desde el destierro, en el que todo se detiene para renacer en el jardín como descubrimiento iniciático. Desde la radicalidad del vacío, el alumbramiento. Perder el lenguaje para hallarlo al fin, en llamas. Tránsito de arena hacia la raíz y la palabra, desenterrando el canto. (Julia Otxoa).

Obligados a comer junto a las letrinas

como animales.

¿Es ésta la escritura bárbara

de vuestras credenciales?

Vuestro desprecio

nos corona cual extranjeros príncipes,

vuestra crueldad nos hace invulnerables,

y desde nuestras heridas y a poco que os esforcéis

en desollarnos vivos,

nos veréis como inalcanzables aves

sobrevolar vuestras cabezas de faunos

para burlar una y otra vez vuestros oxidados fusiles.

: : : ‘La jaula bajo el trapo’ de María Negroni

03_Cub_negroni_ok-3

Portada.

Negroni hace gala, en este largo poema de amor, de una distancia samurái, oponiendo a la lírica intrauterina de Luce Irigaray en ‘Jamás la una sin la otra’ (también teatro entre una mujer y su madre) la meticulosa puesta en escena de una tragedia que nunca se desencadena. ‘La jaula bajo el trapo’ tampoco permite una lectura en clave autobiográfica. “La biografía –dice– no es más que una oportunidad para ciertas conclusiones, una desesperación, solo eso”. Como en ‘Fragmentos de un discurso amoroso’ de Roland Barthes, se trata más de un discurso estructural que psicológico. Tanto así que podríamos parafrasear el acápite de aquel libro (“Es pues un enamorado el que habla y dice”) y reescribir: “Es pues una hija la que habla y dice” (María Moreno).

penumbra

madre hija

ambas están sentadas, expresión ausente, melancólica más bien. Con un dejo de furor o reproche aunque sería prematuro indagar a quién o por qué. La madre, a la izquierda, la boca apenas torcida, el párpado entornado, como pensando grandes incendios preceden. La hija, en idéntica postura, aunque el gesto es menos sosegado: la corroe, por momentos, la esperanza. Aunque a veces pareciera oírse la voz de la madre, es la hija quien habla, siempre (la voz interior no es monólogo). Su tono, de alertas, barcos en guardia, banderas, casi nunca degenera en sermón. Jamás en lirismo. Apenas se postula como destino, se confiesa como una codicia de algo.

de la cabina del operador de luces, ubicada en el centro del escenario, salen las notas que se intercalan en el discurso de la hija, se oyen como si fueran emitidas por la radio, en un registro liviano, impersonal.

detalles a notar:
mariposas boreales
crisantemos ajados
latas vacías de coca cola
desperdicios
en una palabra: materia viviente.
sólo el televisor (a un costado) es
tan pulcro.
sólo las imágenes que proyecta en
la habitación y que miramos
con cierto horror, alivio.

una voz (que resulta imposible identificar) repite como una letanía:
–se me ha perdido una niña

esto, intermitente, durante toda la escena.

Más información de la colección:

 

  1. Pingback: María Antonia Ortega, Julia Otxoa y María Negroni abren la colección “eme” | ED. LA PALMA colección:eme

  2. Pingback: Presentación eme en Madrid | ED. LA PALMA colección:eme

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: