“¡¡¡¡… UN PALOOO… !!!!”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por CARLOS CUENLLAS

Juan Vivanco expone sus esculturas de madera en la Galería Didáctica del colegio marista San José (en León) bajo un sugerente título: “¡¡¡¡… UN PALO !!!!”. La exposición muestra una selección de obras creadas en la primera década del siglo XXI, a partir de maderas de distintas especies de árboles, con las que este creador segoviano realiza un repaso de su biografía y su pensamiento.

El propio artista explica así el por qué del título de esta muestra:

“Como cualquier niño, aprendía mientras jugaba. Siempre que salía al campo, tenìa que ir agarrado de un palo. Sí, ese palo que …

—Es peligroso, no lo muerdas, cuidado no te hagas daño… ya te has clavado una astilla, pero ¿dónde vas con éso , ¿dónde lo vas a meter?…

Pues así crecí, rodeado de palos. PERO… ¡¡ QUÉ PALOS !!

Los tenía largos, finos, finos como palillos, gordos como balones, flexibles, durísimos, con cortezas rugosas, con pinchos …

Y cuando mi abuelo ya con diez añitos, me regaló su navaja, sí, ésa con la que iba él a coger setas (¡todavía la conservo!), comencé a pelar palos, que era lo que más me gustaba hacer.

Unos jugaban al fútbol, otros tiraban piedras, ¿y yo?

Yo pelaba palos, igual que los niños de infantil sacan punta a sus lapiceros por primera vez, hasta que los hacen desaparecer… yo hago lo mismo.

Y descubrí sus colores, sus olores, sus sabores… y poco a poco, con el paso del tiempo, fue la madera la que me descubrió a mí. De pronto, sus líneas, sus curvas y  texturas, sus aromas… empezaron a comunicarse conmigo, y en ese momento fui yo el que era descubierto… todo era expresión, comunicación y estética… llegó un momento en que la madera y yo empezamos a vivir en común unión.

Las maderas utilizadas en estas esculturas son de “ésas que me encuentran en mis paseos por el campo”. Son de ésas que desde mi infancia, quieren acompañarme por un tiempo, hasta que hablan y me dicen qué quieren llegar a ser, sólo cuando ha llegado su momento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El  artista segoviano Juan Vivanco muestra un conjunto de obras en madera con un predominio de una figuración muy estilizada, con cierta influencia de Giacometti, y con un acabado simplemente lijado en algunas de las esculturas, en las que la madera se muestra de forma cruda con su color natural, mientras  que en otras piezas  el aceite es el encargado de matizar el color y la textura final de la pieza.

Su estancia en Guatemala —después de convivir durante meses con mujeres de origen maya y ver su capacidad de adaptación y superación— le inspiró una escultura titulada “Miedo del hombre a la mujer sin miedo”, tallada en madera de peral en la que muestra una mujer con pies grandes que se arraigan a la tierra, manos generosas de luchadora y con un gesto de resentimiento, pero sin miedo.

Juan Vivanco describe de esta forma alguna de sus obras:

“Hermandad” es una pieza doble, en la que representa dos manos, una en madera de campeche (oscura, original de República Dominicana y de la que se extrae tinte) y  la otra de boj (una madera clara, que el artista tomó de su tierra, Segovia. Es una madera dura, que se usa, por ejemplo, para la fabricación de pipas de fumar e instrumentos musicales).

“La bicicleta”, una pieza reciclada sacada de un tablón de madera de pino usado previamente en una obra, está inspirada en la creatividad y el ingenio de los niños africanos, y en su capacidad para realizar pequeños  sueños, a pesar de la falta de recursos.

“Asombro” surge tras el atentado del 11M. Por esa época, el artista trabajaba en Madrid y pasaba a diario para ir a su trabajo por algunos de los lugares siniestrados. El atentado tuvo lugar una hora antes de su hora de paso habitual por esos lugares. Esta pieza supone una caída al vacío ante tanta impotencia, incomprensión, caos e injusticia.

En “Bosquimano Sam”, hecha en madera de sabina, representa la admiración hacia un pueblo que ha sido capaz a de adaptarse a un medio tan hostil como el desierto. La peana representa las dunas de ese espacio, y la figura muestra un bosquimano con extremidades muy desarrolladas que le ayudan ante las adversidades.

“Muerte” es una escultura realizada en madera de boj, que fue seleccionada para la exposición “Open for Me the Gates to Justice”, realizada en Bruselas por la ONG Justicia y Paz. Está inspirada en el sufrimiento y las secuelas de aquellos que han sobrevivido a las bombas anti persona.

En “Savia”, tallada en madera de Jara, se fija en los árboles para comprobar que en la naturaleza todo son vidas equilibrio, armonía y color, y reflexiona sobre cómo ramas diminutas son capaces de soportar frutos de gran tamaño.

Para tallar “Garza Real”, Juan Vivanco esperó pacientemente 3 años para que se secase una rama de madera de arce que el propio artista rescató de una poda de la alameda del Parral. Vivanco creó entonces un ave en el que un gran corazón representa el cuerpo de la garza.

“Incomprensión” (madera de arce) está dedicada a las personas por las que en algún momento de nuestra  vida nos hemos sentido atrapados, maniatados, sin capacidad de maniobrar… hasta que, de nuevo vida, nos ha devuelto la luz y el sentido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La relación del artista con el mundo del teatro de calle, en el que ha trabajado, le ha inspirado piezas especialmente delicadas, como las que se sujetan en equilibrio sobre un sedal que cruza la exposición entre dos paredes contigüas, ramas encontradas en las que se ha intervenido mínimamente en su forma original, añadiendo contrapesos en busca del  equilibrio.

Por otra parte, el polifacético creador segoviano mostró en la presentación de su exposición su faceta como docente, con un muestrario de maderas: manzano, sequoia, campeche, enebro, peral, alcornoque, etc. Así, los alumnos aprendieron que el campeche se usaba para crear tintes (experimentándolo al meter un trozo de madera en agua), que el enebro se utilizaba en otros tiempos como “ambientador” natural metiéndolo en los cajones de ropa (los alumnos pudieron oler la madera), etc.

Juan Vivanco también llevó sus herramientas (gubias, formones, sargentos, escofinas…) y explicó su forma de trabajar, algo sencillo para este actor experto en visitas teatralizadas.

Nos confesó (mientras practicaba con ellas ante los alumnos) que el sonido repetitivo  de la maza golpeando la gubia es el sonido con el que logra conectar con su yo profundo, es el ritmo que hace que le permite relajarse hasta el punto de perder  la noción del tiempo trabajando la madera.

Una exposición de escultura en madera que conecta con otras muestras pasadas en la Galería Didáctica con el mismo material de protagonista: la del escultor leonés Antolín, o la más reciente, el año pasado, de Amancio González (el escultor leonés autor de la obra situada en la plaza de Santo Domingo, en el centro de León). Pero también conecta con exposiciones futuras, como la que podremos ver en 2015 con la bicicletas de madera del ebanista Ricardo Velilla conjuntamente con las fotografías firmadas por “Hacia rutas salvajes”.

Pero durante estos últimos días de noviembre, todavía se puede disfrutar de la exposición de Juan Vivanco, abierta al público previa cita en el 987876210.

  • La Galería Didáctica se encuentra en el colegio marista San José (calle Álvaro López Núñez 12. León)

Un Comentario

  1. Las fechas de la exposición son desde el 10 a 28 de noviembre de 2014.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: