Tam-Tam Press

Juan Galiardo: “Cuando me decidí por el jazz sabía dónde me metía”

Juan Galiardo, en León. © Fotografía: E. López.

El pianista gaditano Juan Galiardo, una de las más firmes promesas del jazz nacional, culminará este sábado 3 de mayo el taller que ha impartido en El Albéitar (León) con una jam session, a las 21 horas, en la que participarán un puñado de músicos leoneses. Entrada libre y gratuita.

Por EMILIO L. CASTELLANOS

El  taller de armonía moderna e improvisación que imparte estos días Juan Galiardo en El Albéitar (León) quedará coronada con una jam-session, prevista para las nueve de la noche del día 3 de mayo, que se antoja realmente privilegiada dada la entidad de los músicos que participarán en ella. El pianista gaditano sumará su talento al que atesoran esos intérpretes que con él han estado conviviendo en unas jornadas didácticas organizadas por la asociación ‘100 to Jazz’ y cuyas contribuciones han rotulado con enorme trazo el devenir de  la música leonesa más reciente. Jesús Nava, Juan Luis García, Jorge Majo, Javier Baíllo, Juanjo Alonso, Javier Arias o Luis Gutiérrez son algunos de los alumnos que han participado en este curso bajo la tutela de Galiardo y de los que se espera su presencia en la jam.

“Seguro que nos lo pasamos muy bien. Yo voy a ser uno más ahí en primera línea de batalla”, comenta un Juan Galiardo que conserva lazos muy cómplices con la música de León.

Juan Galiardo habita ya las cumbres del jazz nacional y su trayectoria se amplifica de manera permanente. Titulado en Berklee, “algo que no me condiciona”, su paso es firme y continuo y su apuesta por el jazz definitiva. “El jazz siempre ha sido una música minoritaria. Sabía dónde me metía. Yo me lo he buscado. No se pueden tener demasiadas pretensiones con esta música en cuanto a repercusión. No obstante, estoy muy contento. Mi meta fundamental es seguir aprendiendo, mejorando y tocando un poquito mejor”, asegura el artista andaluz, quien alterna su labor como intérprete con la de compositor. “La composición me resulta muy difícil. No compongo tanto como me gustaría porque tardo mucho y no  quiero forzar demasiado las cosas. A veces surge un tema en una hora y luego me tiro tres meses sin que me salga nada. No tengo ninguna metodología. La música surge cuando menos te lo esperas. Para mí una improvisación es ya una composición”.

Galiardo sólo ha publicado un disco como líder de su propia banda, aunque su nombre ha aparecido en los créditos de otras grabaciones. ‘Juan Galiardo’, que así se titula, lleva fecha de 2012, su elenco queda completado con los nombres de Jerry Bergonzi (saxo tenor), Joe Magnarelli (fiscornio y trompeta), Dave Santoro (bajo) y Andrea Michelutti (batería) y de los nueve temas que lo articulan cinco cuentan con su firma y el resto son estándares. “Soy una persona muy autocrítica y perfeccionista y nunca estoy del todo contento con lo que hago, y eso me pasa también con el disco. Gracias a él por fin  me decidí a hacer algo, además junto a unos músicos excelentes. Jamás me hubiera imaginado que podría haber grabado con gente de tanta calidad. Al final, sí, realmente estoy satisfecho con el trabajo que hicimos”. No sabe cuándo llegará el siguiente. No es un plan a corto plazo aunque sí una posibilidad que tarde o temprano acabará concretada. “Si he tardado 35 años en hacer éste, dentro de otros 35 haremos el siguiente… Las matemáticas no fallan”, bromea. El ya va acumulando ideas y temas nuevos que finalmente acabarán desembocando en otro álbum.

Juan Galiardo hizo frente al formato quinteto en su disco. “Me gusta porque las melodías y las presentaciones de los temas suenan muy contundentes y tienen mucho más color”. Aun así, el trío (la suma de piano, contrabajo y batería) le inunda de motivaciones. “Al principio me daba un poco de miedo porque estás muy expuesto y debes llevar todo el peso del grupo pero de un tiempo a esta parte me siento muy a gusto con este tipo de formación”.

La música: expresión y comunicación

“Siempre he sido una persona bastante tímida, que no habla mucho… La música supone para mí una forma de expresión, una manera de comunicarme con los demás”, asegura este músico que acabó decantándose por el piano —“siendo de Cadiz podría haber acabado tocando la guitarra española”—, atrapado por aquellas melodías de Art Tatum, Oscar Peterson o Bill Evans que nacían de los discos de su padre. “Todos los pianistas que intentamos tocar jazz tenemos influencias, queramos o no, de esos grandes maestros”.

“Lo que más me gusta es tocar con un grupo”, insiste Galiardo para quien la relación con los músicos que le acompañan debe trascender lo puramente artístico y ser depositaria de aspectos más humanos. “Intento que sean siempre buenos amigos. A veces prefiero tocar con un músico que no sea tan bueno pero al que me une una buena relación. Es importante porque se acaba reflejando en la música”. Precisamente, fortalecer esos lazos con el resto de músicos le resulta fundamental. No le gustan las imposiciones y bajo esa pauta interactúa con sus compañeros. “Me gusta que cada cual haga las aportaciones que quiera. No soy ese tipo de músico que lo tiene todo pensado. Sí tengo el tema hecho, pero a partir de ahí todos hacemos las reinterpretaciones que sean necesarias. La improvisación es realmente importante. Se establece un clima de confianza entre todos que es realmente fundamental”.

La cultura, el jazz en particular, vive momentos complejos. “La cosa está complicada, aunque es verdad que el jazz siempre ha sido complicado. Aun así, las escuelas han ido dando sus frutos y hay ya músicos jóvenes que tocan realmente bien. Hay más ambiente, incluso en sitios donde antes no lo había. Eso es fundamental. Ahora se necesita mayor infraestructura de clubes y festivales y que estos apoyen más a los músicos españoles”. “Afortunadamente, no me falta el trabajo ahora mismo”, comenta un músico que aboga por tocar y tocar. “Es nuestra salvación”.

A Galiardo le gusta también estrechar lazos con el público durante sus actuaciones —“siempre nos reímos mucho”— en las que no faltan los estándares: “Me encanta tocarlos”.

Lugar: Teatro El Albéitar (León)
Fecha: Sábado 3 de mayo, a las 21 horas
Entrada: Libre y gratuita

42.599894 -5.571733