TAC / El sínodo del silencio

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Crónica loca sobre el original espectáculo de Alicia Soto-Hojarasca en el claustro del Museo Nacional Colegio de San Gregorio, en el que se combina la arquitectura del lugar, la música de banda y la danza contemporánea…

Por ISAAC MACHO

Quedan unos minutos para mediodía y en la calle Cadenas de San Gregorio se va concentrando el público llegado de todos los rincones de la geografía europea, admirando, de paso, la preciosista ornamentación plateresca de la portada del Museo Nacional de Escultura-Colegio de San Gregorio. Cuando por fin se abren las puertas, los administradores del edificio van permitiendo el acceso ordenado a los espectadores hacia el interior. Desde el patio de los Estudios, dominado por una crujía que se resuelve con tres arcos enriquecidos con decoración vegetal, finalmente, los invitados entran en el claustro donde los ojos se turban ante los maravillosos arcos rebajados con decoración de bolas, cruces dominicas y escudos medievales.

En el fondo norte, inmóviles, siete músicos rodean a una dama, vestida de riguroso blanco. Aquí va a celebrarse el sínodo anunciado meses atrás bajo el título Cartografía de un cuerpo en un espacio arquitectónico. Estudio 2: silencio. Según consta en el documento enviado a los cientos de convidados a este cónclave artístico, se trata de una performance que combina la tradición de la música de Semana Santa con la danza contemporánea. ”Una escultura viviente ausente de policromía donde predominan el blanco, el tiempo y el silencio”.

Por el lado sur bajan desde la sala capitular por las amplias escaleras –con su hermosa balaustrada– el dominico fray Alonso de Burgos, Bartolomé de Carranza, Luis de Granada, Melchor Cano y Gil de Siloé. Procedentes del salón de grados, también se dirigen al patio central Luis de Granada, Simón de Colonia, Juan Guas y Juan de Talavera, todos ellos impulsores del edificio y la trascendencia histórica de sus tesoros.

En el lado oeste ya esperan sentados el inicio de la asamblea Berruguete, Juan de Juni, Gregorio Fernández, Pedro de Mena y Alejo de Vahía, entre otros artistas de renombre. De las celdas de los colegiales van llegando teólogos, místicos, juristas e inquisidores dispuestos a descubrir nuevas enseñanzas para incorporarlas a su saber enciclopédico.

Al ritmo de la música la dama comienza a moverse, sufriendo en dolorosa soledad, sobre la fría piedra del escenario gigante que domina este claustro cargado de filigrana. Arquitectura, espectadores, autoridades, el tiempo y un cuerpo cargado de energía, viven una experiencia sobrenatural, solo rota por los clic de las cámaras.

Las partituras Madre Angustias, Cristo del Amor y La Pasión, interpretadas por los 50 músicos de la Banda de Cornetas y Tambores “Sagrada Familia” de Valladolid preparan la alfombra para que la gran dama ofrezca su inspiración a un nuevo amanecer en este paisaje cargado de emociones.

Crece el aura del lugar a medida que avanza el espectáculo con la bajada de los músicos de la banda desde el primer piso al recinto central del claustro. Los protagonistas ofrecen los momentos más brillantes del acto creándose una relación íntima entre el cuerpo, el espacio arquitectónico y los espectadores. La danzante cambia de registro y empieza a bailar con dulzura. Resucita…

Cuando Alicia Soto se encarama a los hombros de sus compañeros, como un solo cuerpo, y pronuncia el único texto de la perfomance “hay un pájaro blanco en mi corazón que quiere salir pero yo soy tan dura con él que le digo: quédate ahí dentro, no dejo que nadie te vea”, se desvanece el sol de los sueños.

Jony resume el espectáculo en una “amapola”; a Laura le trasmite “relajación” y “tranquilidad” y para Francisco Javier González y José Luis Sáez –los cuatro, componentes de la banda– lo que acaban de ver les ha producido “emoción” y “silencio”. Raquel y David, venidos desde Vitoria, destacan las excelencias del espacio, la acústica, la puesta en escena…

Las autoridades del siglo XV y siguientes, presentes en el cónclave, no quisieron ofrecer sus impresiones a los cronistas al término del sínodo, algo que tardará tiempo en repetirse.

Este mapa de cartografías comenzó el recorrido el pasado mes de abril en el salón de los Espejos del teatro Calderón de Valladolid y proseguirá su andadura por Digne-les-Bains (Francia) para concluir en Lisboa. En esta composición plástico-sonora colabora la directora de la compañía FIAR y prestigiosa artista portuguesa Dolores de Matos, responsable del asesoramiento teatral.

No es la primera vez que esta Banda de Cornetas y Tambores “Sagrada Familia” participa en el TAC con un espectáculo de calle. Hace dos años colaboraron con Albert Vidal en Silencio Blanco.

  1. Dolores de Matos

    Gracias a todos por tanta emoción.

  2. susana herreras

    La magia llenó todo el espacio. La danza, la música y el espacio nos relajó el corazón y el alma. Algo increiblemente bello. Gracias Alicia.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: