Maragatería: “El País de los Pequeños Placeres”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La escritora de origen maragato presenta este domingo, 24 de agosto, en la iglesia de Boisán de Somoza (Astorga), su último libro, El País de los Pequeños Placeres. Lo hará con una lectura de poemas, acompañada por la compositora y cantante María José Cordero, en un acto que comenzará a las seis y media de la tarde, y que finalizará con baile maragato guiado por el maestro “tamboritero” Maximiliano Arce.

Por MARIFÉ SANTIAGO BOLAÑOS

Empecé a escribir “con método” El País de los Pequeños Placeres en el verano de 2003, cuando mi sobrina Ana, que tenía tres años entonces, comenzó a hacerme preguntas sobre la casa donde compartíamos agosto en Maragatería, sobre el jardincillo y la extraña ruina que lo sostiene, sobre las fotografías, sobre los objetos de las habitaciones, sobre algunas piedras blancas y brillantes que ocupaban el sitio y la importancia de los libros o de los recuerdos de viajes, sobre las puertas que daban a lugares donde las niñas no podían bajar. Preguntas que señalaban el misterio de lo ínfimo, la sorpresa escondida en lo cotidiano y en lo necesario. Preguntas sobre el tiempo y las ausencias inevitables, aunque también las que habrían de convertirse en compañeros de juegos y de esperanzas. Fue, me parece, una forma de responderme yo a mí misma sobre el porqué de sus dudas e intuiciones tantas veces idénticas a las mías, a pesar de que estas últimas contaran con cuarenta años más. Es así: no hay, al final, tanta distancia cuando nos referimos a la complicada sencillez de la vida. Hay pequeños placeres en un país cuya geografía tiene el mismo tamaño que el corazón, el sueño y la memoria.

En 2012, “Musa a las 9” editó El País de los Pequeños Placeres en formato digital bajo el amparo de sus anfitrionas Beatriz Rodríguez y Leonor Medel, quienes lo custodian como libro electrónico desde entonces. Hicimos una lectura pública en el madrileño teatro Fernán Gómez dirigido, en aquel momento, por mi querido Miguel Munárriz; una vez más el buen hacer de grandes amigos, como Palmira Márquez (directora de la Agencia Literaria DosPassos, cómplice y compañera de mis andanzas creadoras) o Daniel Hernández (exquisito bailarín cuyo talento solo es comparable a su generosidad extraordinaria) permitieron que la geografía de la intimidad y sus delicias latiera más alto porque eran más los corazones que la poblaban. Cada persona ha de cuidar la suya, su propio canto; el libro solo era, solo es recordatorio por si las derrotas se atrevieran a mandar…

Ahora es la delicadeza de Héctor Escobar y todo su equipo de Ediciones Eolas la que entrega El País de los Pequeños Placeres en un precioso libro de papel. He revisado todos sus textos para la ocasión, y he añadido fragmentos que no estaban en la edición anterior. Igualmente, se han incorporado fotografías tomadas en momentos y lugares muy distintos, pero con la particularidad común de que siempre traían a mi memoria su sentido simbólico cuando las realizaba y, muchas veces, determinaron algunas de sus páginas. Tómense, pues, como apuntes, como anotaciones y como ofrendas, como esos versos cuyas raices se depositan en cualquier extremo de las cosas aguardando su crecimiento si la palabra poética lo estima, si la Belleza lo llama.

Hace ya cerca de veinte años, también contando con la organización de la Asociación Cultural de Amigos de Boisán como ahora, presentábamos en los veranos de este “país de los pequeños placeres” un libro sobre el pueblo de mis antepasados maragatos. Al acabar el acto, se me acercó un desconocido emocionado: “No soy de aquí, pero deme un abrazo porque maragatos somos todos”. Se ha convertido en una máxima ética para mí: amistad, la ilusión creadora capaz de fundar mundos cuyo valor se esparce fecundando la vida de respeto y memoria, apartando cuanto de belicoso, demoledor y dañino pudieran traer fronteras interesadas o tradiciones segregadoras.

El domingo 24 de agosto, cuando los recuerdos y sueños de futuro que configuran El País de los Pequeños Placeres sean pájaros danzando en el aire, árboles que regalan su sombra y sus frutos, ante la mirada protectora del sagrado Monte Teleno habrá baile maragato ritual conducido por el maestro “tamboritero” Maximiliano Arce Simón… Para que maragatos y maragatas lo seamos, claro que sí, todos, para que desaparezca el dolor que demasiadas veces portan las palabras soledad, abandono o extranjería… Para que nos enreden con sus tejidos de libertad todas y cada una de las Damas Hermosas que han hecho de este lugar del alma una “reserva natural de la Felicidad”.

  • Presentación del libro El País de los Pequeños Placeres (León, Eolas, 2014) de Marifé Santiago Bolaños.
    Lugar: Iglesia de Boisán de Somoza (Maragatería-León).
    Día y hora: Domingo 24 de agosto de 2014, a las 18’30 horas.
    Acompañará a la autora la compositora y cantante Mª José Cordero.
    El acto finalizará con baile maragato guiado por el maestro “tamboritero” Maximiliano Arce.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .