TAC 2017 / “FUEGOS: quemar el silencio para renacer en grito”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Fuegos” es una performance que recibió el premio al mejor espectáculo de la Sección Estación Norte en el pasado Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle (TAC) de Valladolid. Esta singular propuesta de La Nave del teatro Calderón de Valladolid desarrolla un programa de artes escénicas en el que intervienen sesenta intérpretes, entre 16 y 26 años, y que “canaliza el potencial creativo y juvenil en un proyecto insertado en la ciudad”. La obra gira en torno al éxodo, una reflexión generacional sobre los dramas reales de refugiado y emigrantes. Dirigida por Nina Reglero, la instalación audiovisual corre a cargo de Carlos Nuevo y en la performance también participan Lola Blasco (texto) y Manuela Barrero (coreografías).

Por MIRIAM IDRISSI y NOELIA TORIBIO

#Fénix #Renacer #Éxodos #Millennials #Hater #RefugeesWelcome #Fuego

Etiquetas de metadatos que a principios de enero se lanzan en nuestro grupo de creación artística de La Nave del Teatro Calderón de Valladolid. Cadenas de pensamiento que se convierten en línea de salida para un nuevo proyecto. Todos nosotros, a pesar del calor que siempre nos dan los telones negros de nuestra sala de ensayos, sentimos las manos frías, la piel fría ante la realidad que de pronto comenzamos a descubrir. Si algo hacemos en la Nave es convertirnos en investigadores de realidades. Realidades que, a pesar de pasearse entre nosotros en plena luz del día, se ven oscuras y nos engañamos creyendo que no existen.

Coger nuestros ojos.
Coger nuestros ojos y obligar a llorar la verdad.
Obligar al reflejo de la sal en las mejillas:
hacernos dolor de espejo claro
para desvelar al mundo.

Hablamos, entonamos, rimamos y bailamos el odio que, como una masa densa y oscura, se escurre entre las grietas de todo aquello que nos hace ser humanos. Investigamos y nos damos cuenta de que estamos tan acostumbrados a mirar la realidad desde cristales opacos que cuando son transparentes nos molesta su brillo. Vivimos en un estado de realidad anestesiada, nos inducen el coma a través de noticias disfrazadas, de vidas en escaparates sociales y, en un primer momento, despertar fue un golpe que nos tumbó de lleno. Es difícil acostumbrarse al cambio de luz cuando llevas tanto tiempo a oscuras.

Despacio comienza el viaje, lleno de incertidumbres, de emociones, de energía sin frenos.  Prendida la primera llama, el fuego se propaga como un incendio arrasándonos por dentro y encendiendo nuestra mirada para convertirnos en voz de la resiliencia. Resguardados bajo la capacidad innata de no romperse ni deformarse con facilidad pese a los golpes recibidos con los años, las generaciones pasadas, también presentes, nos transmitieron la consistencia que nos sujetó al suelo. Nos hemos quemado y renacido más fuertes gracias a la ayuda de grandes profesionales que nos han arropado con su experiencia en la palabra, en el movimiento, en el sonido, en la imagen, en el espacio, levantando nuestras llamas hasta las conciencias y haciéndolas más brillantes.

Quisimos destruirlo todo
con nuestra boca de pólvora sincera.
Así que prendimos  la mecha y nos volvimos humo
después de explotar sobre la piel de la Tierra:
Rojo sobre gris para volver al rojo.
Sólo así podíamos renacer la vida.

Juntos, un grupo de millennials hemos pisado fuerte, dándonos peso unos a otros, confiando y respirando juntos, convirtiendo las líneas de un hashtag en altavoz y no en rejas. Nuestros gritos se hacen eco de las palabras de Marah, que nos llegan hasta los huesos con su lucha  como refugiada palestina en un mundo que da la espalda a su dolor y sus miedos. Ella, valiente, mujer, joven, con dolor pero sin miedo nos habla a la cara de su lucha interna contra los muros que siguen en pie, los que se construyen nuevos y los que ya destrozaron las bombas.

Nunca habíamos visto un fénix
hasta que ella se posó en nuestras espaldas.
Llevaba cicatrices de ceniza
y la realidad escondida en la llama de su lengua.
Nos enseñó la palabra ‘fuego’,
que se parecía a la palabra ‘verdad’,
y su verdad nos liberó del letargo de las bestias.

Nosotros y ella, somos lo mismo y lo único que diferencia nuestras suertes es la brújula que a nosotros nos sopló hacia el oeste.  Y no te das cuenta del valor de los kilómetros hasta que los mides en lo que para ti significa el silencio. Suerte la nuestra el entender el silencio en negras o corcheas. En medida de distancia entre un beso y el siguiente. Porque para ella el silencio siempre será de hierro y de polvo, de gas y mostaza y tendrá sabor a ecos vacíos que no cruzan fronteras pero desgarran cristales y quiebran promesas.

Sobrevivir a los silencios.
Convertirlos en música para entretener a la muerte.
No sé si comprendes:
Sobrevivir a los silencios.

Ahora seguimos de resaca, de unas emociones que nos han hecho llorar de rabia cada día y que al mismo tiempo nos han llenado de responsabilidad para filtrar de rojo y naranja los ojos de los que nos miran. Una explosión de verdades dichas sin más iluminación que la fonética y cuya onda expansiva nos ha sido devuelta en forma de aplausos y un premio a mejor espectáculo en la Sección Norte en el Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid. La atmósfera de la Cúpula del Milenio ha envuelto estos días en un color blanquecino que hace que nos preguntemos si todo lo que ha ocurrido ha sido un sueño. Pero no, nuestra felicidad por formar parte de algo tan especial como La Nave del Teatro Calderón, como el XVIII TAC, es muy real, tanto que es casi palpable y ahora que nos hemos acostumbrado a hablar, no creo que soportemos el silencio nunca más.

Lo gritamos todo.
Quemamos la conciencia de los que escucharon
el agua y el fuego en nuestros ojos.
Hicimos pedazos todos los silencios marchitos
y respiramos los unos de los otros
al final de cada explosión para volver a empezar,
una vez más, como siempre
a cambiar el mundo. 

— — —

*Míriam Idrissi (prosa) y Noelia Toribio (verso) son navegantes del proyecto La Nave del Teatro Calderón.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: