Lorenzón, pobre de oficio

© Fotografía: Agustín Berrueta.

© Fotografía: Agustín Berrueta.

Vigésimo novena entrega del narrador y profesor universitario leonés, quien colabora en TAM TAM PRESS con una singular sección quincenal de pequeños relatos cuyo título, “Lenta es la luz del amanecer”, quiere ser todo un homenaje al fallecido escritor Antonio Pereira. En cada ocasión, los relatos aparecen ilustrados por el fotógrafo leonés AGUSTÍN BERRUETA.

→ Lorenzón, pobre de oficio

Por FRANCISCO FLECHA

Lorenzón,  por mal nombre el mediapicha, asturiano de una pieza, vaquero en Cabañaquinta, sin más bienes que lo puesto y un cuarterón de tabaco, harto de andar por las brañas, se echó a los caminos de Dios a ejercer el viejo oficio de pobre, que es oficio de buen apaño y poco riesgo si tienes la precaución de hacerlo lejos del pueblo. Oficio que apenas pide herramienta o aparejos: dar recao si te lo piden, ser modoso con la gente, huir de los sacristanes, ser tonto si te lo llaman y azorrao si te conviene.

Con esto, que no es para tanto, aseguras la noche por los pajares, una escudilla de sopas y hasta vino por san Roque.

Pero en esto está el oficio: en lograrlo sin parecer que lo pides.

Que, al principio, Lorenzón llegó una noche de febrero a Redipuertas y un alma como Dios manda, por quitarle de la helada, le ofreció, caritativa:

—Pasa aquí pa’ la cocina y nos cuentas algo mientras cenamos.

Eran doce a la mesa, atacando las patatas con costilla con la prisa que da el hambre y la escasez de la comida.

Y Lorenzón, en un rincón, ajeno a la ceremonia, como si ya hubiese cenado.

—Y ¿qué hay por Asturias, Lorenzo?

—Pues nada. Qué ha de haber.  Lo de siempre. Telares y desconciertos.

—Cuenta, cuenta, Lorenzón, hombre y no te achiques.

—Pues nada, ya vos digo.  Allá en el Puerto que la gocha de Antolín ha parido trece crías.

—Y eso ¿qué tiene de malo?

—Pues según como se mire.  Que como la gocha sólo tiene doce tetas, viene a pasar lo que está pasando aquí: que mientras doce comen tan orondos a otro le toca mirar.

— — —

Un Comentario

  1. Como siempre, D. Francisco Flecha, hace una introducción del personaje que, lo estás viendo. Memorable su “con la prisa que da el hambre y la escasez de la comida”.
    ¡Que gran maestro del relato!

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: