Nuria Antón Airún presenta “Orígenes”, su segundo poemario

La escritora e ilustradora leonesa Nuria Antón Airún.

La escritora e ilustradora leonesa Nuria Antón Airún.

La poeta e ilustradora leonesa Nuria Antón Airún presenta el sábado 12 de noviembre, a las 19.30 horas, su segundo poemario, “Orígenes” (LápizCero ediciones). Será en el colegio Nuestra Señora del Carmen —ubicado cerca de la catedral, en la calle Cardenal Landázuri 6, donde la autora estudió de niña y descubrió que las letras podían ser divertidas—. En el acto intervendrán la poeta Carmen Busmayor (autora del prólogo del libro), los escritores Ricardo Magaz y Javier Antón (de quien reproducimos un texto) y el editor, músico y escritor Xavier de Tusalle.

Por JAVIER ANTÓN CUÑADO

Airún ha dado muestras inequívocas de la calidad del mundo poético que lleva dentro. Su nueva obra, “Orígenes”, nos muestra cómo la experiencia vivida ha sido, para ella, una especie de revelación. El sesgo particular y personalísimo de su poesía gravita en todo momento. No juega a esconderse con sus sueños y recuerdos, sino que abre todos los rincones propicios al ensimismamiento.

Su paisaje está en su mismo arranque biológico. A partir de aquí, la lectura de esta obra se va llenando de una rica gama de colores, de tonalidades musicales, de sugerencias tan sensuales que la duda entre lo sentido y visto surge como pálido contraste de lo posible. La infancia se ofrece como la semilla que prefigura lo que luego va a ser su árbol autobiográfico completo… logros, dificultades, proyectos, ilusiones. Usa el poema autorreferencial de la infancia como rico homenaje a su madre. Nos habla de la búsqueda del perdido paraíso infantil, en una actitud de perpetua ingenuidad, sin ojos cansados por la costumbre, abriéndonos su alma con la inefable luz no usada que viste las cosas primorosamente. Revela sus pasiones, sus miedos, sus firmezas con enorme plasticidad. Su musa lírica apunta más a la calidad, al diálogo íntimo a su sensibilidad.

Este libro supone un paso esencial en la búsqueda de una fórmula poética propia. Y es que la génesis del sueño poético hace un poeta distinto a los demás. Es evidente que Airún es, ante todo, una poetisa y es en la poesía donde reafirma su individualidad más inalcanzable. La poesía de Airún es un proyecto más que una definición y emerge en conciencia como un iceberg del que ignoramos volumen y desplazamiento.

Al leer reposadamente “Orígenes” he sentido una extraña sensación, sólo comparable con la que se experimenta al beber de un manantial fresco y claro. La suave y sincera expresión de su relato impregna todo su pensamiento y emociones. Cumple así el propósito de acercar un poco su figura de poeta con su perspectiva verdadera.

“Orígenes” muestra una mirada retrospectiva de su vida, al tiempo que evoca el amplio bagaje de su conocimiento literario de las más diversas generaciones del mundo de la lírica. Trasmite sus experiencias, pero sí, subjetivándolas a un grado máximo por su propio lenguaje poético; de ahí que el lector deberá dejarse llevar por su intuición para ver sus rasgos autobiográficos; pero no son simple evocación, sino que detrás de ello hay mucho más: nos plantea reflexiones trascendentales, huyendo de simples anécdotas.

:: Prólogo de Carmen Busmayor

Portada del libro.

Portada del libro.

Leer Orígenes supone empaparse de un regalo impregnado por la serenidad que abunda en el interior del alma de su autora además de reconfortarnos con las ilustraciones acompañantes a ella también debidas. Mas ilustraciones aparte, llegados al final de estos versos decididamente de corto aliento, amasados con un lenguaje directo, fresco, cotidiano donde ni siquiera el paso del tiempo nubla la visión que la poeta posee de la vida en cuya obra opera de principio al fin la proximidad de lo cotidiano: la familia (madre e hijas cuya existencia lleva tatuada en su piel), la infancia, añorada, en el urbanita mundo de la Pulchra Leonina, un erotismo de tono suave: “beso tu beso”; “Así yo me refugio en tus brazos / y en la paz de tu boca”; “olvidé sacudir la nostalgia de las sábanas / y me duele el alma de pensarte” y el ya mencionado paso del tiempo si no con complacencia siempre con pacífica sumisión al menos.

Sépase, además, que no es Nuria Antón nada dada a descubrir sus filiaciones o embebimientos literarios, por eso llama la atención que le dedique a Jorge Manrique un muy breve pero significativo espacio en Orígenes y llama más aún la atención el hecho de sustituir la figura del río por la del tren: “Nuestras vidas son los trenes que deambulan de estación en estación”.

Orígenes sin duda transmite emoción, encantamiento, satisfacción, talante vital y artístico. Me gustaría, Nuria, poder regalarte este invierno. Bella es la noche y su eclipse. Atractivo el olor de las manzanas. Pero triste, muy triste el abandono que envuelve a los desamparados en las gélidas madrugadas.

La invitación.

La invitación.

:: Sobre Nuria Antón Airún

Nuria Antón (Airún) nació en León en junio de 1972. Cursó estudios en el colegio Nuestra Señora del Carmen de la capital leonesa y posteriormente se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales en esta misma localidad. Ya desde muy joven sintió una gran inclinación hacia la literatura, en especial hacia la poesía, “inculcada por mis profesoras de literatura y lengua, que hacían de las letras algo divertido”. Más tarde descubre su afición por el dibujo y la pintura y lo incorpora a su faceta literaria como un reto. Desde entonces, compagina literatura, dibujo e ilustración.

En 2014 hace su primera aparición ilustrando el poemario de Omar Alvarado (Nucarel), en el que también incluye algunos de sus versos. En 2015, LápizCero Ediciones publica su primer poemario, Versos Encendidos, ilustrado por ella misma. En 2016 realiza la portada del libro de Mercedes G. Rojo Días Impares. También ha participado en diversas antologías como Antología de nuestros mayores del Ayuntamiento de León, Homenaje a Mario Benedetti, Versos Oliegos, Cuento cuentos contigo, con poemas y relatos breves.

:: Un poema del libro

Cómo cambia el color del cristal…
con el paso el tiempo

Las cigüeñas partían al llegar el invierno.
Sus  nidos desnudos
anunciaban  la estación
de  encender los fogones.
Del cielo llovían estrellas de escarcha
que cubrían de blanco las calles
y  las  madres tejían bufandas
que los niños prestaban
a sus muñecos de nieve.
El tímido sol invernal,
diluía los muñecos
y la nieve  se iba…
como se va nuestra infancia
por el río del tiempo.

Como cambia el color del cristal…

Ahora soy yo
quien teje bufandas
que adornan
muñecos de nieve en los parques,
mientras las tardes de invierno
dejan cálidos recuerdos
de franela en mi almohada.

 

Un Comentario

  1. Pingback: Nuria Antón explica a los niños el ciclo del agua en “La gota de lluvia” | Tam-Tam Press

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: