Luis Miguel de Dios presenta su libro “El llanto del trigo” en El Gran Café de León

El periodista Luis Miguel de Dios presenta este miércoles 21 de junio, a las 21 horas en El Gran Café de León, su primer libro de relatos, “El llanto del trigo” (Ed. Agilice Digital, 2016), doce cuentos ambientados en un mundo rural que agoniza sin remedio. En la presentación estará acompañado por los periodistas Fulgencio Fernández y Eloísa Otero, y por su sobrino, Ignacio López de Dios, autor de la imagen de la portada.

“El llanto del trigo” es un libro que se lee de un tirón. Cada uno de los doce relatos que lo componen es la metáfora de un mundo campesino que agoniza, como sucede en Castilla y León, una comunidad marcada por el abandono de los pueblos y la desaparición de toda una cultura rural.

“Decía Delibes que toda historia debía tener un hombre, el paisaje y la pasión. En mi caso el hombre es el hombre de esta tierra, lo mismo que el paisaje y la pasión son estas historias, vicisitudes, problemas o alegrías que da esta tierra”, apunta Luis Miguel de Dios sobre este libro ambientado en pueblos como el suyo, Guarrate (en Zamora), donde nació en 1954, en una familia de agricultores, y al que no ha dejado de volver. “Cuando regresaba al pueblo en vacaciones me empapaba de toda una sabiduría en el lenguaje, en la forma de vida y de afrontar la existencia”, apunta.

Como señala el periodista y escritor Juan Cruz en el prólogo, “la materia prima (de estos cuentos) es la melancolía, ese artilugio metafórico del alma, pero la naturaleza misma de los cuentos es la vida, la vida que él ha vivido o la vida que ha visto vivir; el pequeño pueblo, las pequeñas cosas, las almas pequeñas o grandes que él ha ido vislumbrando, son la esencia de sus personajes”.

Los cuentos han sido tramados a partir de “anécdotas, sucedidos y vivencias personales sobre los que he fantaseado y que han podido ocurrir en cualquier pueblo de Castilla”, reconoce Luis Miguel de Dios. De ahí el trigo, como “símbolo y seña de identidad de un territorio”, y el llanto para exteriorizar “el poso de amargura, la conciencia de una pérdida irremisible, la pena por esos hijos que se han ido, por la emigración, por unos problemas que nadie soluciona”.

Entre ellos hay relatos duros, pero también irónicos, y tiernos. Son relatos habitados por personajes que rezuman nostalgia, resignación, dolor y pena: el hombre que ayuda a una prostituta ecuatoriana a cumplir su sueño, el que vivió durante años como un topo y decide ponerse delante de un toro para poner fin a su vida, el que no sabe cómo afrontar la burocracia y el papeleo…

Desaparición de un lenguaje

“A lo largo de mi vida he conocido muchas historias, muchos personajes, muchas anécdotas que ahora he llevado a los folios con el lenguaje que viví de pequeño”, señala el autor. Porque en nuestros pueblos no solo está desapareciendo una cultura y una forma de vida, también las palabras que nombraban oficios, enseres y objetos en desuso o perdidos ya para siempre.

Llaman también la atención los nombres de los personajes, tomados del santoral como se hacía antaño —Porfirio, Remigio, Agripina, Zósimo, Indalecio, Críspulo, Plautila…—, así como la profusión de motes que aparecen en el libro, algo que recuerda a Delibes y que para el autor no deja de ser “la seña de identidad de nuestros pueblos”. Y añade: “Hay gente que tiene una habilidad especial para ponerlos. Es todo un arte”.

Luis Miguel de Dios estudió Periodismo porque le gustaba escribir, y su trayectoria profesional ha sido intensa. Prejubilarse —después de 35 años de trabajo en distintas redacciones de prensa, radio y televisión— le ha servido para poder rescatar de sus apuntes y notas estos cuentos que se fueron escribiendo a lo largo de los años, y que por fin ha dado a la imprenta. “Siempre he querido escribir, pero unas veces por el cansancio del periodismo y otras por la pereza, nunca he podido del todo hasta que ahora, con más tiempo libre, he retocado y dado forma a cosas escritas hace tiempo”.

:: Sobre Luis Miguel de Dios

Licenciado en Ciencias de la Información (Universidad Complutense de Madrid), Luis Miguel de Dios ha formado parte en Castilla y León de las redacciones de El Norte de Castilla, Radio Valladolid (Cadena SER) y Radio Cadena Española (RCE). Dirigió los centros territoriales de Televisión Española (TVE) y de Radio Nacional de España (RNE), así como el rotativo El Mundo-Diario de Valladolid, desempeñado también el cargo de subdirector de Deportes de TVE a escala nacional, y fue corresponsal de El País en Valladolid durante dieciséis años.

En 2009, con motivo de su jubilación, recibió el Premio de Periodismo Francisco Cossío 2009 por su Trayectoria. En la actualidad colabora como articulista en los periódicos del Grupo Promecal y trabaja en su primera novela.

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: