El jazz manouche español encuentra uno de sus rincones preferidos en Villamañán

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El festival Villamajazz vive este año su novena edición y vuelve a rendir tributo a la obra de Django Reinhardt. Arrancará el próximo día 5 de septiembre con una charla a cargo del poeta y músico Ildefonso Rodríguez y se cerrará el día 7, domingo, tras trece actuaciones, más que en ninguna otra edición.

 Por EMILIO L. CASTELLANOS

Ni los propios habitantes de Villamañán son unánimes a la hora de justificar la presencia de tres sardinas en su escudo. Son varias las explicaciones que se manejan y ninguna resulta descabellada. Es una de esas preguntas que no revela respuestas definitivas. Todo lo contrario que esa otra que indaga en las razones por las que Villamañán, una población leonesa de no más de mil habitantes, ha acabado convirtiéndose en uno de los referentes imprescindibles del jazz manouche en España.

Esta modalidad (también conocida como gypsy jazz o swing), que encuentra su principal germen en la actividad musical que los gitanos nómadas europeos (fundamentalmente de Francia y Bélgica) emprendieron sobre todo entre los años 30 y los 50 del pasado siglo, disfruta de un acomodo privilegiado en la historia del jazz gracias sobre todo al liderazgo ejercido por el guitarrista Django Reinhardt (propietario de una técnica realmente insuperable que se ha perpetuado con el paso del tiempo gracias a la admiración que, generación tras generación, siempre ha despertado el carismático músico belga) y a aquella mítica formación que él encabezó, el Quintette du Hot Club de France, sometida al efecto de la cuerda y donde también destacó sobremanera otro gran genio, el violinista parisino Stéphane Grappelli.

Lo dicho. Que el universo ‘manouche’ nacional fije su mirada en Villamañán cuando arrecia septiembre se debe sobre todo al festival de jazz que desde hace nueve años allí brota con voz propia, siempre al amparo de la fiesta del pueblo (la tradicional celebración de La Virgen de la Zarza), y amplificado por una asistencia numerosa que con el tiempo ha ido multiplicándose.

En el origen: Joaquín Tejedor y el Swing Combo

La cosa empezó de la manera más simple. Un abogado, Joaquín Tejedor, atrapado por su devoción musical, descubrió el jazz manouche, y a Django por extensión, y se dejó envolver por su poder de seducción. La guitarra, cuyo uso ha ido perfeccionando al amparo de la Escuela Municipal de Música, Danza y Artes Escénicas de León, le desembarazaba entonces (y ahora también) de tantas horas de papeleos y juicios y le elevaba a un estado de auténtica satisfacción personal. El manouche, a diferencia de otros géneros, tenía algo singular para él y pronto acabó reverenciándolo. Solo y en compañía de otros, sus compañeros de grupo, Swing Combo, que ha sobrevivido hasta hoy y que sigue, igual que el primer día, adorando fielmente la memoria y la obra de Django Reinhardt.

Tejedor desciende de una familia de ‘sardineros’ incombustible e incuestionable. Vive Villamañán con auténtico delirio y fidelidad. Dos pasiones así, su pueblo y la música, pronto acabarían íntimamente ligadas gracias a una idea que finalmente fructificó y acabó materializándose en un festival de jazz que quedó bautizado como Villamajazz y que encontró en la imagen de una liebre en plena carrera su principal motivo icónico. Joaquín, arropado por sus amiguetes, se puso manos a la obra y ese pequeño capricho es ahora ya, nueve años después de aquel primer sueño, un auténtico monumento al jazz manouche, principal argumento de su propuesta, y en una apuesta definitiva por la idea de fiesta abierta y participativa.

Música a pie de calle

Porque si algo caracteriza al Villamajazz es precisamente su capacidad para reinventarse todos los años y, sobre todo, para integrarse plenamente y sin fisuras en la realidad cotidiana del pueblo. Las actuaciones obvian los escenarios al uso, se sitúan al pie de calle y el público mantiene una proximidad casi íntima con los músicos. El ritual de la música trasciende cualquier solemnidad, elimina cualquier barrera que lo pueda obstaculizar y queda alentado por el estrecho contacto que mantienen intérpretes y audiencia y por supuesto por un contexto, las calles y rincones de Villamañán, que le confieren una riqueza y un aroma sin iguales.

Trece conciertos en esta 9ª edición

La edición número nueve del Villamajazz, la que arranca el 5 de septiembre y se clausura el día 7, destaca por la cantidad de conciertos que la pueblan. Trece. Más que nunca. Convive el festival con auténtica armonía con el programa de fiestas de Villamañán y actos de una y otra procedencia quedan maridados por la naturalidad. Así, la paella popular, una de esas celebraciones que dan satisfacción al concepto de colectividad y que en un pueblo como Villamañán provocaría el cese inmediato del alcalde si no se celebrara, siempre ha compartido espacio y tiempo con alguno de los espectáculos del Villamajazz. Sin estridencias de ninguna clase o ánimos de imposición. Tal cual. Y es ahí, en instantes así, cuando se es consciente de la grandeza de un festival que no renuncia a sus rasgos culturales pero tampoco al marco popular que lo acoge y sin el cual acabaría perdiendo su encanto e incluso su razón de ser.

En tiempos de crisis como estos, donde la cultura es continuamente ninguneada y pisoteada por los poderes de la Administración, el Villamajazz suple sus limitaciones presupuestarias con mucha imaginación. Joaquín trenza la programación haciendo uso de unas capacidades para la prestidigitación que ojalá otros, con muchos más euros a su disposición, tuvieran.

El Ayuntamiento de Villamañán y la Diputación de León, a través del ILC, colaboran para cuadrar las cuentas, pero parte del presupuesto se salda con la venta de ‘merchandising’ propio. La comercialización de camisetas y chapas son imprescindibles para el saneamiento de un festival que, además, gracias al prestigio que va atesorando y a las excepcionales dotes para las relaciones públicas y la negociación de su principal promotor acaban desatando el interés de muchos músicos españoles, que acuden a él (en muchos casos ofreciéndose) con sus cachés reducidos. Además, esas camisetas y esas chapas inundan de color Villamañán durante el tiempo que dura el festival. Cada edición se identifica con un color. En la de este año dominará el azul, como en otras lo fue el rojo o el verde fosforito. Y ese color azul se impondrá en cualquiera de las celebraciones hasta que el Villamajazz diga adiós hasta el año próximo. Joaquín, por supuesto, no podría hacer nada de esto sin la ayuda de sus amigos primero y sin la de todo el pueblo después. El Villamajazz se corona como una muestra ejemplar de solidaridad y empeño común y ahora mismo serían ya imposible de concebir unas fiestas de La Virgen de la Zarza sin su jazz.

Es el Villamajazz un festival impredecible en el que todo es posible, como que un grupo rockabilly se cuele en su programa de conciertos. La banda leonesa The Kickers presentará su nuevo disco, ‘Rockin’at midnight hour’, en el transcurso de la noche del sábado en la Calle Nueva. Su actuación se verá interrumpida durante un ratín por otro de esos actos que en Villamañán son ya sagrados: los fuegos artificiales. Además compartirá tiempo con una verbena en la Plaza Mayor a cargo de la orquesta Kronos, lo que confirma que la ubicuidad es posible en este pueblo leonés, en el que a altas horas de la madrugada (realmente a cualquier hora) es fácil encontrarse con músicos de jazz enredados con sus instrumentos y poniendo el acento musical a una noche que empieza a clarear. Son las famosas jam sessions que otorgan seña de identidad a un Villamajazz que no deja de sonreír a la actividad y al pueblo que lo abraza durante sus tres días de duración.

Ildefonso Rodríguez, el Quinteto Cova Villegas y el jazz leonés

Es costumbre que el Villamajazz arranque con la intervención de una personalidad del mundo del jazz a modo de pregón (o charla informativa, como reza en los programas). La de este año corre a cargo de uno de los nombres de privilegio de la cultura y la música leonesas: Ildefonso Rodríguez. Además de escritor y destacadísimo poeta, siempre ha brillado como artista al borde del precipicio asumiendo toda clase de retos creativos y liderando proyectos que desvelan su lado más osado. El jazz leonés le debe mucho. Ha sido uno de sus pioneros y unas de sus piezas más activas gracias a la participación en grupos tan variopintos como El Combo de Sara, Almacén de Caramelos, Dadajazz o el Quinteto Cova Villegas, por mencionar alguno de ellos. Además, coordina el Aula-Taller de Música Improvisada de la Escuela Municipal de Música de León y es miembro destacadísimo de Sin Red, ese cuarteto que propugna el contacto de la música improvisada y la poesía.

No cabe duda de que la trayectoria de Ildefonso resulta dilatadísima y su contribución a la realidad cultural de la provincia ha resultado muchas veces decisiva. Él pronunciará esa charla y abrirá así un Villamajazz que no podía dejar escapar la oportunidad de disfrutar del Ildefonso Rodríguez más musical. Así, un cuarto de hora después de su alocución, a eso de las 20.30 horas, dejará los folios y cargará con su imprescindible saxo (también toca clarinete bajo, flautas, percusiones… en un alarde de permanente de versatilidad) y se integrará en una de las formaciones que ocupan ahora su atención: el Quinteto Cova Villegas. Es la primera vez que este grupo actúa en Villamañán. Aunque lejana su propuesta al universo manouche y sí más próxima a sonidos de vanguardia, el free o el post-bop, el Quinteto disfruta de una personalidad propia que ha ido madurando a lo largo de sus más de veinte años de existencia y gracias a un repertorio que recrea a su manera canciones de género (coplas, boleros, canción tradicional o incluso estándares de jazz) y se deja mecer por una amplia relación de registros. Cova Villegas, una de las grandes voces de la tierra leonesa e inspiradora de un estilo inimitable que combina sus virtudes como cantante con la expresividad gestual, e Ildefonso Rodríguez han disfrutado juntos de algunos de los momentos más excitantes del jazz leonés y juntos también dan impulso a este quinteto en el que también se integran el guitarrista Cy Williams, el baterista Diego Gutiérrez y el contrabajista Jorge Frías. Sin duda alguna, su último disco, ‘Free Space’, aparecido el año pasado, constituirá el soporte de su concierto en Villamañán.

El Quinteto Cova Villegas abre un festival que ofrece sus escenarios a algunos de los actuales protagonistas del jazz de la provincia. No estará en esta ocasión Swing Combo (al renunciar Joaquín Tejedor a su condición de músico en favor de la de organizador del Villamajazz), aunque algunos de sus miembros participará en el certamen al frente de otros de sus proyectos. Es el caso de Emilio Saiz, uno de los grandes guitarristas leoneses, que, junto a la cantante leonesa Leticia Robles, se desplazará a Villamañán con Rädio Lulú, ese grupo que combina swing con diferentes géneros musicales. También Rosario Granell, polifacética artista leonesa y vocalista del Swing Combo, regresa a la localidad (donde el año pasado pronunció la charla inaugural del Villamajazz) para presentar un espectáculo de danza, ‘Las Chicas de la Danza’, aderezado por el dúo de video-dj’s The French Connection (o lo que es lo mismo Abel Morán y Enrique Jiménez ‘Kike Cardiaco’).

La representación leonesa se completa con la presencia de 3 Gatos Swing, ese veterano grupo leonés que encabezan el guitarrista Alfredo Vidal y el contrabajista Juanjo Alonso y que ha hecho del jazz manouche, el vals musette y la canción francesa sus principales referentes, y por supuesto Tri Full Jazz, grupo nacido al amparo de la Escuela Municipal de Música de León y que formalizó la primera actuación de su historia en Villamañán. Este año, con los hermanos González y Juanjo Alonso en sus filas, abandona su tradicional enclave de la Plaza La Leña (lugar que mantendrá la habitual master-class de batería de Angel González) para situarse en la Plaza Mayor, lugar donde se medirá a ese jazz de corte clásico y del que ha impregnado su último disco, una recreación muy particular de algunos de los temas más emblemáticos de la historia del pop-rock leonés. Precisamente, su actuación se entrecruzará en la Plaza Mayor, a la misma hora y el mismo día (domingo, 7, a las 14 horas), con la de otro trío, The Smart Set, de origen valenciano, cuyos componentes (el pianista Javier Bermejo, el contrabajista Andrés Lizón y el contrabajista Curro García) serán protagonistas un día antes de una de las grandes apuestas de este festival, un concierto de jazz para niños.

Jazz manouche

No cabe duda de que el jazz manouche constituye la esencia fundamental del Villamajazz y precisamente por ello Joaquín Tejedor se aplica con más ahínco en que este sea de calidad. Por supuesto, no faltará a su cita de todos los años Aguardiente Swing, grupo alicantino que cuenta ya con numerosos seguidores en Villamañán y cuyos conciertos se convierten en auténticas celebraciones de alegría y buen humor. Es habitual que a sus conciertos acuda gente disfrazada y abierta a la participación, lo que los convierte en una cascada permanente de emociones. Tejedor confirma su inclusión en el festival año tras año y da igual que el grupo esté inmerso en alguna crisis o haya soportado algún cambio en su formación, este siempre acaba volviendo a Villamañán. En la edición de este año se hará acompañar por un músico de excepción, el clarinetista levantino Chema Peñalver, que, sin duda alguna, asegurará un nuevo color a la sonoridad habitual de Aguardiente, sacudida por los efectos del manouche y guiada por la voz de Nacho Luri. Aguardiente actuará en uno de esos rincones especialmente encantadores, la confluencia de la Calle Mayor con la Calle La Margura. A la conclusión de su concierto, previsto para la noche del sábado, entrará en acción en el mismo lugar Tributo Grappelli, encabezada por uno de los grandes violinista manouche del momento, Raúl Márquez.

El primer día de festival, en la Plaza La Leña (otro de esos lugares donde público y músicos se funden de manera cómplice) y tras Rädio Lulú, actuará Le Soir, banda vallisoletana que se fundamenta en la esencia del jazz manouche.

Del Villamajazz se esperan siempre grandes momentos. Y de Viper’s Quintet muchos. A este combo madrileño, que llegará a tierras leonesas acompañado por la cantante Carol Dubois (también especializada en el jazz swing), le avala su calidad y por supuesto la trayectoria de unos músicos realmente experimentados. Sin duda, puede ser el suyo uno de los conciertos más relevantes de un Villamajazz que echará el cierre con su habitual gala vespertina de los domingos, en este caso a cargo del David Regueiro Swingtet, el actual proyecto del guitarrista gallego David Regueiro, en posesión de un disco titulado ‘…On Stage’, auspiciado por Free Code Jazz Records, el sello de Paco Charlín.

Cartel del festival Villamajazz.
Cartel del festival Villamajazz.

IX FESTIVAL DE JAZZ DE VILLAMAÑÁN 

“VILLAMAJAZZ 2014” (Swing Festival)

5 DE SEPTIEMBRE DE 2014

  • 20:15 HORAS: Charla de Inauguración a cargo de Ildefonso Rodríguez en la Plaza Mayor.
  • 20:30 HORAS: Concierto del Grupo Quinteto Cova Villegas en la Plaza Mayor.
  • 23:30 HORAS: Concierto de los Grupos Rädio Lulú y Le Soir en la Plaza La Leña.

6 DE SEPTIEMBRE DE 2014

  • 14:00 HORAS: Concierto de 3 Gatos Swing la Plaza La Leña.
  • A partir de las 16:00 HORAS: Espectáculo Djs French Connection junto con Las Chicas de la Danza.
  • 18:30 HORAS: Concierto ‘Jazz para niños’ en la Plaza La Leña.
  • 20:00 HORAS: Concierto de Viper’s Quintet & Carol Dubois en la Plaza Mayor.
  • 22:30 HORAS: Concierto de The Kickers en la Calle Nueva (frente a las escuelas de Villamañán).
  • 24:00 HORAS (Después de los fuegos artificiales): Concierto de los Grupos ‘Aguardiente Swing’ y Tributo Grappelli en la Confluencia de la Calle Mayor con la Calle La Amargura.

7 DE SEPTIEMBRE DE 2014 (DOMINGO)

  • 12:30 HORAS: VI Master Class de Batería a cargo de Ángel González en la Plaza La Leña.
  • 14:00 HORAS: Concierto simultáneo de Tri Full Jazz y The Smart Set Trio en la Plaza Mayor.
  • 20:00 HORAS: Concierto de David Regueiro Swingtet en la Plaza Mayor.

 

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .