“La mirada cercana” de José Ramón Vega llega al Museo del Bierzo

El cartel.

El Museo del Bierzo, en Ponferrada, acoge hasta el 25 de junio la exposición “La mirada cercana”, con fotografías y retratos realizados por José Ramón Vega. Reproducimos el texto del tríptico con el que se presenta esta muestra, escrito por Luis García Martínez, director del Departamento de Arte del Instituto Leonés de Cultura (ILC).

Por LUIS GARCÍA MARTÍNEZ

La exposición que presentamos aporta un recorrido sintético pero significativo por la etapa más reciente del fotógrafo José Ramón Vega, centrada en algunos de sus últimos retratos dejando de lado aquella vertiente más documental, que dio origen a su vocación por la fotográfica, en un viaje a París donde descubrió la fuerza impactante de las imágenes de algunos maestros de la fotografía como Eugene Atget, Willy Ronis o Édouard Boubat. La obra de Vega se presenta ante nosotros recogiendo el guante de la importantísima línea del documentalismo fotográfico, de amplia y significativa tradición europea y española. Se instala así en la sociedad leonesa como fedatario de su realidad más próxima, y desde un principio retrata a su clan, sus seres cercanos, amigos o artistas que despiertan su interés y que le llevan a profundizar en el retrato fotográfico.

José Ramón Vega se inicia en la fotografía analógica a mediados de los años ochenta. Son momentos de ilusión y efervescencia: participa en la muestra Fotochento organizada por el Salón de las Artes Pallarés, gana en 1985 el premio de fotografía Pepe Gracia y en 1987 es becado para los encuentros Internacionales de Fotografía organizados por el Ministerio de Cultura. Su Canon AE-1 se convierte en su compañera inseparable de correrías, se transforma en un cazador que observa, selecciona y captura la realidad en el momento especial en el que su mirada disecciona la realidad. Con el tiempo vendrán otras cámaras fotográficas como la Minox o la Zenza Bronika y también el gran cambio de las cámaras digitales, los archivos fotográficos, el tratamiento de la imagen y las impresoras, transformaciones que atestiguan el permanente cambio que vive el medio fotográfico.

La muestra se centra en esta ocasión en el ámbito del retrato individual y nos propone una mirada fresca, directa, inteligente y de complicidad con el retratado. Un maravilloso viaje humano, descriptivo y documental por un variopinto mundo de personajes que se nos hacen próximos desde una perspectiva psicológica.

Las composiciones que se muestran en esta ocasión, están estudiadas y construidas, no en el sentido clásico del estudio fotográfico, puesto que muchas están realizas en plena calle y en situaciones surgidas espontáneamente. Así estos retratos denotan una forma muy cuidada en la elección de los planos, fondos, encuadres y también en la iluminación natural que se convierte en esencial.

Alberto García-Alix. © Fotografía: José Ramón Vega.

La hermosa imagen de Alberto García-Alix saliendo del MUSAC, encuadra la escena en un plano americano (influencia cinéfila) que parece concretar un fotograma de un plano secuencia fílmico, al congelar el movimiento en un punto, hecho que podría trasmitir esa inmediatez del instante fotográfico, pero no es así; la mirada directa de Alix a la cámara remite a una cierta pose y complicidad del retratado con Vega. Una imagen de intensa carga psicológica que profundiza en la personalidad y momento por el que pasaba Alberto García-Alix. Lo mismo se podría decir del magnífico, elocuente y desgarrador retrato de Leopoldo María Panero, en el que se vuelve a encontrar la complicidad del escritor maldito, en este caso mucho más evidente, la connivencia de un luchador ante las puertas de la muerte.

El manejo magistral de la luz, influencia directa de la pintura barroca en la fotografía pictorialista y también retomada en algunos casos por los neorrealistas y la fotografía actual, se observa en los retratos impresionantes que se recortan sobre un fondo neutro e indefinido de Felipe Zapico y Luisa Traseira, de 2012. Retratos de busto que trasmiten una penetrante visión psicológica del personaje. La mirada altiva y profunda, acompañada de un gesto hierático y serio, en un leve plano contrapicado nos trasmite la seguridad y fuerza interior de este creador. La composición diagonal, potenciada por la luz que entra desde la ventana inundando gradual y levemente la figura de Luisa Traseira, que presenta una mirada ensimismada y cabizbaja, trasmite una cierta melancolía y tristeza, alcanzando una expresión plástica muy expresiva, potenciada por el efecto de luz Rembrandt.

Juan Gelman en León. © Fotografía de José Ramón Vega.

En algunos retratos de interior incide en la utilización de elementos contextuales en referencia explícita a la personalidad, gustos o aficiones del personaje, al igual que ocurre en la pintura clásica. Así podemos observar en el excelente retrato de Julia D. Velázquez, la referencia a su mundo fotográfico; el caso del magnífico estudio de luces en el retrato de Pepe Tabernero apoyado en un proyector de cine, o el de Gabriel Quindós que nos desvela su vocación con una cámara de cine y la cita explícita de Ciudadano Kane con Orson Welles en el televisor.

Por otro lado, maneja con verdadera maestría las estructuras arquitectónicas interiores y el juego de luces procedentes del exterior, así como los efectos de sombras. Un ejemplo es el bellísimo retrato de Eva, Plouhinec (Bretagne), 2011, situada en una escena de extrema delicadeza, con un estudio magnífico de luces que aporta una rica degradación de grises con una gama sutil de matices y contrastes. En el diálogo de interiores y luces exteriores, herencia cultural de la pintura flamenca, destacan los retratos de Carmen Linares, Ana Curra, Juan Gelman o Alicia Alonso. Para esta muestra, el fotógrafo ha incorporado figuras destacadas y emblemáticas del Bierzo, pues sangre berciana corre por sus venas, como el compositor contemporáneo de reconocido prestigio internacional Cristóbal Halffter, el premio nacional de poesía Juan Carlos Mestre, el fotógrafo villafranquino J.A. Robés o el cantautor Amancio Prada.

Una magnífica ocasión para encontrarnos con este magnífico fotógrafo leonés.

:: “LA MIRADA CERCANA”

  • Exposición temporal de fotografías de José Ramón Vega, Jr Vega.
  • Lugar: Museo del Bierzo, El Reloj, 5, 24401, Ponferrada.
  • Fechas: Desde el 6 de abril hasta el 25 de junio de 2017
  • Entrada libre durante el horario de apertura del museo: De martes a sábado de 10 a 14 y de 16.30 a 20.30 h.; domingos de 10 a 14 h.*
  • Abierto todos los días durante Semana Santa y los *domingos por la tarde: 23 y 30 de abril y los lunes por la mañana: 24 de abril y 1 de mayo.

Información relacionada:

José Ramón Vega en TAM TAM PRESS:

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: