MUSAC/ Tres artistas para reflexionar sobre nuestro tiempo: Gustav Metzger, Darío Corbeira e Ilan Manouach

El MUSAC abre la temporada de otoño con tres exposiciones individuales de tres artistas “aparentemente muy distintos, pero que tienen en común su compromiso político y social y la reflexión crítica sobre nuestro tiempo”, como advierte el director del museo, Manuel Olveira. La primera es del influyente creador y activista de origen alemán Gustav Metzger, de quien se muestra una retrospectiva que recorre sus más de seis décadas de trayectoria, bajo el título de “Actuar o perecer”. La segunda es del madrileño Darío Corbeira, figura histórica del arte conceptual en España, que ha creado un proyecto expositivo específico para el MUSAC, “Permanecer mudo o mentir”. Finalmente, el Laboratorio 987 acoge “Shapereader”, un proyecto de cómic concebido para personas ciegas y con discapacidad visual por el artista de origen griego Ilan Manouach.

Las tres exposiciones se inauguran este sábado, 17 de septiembre, a partir de las 17 horas. Habrá visitas guiadas a lo largo de la tarde del sábado y la entrada será gratuita durante todo el fin de semana (sábado 17 y domingo 18).

Por ELOÍSA OTERO

“Tres magníficas exposiciones toman el MUSAC en otoño”, resaltó la directora general de Políticas Culturales, Mar Sancho, durante la presentación de las muestras, un día antes de la inauguración oficial, mostrando también su contento por las 15.700 visitas que ha recibido el museo con sede en León durante este verano.

Las muestras que se inauguran este sábado 17 de septiembre no son fáciles de entender en su amplitud y complejidad a simple vista, por lo que resulta recomendable documentarse un poco previamente (sugerencia de quien suscribe) o asistir a alguna de las visitas guiadas que tendrán lugar el día de la inauguración: a las 17.30 la visita guiada a la exposición de Ilan Manouach; a las 18.30 la de Darío Corbeira y a las 19.30 horas la de Gustav Metzger.

Curiosamente, aunque los artistas sean aparentemente muy distintos, hay dos obras de carácter destructivo-constructivo representativas de dos de las exposiciones que también tienen algo que ver entre sí, aunque no existiera ese propósito: “La clase obrera nunca fue al paraíso” (instalación que muestra un camión siniestrado contra el edificio del museo, de Darío Corbeira) y “Kill de cars” (un coche destrozado contra una de las fotografías históricas de Gustav Metzger, en el interior de una de la salas).

“Actuar o perecer. Gustav Metzger – Una retrospectiva”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La primera de las tres nuevas exposiciones, Actuar o perecer. Gustav Metzger – Una retrospectiva, que podrá visitarse entre el 17 de septiembre de 2016 y el 8 de enero de 2017, recorre más de seis décadas de trayectoria del artista de origen alemán Gustav Metzger, quien actualmente tiene 90 años, y aunque se encuentra muy bien de cabeza tiene problemas de movilidad, por lo que no ha podido acudir a León, aunque sí ha contribuido a la realización de esta exposición, como explicó el comisario Pontus Kyander.

La retrospectiva, que ocupa dos salas e incluye 51 obras realizadas a lo largo de seis décadas de trayectoria, permite comprender la importancia del compromiso político y el activismo contra el nazismo, el capitalismo, las armas nucleares, o la contaminación del medio ambiente en el desarrollo de su práctica artística. “Es un artista histórico, que ha pasado por momentos importantes de la política y sociedad a lo largo del siglo XX”, subrayó Manuel Olveira.

Actuar o perecer recorre desde los primeros trabajos de Gustav Metzger en el ámbito de la pintura y la escultura desde finales de los años 40 (se muestran incluso algunos de los primeros cuadros que pintó), a sus obras de Arte Auto-Destructivo y Arte Auto-Creativo de los años 60, su uso pionero de proyecciones de cristal líquido, su serie Historic Photographs [Fotografías históricas] realizada desde mediados de los noventa hasta la actualidad, o sus instalaciones de gran escala, como la obra In memoriam (2005) —dedicada al pensador Walter Benjamin, que murió en Port Bou cuando escapaba de los nazis—. La muestra incluye también gran cantidad de material documental, proveniente de los archivos del propio artista, como un vídeo en el que Metzger aparece haciendo una de sus pinturas con ácidos (destrucción de la pintura), en el Londres de los años 60.

También se exhiben obras que, para verlas, hay que acercarse y casi tocarlas, o levantar una gran alfombra amarilla para ver que hay debajo, o una tela sobre la pared que oculta una fotografía… El público podrá descubrir todo esto en una de las salas del museo.

El título de la exposición, Actuar o perecer [Act or Perish] está tomado de una frase acuñada por “El Comité de los 100”, organización contra las armas nucleares formada en 1960 por Lord Bertrand Russell, el reverendo Michael Scott, y Gustav Metzger, entre otros. Actuar o perecer apunta no solo al compromiso político y el activísimo de Metzger contra el capitalismo y la comercialización del arte desde el comienzo de su carrera —faceta en la que es considerado pionero—, sino también a la evolución de esos conceptos en trabajos posteriores.

Se trata de la primera vez que se ofrece en España una exposición de Metzger de estas características, en la que se revela el impacto y la fuerza de su obra.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

:: Sobre Gustav Metzger

Retrato de Gustav Metzger.

Retrato de Gustav Metzger. Años 60.

Gustav Metzger nace en Núremberg (Alemania) en 1926, dentro de una familia de judíos polacos. En 1939, Metzger y uno de sus hermanos son incluidos en los autobuses del Movimiento de Niños Refugiados, el conocido como Kindertransport, logrando así huir de la muerte como víctimas del Holocausto; una suerte que, en cambio, sí corrieron sus padres y otros miembros de su familia. Esta circunstancia ha marcado la perspectiva ética de su obra desde sus comienzos.

Entre 1945 y 1953 estudia arte en Cambridge, Londres, Amberes y Oxford. En 1958 comienza a involucrarse en los movimientos anti-capitalistas y anti-consumistas, así como en la campaña para el desarme nuclear, lo que le llevaría a cumplir una corta estancia en prisión en 1961, por incitar a la desobediencia civil no violenta.

El activismo politico de Metzger le lleva a completar su primer manifiesto en 1959, bajo el título de Arte Auto-Destructivo, que él mismo describe como “un desesperada arma de subversión política de última hora… un ataque al sistema capitalista… (un ataque, asimismo, a los comerciantes del arte y coleccionistas que manipulan el arte moderno en busca de lucro)”. El Arte Auto-Destructivo se convierte así en un espejo para el sistema político y social, que Metzger considera que avanza hacia su total erradicación. En el centro de su obra, desarrollada a lo largo de más de sesenta y cinco años, cabe destacar la constante oposición entre fuerzas interdependientes, como destrucción y creación.

El trabajo de Gustav Metzger siempre se ha desarrollado de forma paralela y conectando con el progreso artístico y social de cada época en la que se ha producido. Siempre un paso por delante de su entorno, y con una capacidad visionaria para concebir proyectos cada vez más arriesgados y radicales, su obra se ha visto continuamente abocada al rechazo.

Así, en 1961 es invitado —si bien ninguna de sus obras sería incluida— a la legendaria exposición Bewegen Bewogen en el Moderna Museet de Estocolmo. En 1965 también aparecería en el catálogo de la Documenta 5, si bien su obra —un cubo de plástico en cuyo interior se vertían continuamente gases y humos de distintos automóviles— no sería finalmente realizada. Ese mismo año propone un proyecto para la Conferencia Medioambiental de las Naciones Unidas, en Estocolmo, consistente en la quema de ciento veinte coches: nuevamente, los organizadores rechazaron la realización de la obra.

Entre 1977 y 1980, Gustav Metzger propondría una huelga de artistas, reivindicando el cese de la comercialización del arte. Este acto, intencionadamente o no, abriría un período de más de una década en la que Metzger estuvo relativamente ausente de la escena artística. Durante ese tiempo, Metzger se centraría en sus estudios académicos, especialmente sobre la obra de Vermeer van Delft, así como en la organización de la primera charla sobre el arte alemán durante el periodo Nazi.

A lo largo de la década de los noventa se produce un resurgimiento de la obra de Gustav Metzger en el panorama internacional. En 1995, una exposición retrospectiva en el Museo de Arte Moderno de Oxford recogía obras antiguas del artista, así como un conjunto de obras completamente nuevas, sus conocidas Historic Photographs. En estas obras, Metzger utiliza fotografías de algunos momentos característicos del siglo XX, representando violaciones de los derechos humanos, violencia política y abusos medioambientales. A veces, estas obras se presentaban ocultas, bloqueadas o inaccesibles de diversas formas.

A partir de estas piezas Metzger comienza también a desarrollar instalaciones de gran escala, centradas igualmente en la representación de los desastres de nuestro tiempo, siendo el Holocausto uno de sus temas más recurrentes.

Todos los aspectos de la obra de Metzger son mostrados en esta exposición, concebida para ser presentada en el Centro de Arte Contemporándeo de Torun (Polonia) en 2015. De forma paralela a este proyecto, ese mismo año se acometió la reconstrucción de sus obras Extreme Touch en la Kunsthall de Oslo, y la presentación de sus Liquid Crystals en la Kunstnernes Hus de Osloa. La realización de estas propuestas ha sido posible gracias a la colaboración del Ministerio de Cultura y Patrimonio de la República de Polonia y al programa de becas de la EEA para la Promoción de la Cultura y Arte del Patrimonio Cultural Europeo.

Sus últimas exposiciones individuales incluyen sedes como la Tate Britain, Londres (2016), Museo Jumex, Mexico D.F. (2015), CoCA Torun, Polonia (2015), Neuer Berliner Kunstverein, Berlin (2015) Kunsthall Oslo and Kunstnernes Hus, Oslo (2015), Tel Aviv Museum of Art (2014), Kettle’s Yard, Cambridge (2014) y Serpentine Gallery, Londres (2009).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Información práctica:

  • Título: Actuar o perecer. Gustav Metzger – Una retrospectiva
  • Artista: Gustav Metzger (Núremberg, Alemania, 1926)
  • Comisariado: Dobrila Denegri y Pontus Kyander
  • Fechas: 17 de septiembre de 2016 – 8 de enero de 2017
  • Lugar: MUSAC. Salas 2 y 3

— — —

“Permanecer mudo o mentir”, de Darío Corbeira

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Permanecer mudo o mentir es el título del proyecto expositivo que el artista Darío Corbeira plantea ex profeso para el MUSAC, con la colaboración de Tabacalera, y que podrá visitarse entre el 17 de septiembre de 2016 y el 8 de enero de 2017. La exposición incluye trece obras producidas desde mediados de los años 70 hasta la actualidad, cuatro de las cuales han sido producidas específicamente para este proyecto.

Dario Corbeira (Madrid, 1948), cuya trayectoria artística comienza a mediados de los años 70 del siglo pasado con el grupo La Familia Lavapiés (en el que había afines al maoísmo, la acracia, el troskismo…), es una figura histórica del arte conceptual en España, “que practica el arte más allá de la pintura”, con una producción vehiculada a través de diferentes medios y soportes. Para la comisaria de la exposición, Montserrat Rodríguez, se trata de “un autor no conocido con suficiencia, por lo que es importante acercarse a su trabajo de forma más sensata”.

Permanecer mudo o mentir pretende profundizar en el estudio de su producción artística y en su inscripción en el contexto en el que se produce, incidiendo especialmente en las relaciones entre los ámbitos sociopolítico y artístico. El proyecto toma su título de una de las frases que Jean Paul Sartre ideó en el ensayo El secuestrado de Venecia (1969), en el que el filósofo se acerca a la obra de Jacopo Robusti Tintoretto, y en el que se refiere a la Venecia en decadencia de la segunda mitad del siglo XVI como una ciudad que, de costumbre, “permanecía muda o mentía”.

Así, el proyecto establece cierto paralelismo entre la Venecia del siglo XVI y la actualidad en Occidente, ofreciendo una reflexión que tiene que ver con finales —la muerte y las muertes serían su paradigma— más que con principios; con territorios intermedios más que con territorios claros, autónomos y precisos; con situaciones secantes y mínimamente intersectadas más que con situaciones nítidas y obsoletamente precisas.

Permanecer mudo o mentir trabaja sobre el Tiempo y, más cercanamente, nuestro tiempo, incidiendo en la puesta en escena de construcciones que hablan de lo que cesa y determinando una estructura espacio-temporal difusa que resulta del acercamiento artístico a diversos temas —la Clase Obrera, la Exposición, la Pintura, la Enfermedad, la Obsolescencia, el Dibujo interior y el Tiempo (nuestro tiempo)—. En ese sentido, reflexiona sobre las representaciones del orden, de lo accidental y de las significaciones de la muerte, con vínculos al pensamiento de Aristóteles, Jean-Paul Sartre, Alain Badiou, Dominique Ingres, Paul Valéry, Jacques Lacan y Nicolas Poussin, entre otros.

El proyecto, comisariado por Montserrat Rodríguez Garzo —psicoanalista, licenciada en Geografía e Historia, y diplomada en Archivos y Documentación, que desde 1998 investiga las aplicaciones del psicoanálisis en el ámbito psicosocial, y la mecánica de la creación de lenguaje en las psicosis y en los hechos artísticos— propone pensar la lógica de un dispositivo, la exposición, situando lo que viene del encuentro de dos modos discursivos: el de la obra como pensamiento artístico, representado aquí por la obra de Corbeira, y el que viene del uso del pensamiento lacaniano como herramienta para indagar la dimensión estética de los lenguajes artísticos.

Una de las obras más sorprendentes, además de la titulada “La Clase Obrera nunca fue al paraíso” (cuyo máximo exponente es el camión que aparece siniestrado en el exterior del museo), es la titulada “Somos muertos de permiso” (1992-2016), instalación compuesta por unos 140 objetos cotidianos (una almohada, zapatos, una escalera, un capazo…) escayolados con vendas de yeso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

:: Sobre Darío Corbeira

Darío Corbeira.

Darío Corbeira.

Darío Corbeira es fundador y director de la plataforma Brumaria, un proyecto sobre arte, estética y política. Comienza su carrera a mediados de los años setenta con el grupo La Familia Lavapiés. En los años ochenta es técnico urbanista en el Ayuntamiento de Madrid, y entre 1992 y 2013 es profesor en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Salamanca. Ha expuesto sus trabajos en España y en diferentes países del extranjero. Publica regularmente ensayos críticos en prensa y en publicaciones especializadas. Es autor de libro Construir … o deconstruir, una selección de textos sobre la obra de Gordon Matta-Clark; asimismo, imparte conferencias en diversas universidades españolas y en otros países europeos.

Entre otros proyectos, Corbeira ha sido autor y comisario de Comer o no Comer, un proyecto expositivo, cinematográfico y editorial sobre las relaciones entre comida y hambre a través del arte del siglo XX.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Información práctica:

  • Título: Permanecer mudo o mentir
  • Artista: Darío Corbeira (Madrid, España, 1948)
  • Comisariado: Montserrat Rodríguez Garzo
  • Fechas de la exposición en MUSAC: 17 de septiembre, 2016 – 8 de enero, 2017
  • Lugar: MUSAC. Sala 1.
  • Un proyecto co-producido con: Tabacalera Promoción del Arte

— — —

“Shapereader”, de Ilan Manouach

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Shapereader es un proyecto de cómic concebido para personas ciegas y con discapacidad visual por el artista multidisciplinar Ilan Manouach (Atenas, Grecia, 1980). La exposición, organizada en colaboración con la Fundación ONCE, utiliza un nuevo lenguaje táctil desarrollado por el artista evitando el lenguaje escrito o la representación mimética de los elementos pictóricos, y utiliza en su lugar un sistema único de símbolos que designan personajes, lugares, acciones, emociones y otros elementos narrativos.

La exposición Shapereader, que podrá visitarse hasta el 27 de noviembre en el Laboratorio 987 del MUSAC, pretende extender el disfrute del cómic a una audiencia tradicionalmente excluida por este medio: las personas ciegas o con discapacidad visual.

“Ilan Manouach plantea con este proyecto cuestiones de tipo social, en el sentido que pone sobre la mesa cuestiones de accesibilidad, además de reclamar un estatus que permita hacer cosas creativas a las personas con discapacidad”, apuntó Olveira.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

:: Sobre Ilan Manouach

Ilan Manouach.

Ilan Manouach.

Ilan Manouach (Atenas, Grecia, 1980, vive y trabaja en Bruselas, Bélgica) es un artista multidisciplinar cuyo principal interés son los cómics conceptuales, además de dedicarse a la edición y a la música de manera profesional.

Ha sacado a la luz más de una docena de publicaciones y ha comisariado y editado cuatro antologías que incluyen contribuciones de artistas, editores y escritores. Es antiguo alumno de la Fundación Kone, en Finlandia, por la que ha sido becado. Como músico, ha editado y ha actuado en diversos proyectos musicales como “BalineseBeast”, un dúo de improvisación de “cut-up noise”; “Glacial”, una colaboración híbrida con DJ Lemos que combina música tecno y jazz, y “Wry”, un trío de improvisación libre con el pianista Agustí Fernández.

Es asimismo el fundador de dos pequeñas editoriales, “Topovoros”, una iniciativa hiperlocal en la que las traducciones de diversos textos fundamentales (Valerie Solanas, Robert Smithson, los Panteras Negras, Griselidis Real, entre otros) se imprimen, se encuadernan y se venden en un área geográfica muy específica (www.topovoros.gr) e “Inkpress”, una editorial alternativa de cómics (www.inkpress.gr). Además, es miembro del grupo “Errands” (www.errands.gr), una formación multidisciplinar interesada en la relación entre utopía y arquitectura.

Exposición de Ilia

Exposición de Ilan Manouach en el Musac. © Foto: E. Otero.

Información práctica:

  • Título de la exposición: Shapereader
  • Artista: Ilan Manouach (Atenas, Grecia, 1980)
  • Fechas: 17 de septiembre – 27 de noviembre, 2016
  • Lugar: Laboratorio 987, MUSAC
  • Actividades paralelas:
    Taller Shapereader impartido por Ilan Manouach 14-16 de septiembre de 2016 Máximo 15 personas. Se requiere inscripción previa

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: