Calamar presenta ‘La máquina de los vientos’, un espectáculo donde los niños podrán “ver” la música

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los tabúes sobre la música clásica van cayendo de su pedestal como fruta inmadura. Cada vez es más habitual que los profesionales toquen más cerca del público para que los espectadores puedan ver y oler, no sólo escuchar, los sonidos de la emoción… Es lo que pretende ahora la compañía Calamar Teatro con su nuevo espectáculo “La máquina de los vientos”, donde los músicos se han convertido en actores.

Por ISAAC MACHO

La compañía Calamar Teatro acaba de montar La máquina de los vientos, un concierto didáctico, pero esta vez el escenario estará libre de narrador, partituras o atriles ya que los músicos contarán sus divertidas aventuras a través de la música y la interpretación de los actores.

Partiendo del concierto clásico Pedro y el lobo, donde se busca cultivar el gusto musical en los niños, Calamar Teatro plantea en su último espectáculo romper “el formato habitual de concierto didáctico en el que se solía ver a los músicos sentados, sin implicarse demasiado en la acción de lo que está sucediendo”, señala la responsable del guión.

A las órdenes Natalia Wirton, directora artística de la compañía, los músicos Abel Clemente, Raquel Sastre, José Ayala y Víctor Teresa —un cuarteto de metales todos profesionales— han estado investigando cómo trasmitir una historia de forma diferente “con música, el cuerpo y otros recursos expresivos”, señala Wirton.

La máquina de los vientos se basa en que alguien de la familia Viento acaba de terminar su invento. Una madre tuba, padre e hija trombones y un hijo trompeta, se preparan para una aventura como turistas del tiempo.

Natalia Wirton ha descubierto, después de muchos años sumergida en el campo de los montajes infantiles, que “cuando los músicos se mueven sobre las tablas, aclaran mucho el lenguaje —ponen luz— de la música sobre la pieza que están interpretando”. Esta evidencia narrativa la llevó a introducir como novedad que los músicos “coloquen el instrumento delante o detrás de ellos, o jueguen con él, para que los niños vean y no solo escuchen la música…”

Con este planteamiento, la coreografía se convierte en otro personaje más del espectáculo en el desarrollo de esta narración didáctica. De esta manera, dice uno de los protagonistas, “los niños se sentirán más identificados con los actores-músicos y supondrá un revulsivo, una novedad a la hora de entender un concierto didáctico”.

Con esta nueva apuesta, la compañía vallisoletana espera que los más pequeños se enamoren de esta música, disfruten de los sonidos de los instrumentos porque, como dice la directora, “la música clásica no tiene por qué ser aburrida y tampoco definirse como un arte dirigido únicamente a intelectuales sino que debe formar parte de la vida de la familia”.

Próxima representación:

  • La máquina de los vientos podrá verse en el teatro Calderón, de Valladolid, el día 25 de noviembre, a las 10 y a las 12 de la mañana, en el marco de los Encuentros TE VEO.
Cartel del espectáculo "La máquina de los vientos", de Calamar Teatro. © Fotografía: Carlos Arribas Pérez.

Cartel del espectáculo “La máquina de los vientos”, de Calamar Teatro. © Fotografía: Carlos Arribas Pérez.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: