Julián Arranz estrena individual en Puerto Chico

Julián Arranz junto a dos de sus obras. Fotografía: Laura Fraile.
Julián Arranz junto a dos de sus obras. Fotografía: Laura Fraile.

Por LAURA FRAILE
últimoCero.com

El Bar Puerto Chico (Valladolid) acoge la primera exposición individual de Julián Arranz.  El diseñador gráfico vallisoletano muestra media docena de obras bajo el título “Alicatando”. Están formadas por  las mismas piezas de vidrio que se utilizan para cubrir piscinas, y si se enfocan con la cámara del móvil ofrecen una visión con el efecto de realidad aumentada.  Se puede visitar hasta el 11 de enero.

Varios centenares de piezas de vidrio de las que se usan para cubrir las piscinas, con unas dimensiones de 2´4 x 2´4 centímetros y de color rojo, naranja, amarillo, verde y azul constituyen la materia prima de las obras de “Alicatando”, una exposición que se inauguró este martes en el bar Puerto Chico.

Su autor es Julián Arranz, un diseñador gráfico vallisoletano que después de haber participado en varias muestras colectivas se ha animado a inaugurar su primera exposición individual. Sus obras reflejan los ojos de un gato, la mirada de una mujer, un desnudo masculino y un autorretrato en el que se le ve sonriendo. La realización de todas ellas ha seguido el mismo patrón: “En primer lugar elijo las fotografías que servirán como modelo. Luego las proceso con el ordenador para pixelarlas. Cada pixel equivale a una pieza de vidrio”, explica Julián.

Este diseñador gráfico ha añadido un elemento más a esta exposición que permite ver todas las obras desde un nuevo punto de vista. “Si enfocas cada obra con la cámara telefónica de tu móvil puedes disfrutar de una visión con el efecto de la realidad aumentada”, comenta.

Cartel "Alicatando".
Cartel exposición.

El punto de partida de esta exposición está en un mural llamado `aliCATado´ que Julián realizó para el M.I.A.U (Museo Inacabado de Arte Urbano), una iniciativa que arrancó en septiembre de 2014 en Fanzara, un pueblo de tres centenares de habitantes situado en la provincia de Castellón. “Para hacer el mural alicaté una pared de 40 m² que estaba en un almacén agrícola”, explica.

Este mural formó parte de la II edición del M.I.A.U., un museo que nació vinculado a una reivindicación de los habitantes de este pueblo. “El Ayuntamiento de este municipio y la Diputación de Castellón querían hacer un vertedero de residuos tóxicos en un paraje protegido. La gente del pueblo se movilizó y creó una plataforma para luchar contra el vertedero. Tras muchas manifestaciones consiguieron paralizarlo. Después se presentaron a las elecciones junto al PSOE y consiguieron varios concejales. Como ya habían logrado echar abajo el proyecto del vertedero, destinaron parte de los fondos de la plataforma a financiar la I edición del M.I.A.U.”, resume Julián, que desde entonces ha participado en la organización de esta iniciativa.

Cartel Cinhomo.
Cartel Cinhomo.

La I edición del M.I.A.U. consiguió congregar a una veintena de artistas. “Los murales se realizaron en las fachadas de las casas, en corrales, almacenes, edificios públicos, puertas… En total se hicieron medio centenar de intervenciones”, explica. La II edición se celebró a finales de julio del 2015. Ese año decidieron incorporar algunas novedades. “El M.I.A.U. es un festival low cost, así que lanzamos una convocatoria llamada Apadrina a un artista que permitió que la gente del pueblo acogiera a los artistas urbanos. A esta edición vino gente de Brasil y Argentina y contamos con artistas como Borondo, Pichi & Avo o Animalitoland. También organizamos conciertos, proyecciones de cine y talleres”, explica Julián, quien resalta que uno de los valores principales de este museo es su proyección social, ya que todas las actividades han conseguido involucrar a los habitantes de este municipio.

La III edición del M.I.A.U. se celebrará del 7 al 10 de julio de 2016. “Ya tenemos a unos 80 artistas que quieren participar. La gestión de los participantes la estamos realizando a través del colectivo G.U.A.U. (Gestores Universales de Arte Urbano)”, comenta Julián, quien esta semana tiene previsto inaugurar una segunda exposición en el Puerto Chico en la que incluirá varias fotografías de las obras que han ido incorporándose a este museo inacabado de arte urbano.

Julián Arranz comenzó trabajando como administrativo. Después se introdujo en el ámbito de la Informática, lo que le llevó a trabajar en otros países como Brasil, Venezuela o Inglaterra. A los 40 años decidió cambiar de rumbo. “Me apunté a un ciclo superior de ilustración en la Escuela de arte número diez de Madrid y luego a otro de gráfica impresa”, comenta. Actualmente trabaja principalmente como diseñador gráfico. “Soy el responsable de la imagen visual de Puerto Chico y también me encargo de la imagen de Cinhomo desde hace un año”, explica este diseñador, quien para la pasada edición de este festival de cine reunió en el mismo cartel a Divine, Audrey Hepburn, Heath Ledger y un Madelman. Julián también ha enviado sus carteles al Festival de Cine de San Sebastián. “En la pasada edición quedé como finalista de los que se presentaron para las secciones de Culinary y Zabaltegi”, concluye este vallisoletano. Su exposición en el Puerto Chico podrá visitarse hasta el 11 de enero.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .