Raúl Rodríguez reúne en un libro sus “Cartas del alma desnuda”

Raúl Rodríguez.

Raúl Rodríguez.

El escritor leonés Raúl Rodríguez presenta este viernes 11 de noviembre, a las 19.30 horas en la Biblioteca Pública de León, su libro “Cartas del alma desnuda” (ed. por lluviacaballo.com). En el acto estará acompañado por Valentín Turrado Moreno.

Raúl Rodríguez (Villeza, 1959) reside en Segovia desde hace más de 20 años donde ha desarrollado buena parte de su producción tanto literaria como audiovisual. Ha publicado, entre otros, ‘Y véante mis ojos’ (un libro-DVD inspirado en el Cántico Espiritual de San Juan de la Cruz con música de Amancio Prada), ‘La flor que florece’ (otro libro-DVD en el que se cuenta la historia de una mujer que hace fotos a las flores), y ‘Hermana Muerte. Gracias por venir a visitarme’ (un relato con audiovisual en el que el autor propone una mirada sobre la muerte en el que el fallecimiento es percibido como un tránsito de alegría).

En este nuevo libro Raúl Rodríguez construye de forma literaria lo que podría ser la correspondencia mantenida a lo largo de una vida. Son cartas para desanudar la vida, para desnudar el alma.  Cartas que encierran secretos. Así lo explica el propio autor:

Por RAÚL RODRÍGUEZ

1-portada-libro-cartas

Portada del libro.

Siempre me gustó escribir cartas, lo mismo que siempre me gustó recibirlas. Cartas de amor, cartas de pésame, cartas de felicitación, cartas para aclarar alguna cosa. Mi madre era una extraordinaria escritora de cartas. Yo comencé a escribir al lado de mi madre durante aquellas noches de invierno en el pueblo de León en el que nací; mientras ella escribía cartas a la familia yo trataba de imitar su estilo, incluso su letra. No guardo nada de aquellos escritos míos, sin embargo la sensación que quedó en mi corazón es extraordinaria.

Ya de mayor me recuerdo leyendo y releyendo las “Cartas a Lucilio” de Séneca, las leía de pie, apoyado en los robles centenarios de los bosques de Extremadura, en la finca de unos amigos donde pastoreaba un pequeño rebaño de cabras, me convertía en pastor por temporadas cuando ellos se iban de vacaciones o a ver a la familia. La lectura de esas cartas fue muy importante para mí; a través de las palabras de Séneca comprendí lo que es la verdadera filosofía. La filosofía es ver la vida a través de la luz de la inteligencia, la filosofía es el amor por contar a los demás los resortes profundos de la existencia, de ese mismo amor me he revestido ahora para escribir este nuevo libro. Diré que escribir este libro ha sido algo precioso. Mientras he estado escribiendo este libro me he vivido especialmente enamorado, pero también he de reconocer que al enamorado le asusta a veces su desnudez.

Aunque lo normal es romper alguna de las cartas que se han escrito, diré que no he roto ninguna. Algunas cartas han costado, otras sin embargo han salido a la primera, pero ya digo que romper no he tenido que romper ninguna. Todo ha sido aprovechado.

Antes de escribir todas las cartas guardé silencio. Nacieron las cartas de ese silencio y de esa escucha. Muchas veces me he escuchado decir: “Sobre esto que hemos hablado, prefiero escribirte una carta”, eso significa que me fío más de la palabra sopesada y reposada, me fío de ese tiempo para hacer la digestión de las cosas. Yo soy más yo cuando me enfrento a la palabra escrita que cuando tengo que soltar las palabras habladas. Hablar es muy fácil, escribir a veces no lo es.

No escribí tanto estas cartas porque tenga yo algo que decir a todos y a cada uno de los que las reciben, sino que las he escrito porque antes me dispuse para la escucha. Si anteriormente a escribir una carta no ha habido verdadera escucha, entonces no puede haber carta. La carta no es lo que yo os digo, la carta es más bien lo que he escuchado para vosotros.

Todo lo que escribo me transforma. No escribo para dejar constancia de mi propia historia, escribo porque al escribir voy encontrando otra visión de mí mismo, una visión que desconocía hasta ese momento, ese es el milagro que encuentro en la escritura, un milagro que me lleva, un milagro que me sigue llevando.

Al escribir una carta, uno se abre al otro hasta donde nunca llegó a imaginar que se abriría, abrirse al otro es abrirse al Amor que somos.

Son 144 cartas. Parece que el número 144 es un número que envuelve mucha magia. Y sí, es verdad que las tres cifras suman nueve. El número 9 es un número muy ligado a nuestro mundo, a esta realidad tridimensional. El 9 es el triple triángulo, por eso se convierte en la base para todas las combinaciones numéricas. Nueve meses estamos en el vientre de nuestra madre. Los científicos actuales dicen que la realidad en este plano dimensional se crea porque el electrón gira a 9 veces la velocidad de la luz. El 9 es la antesala del 10 que es la perfección. El 9 en oriente representa la vacuidad, por ejemplo en chikung todos los ejercicios que se hacen son múltiplos del 9. Así que el 9 tiene cierta importancia, también en este libro la tiene.

Aunque las cartas tienen nombres concretos y la mayoría van dirigidas lógicamente a amigos y a conocidos, sin embargo en esos nombres ESTÁN REPRESENTADOS TODOS. Aunque mientras escribía el libro pensaba en las personas particulares, a la vez mi corazón se proyectaba en todos y en todo.

Esta presentación será breve, y lo será porque he dejado en más de una carta las claves precisas para ir desentrañando el libro, digamos que están ahí como pistas escondidas. No pretendí hacerlo de antemano, fue así naciendo. Me dejé llevar.

No somos nosotros los que hablamos, es el Todo el que habla.

De la vida todo el tiempo está manando Vida. Vida soy y en vida me disuelvo.

Acabo la presentación de este libro con una cita de Albert Einstein que me gusta mucho: “Toda mi vida he creído que desvelaría los secretos del universo. Pero ha ocurrido justo lo contrario. Cuanto más ahondaba en la existencia, más profundo se hacía el misterio. Estoy muriendo lleno de asombro, estoy muriendo en asombro”.

El cartel.

El cartel.

  

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: