Miguel Velayos presenta su último poemario, “A nosotros la lluvia jamás nos pasará”, en la taberna Casa Benito (León)

— — —
El poeta y actor abulense Miguel Velayos regresa a León para presentar su último poemario, “A nosotros la lluvia jamás nos pasará” (Ed. Baile del Sol). Como en anteriores ocasiones, la emblemática taberna Casa Benito, ubicada en la Plaza Mayor, acogerá el acto, que comenzará a las siete de la tarde del sábado 17 de febrero, con entrada libre. El periodista leonés Óscar Campillo actuará como presentador.

No es la primera vez que Miguel Velayos (Ávila, 1978) viaja a León para presentar un libro de poemas, en esta ocasión el octavo de su trayectoria: A nosotros la lluvia jamás nos pasará, editado por el sello tinerfeño Baile del Sol en 2016.

“En casi todos los libros que he escrito hay un apartado dedicado al paso del tiempo, pero éste ahonda más en ello”, apunta Velayos, quien tras Política sesions (2013), más social, y Lecciones de orfandad (2015), elegíaco y más íntimo, aborda en este nuevo poemario un tema universal y eterno, pero “desde el punto de vista de un poeta del siglo XXI”.

Reproducimos una breve reseña de este libro publicada en CaoCultura:

“En la poesía de Miguel Velayos (Ávila, 1978) se alternan la brevedad sentenciosa (“La vida es ir marcando en nuestra agenda /  las fechas de esta sed. / No se puede decir que estemos solos: / la muerte nos va entrando por los huesos”) y el discurso argumentativo entreverado de rasgos descriptivos, en la estela de la “poesía de la experiencia” que se impuso en el panorama poético español desde mediados de los 80. Como la de los “poetas de la experiencia”, en efecto, la poesía de Velayos abunda en alusiones al entorno urbano y a la cultura de masas, e incluso adopta una actitud claramente elegíaca ante algunos referentes de la misma –véase el poema “El club de los 27”, sobre el sorprendente número de estrellas de la música popular, desde Jim Morrison a Amy Winehouse, muertos a la edad de 27 años–. El tono elegíaco, no obstante, es en este libro algo más que un recurso para abordar el pasado colectivo: viene a ser, por el contrario, una actitud vital, en la que concurren la fugacidad del amor, la constatación de los cambios aparejados a la edad, la pérdida de ilusiones y la melancólica celebración de los aniversarios íntimos. Esta melancolía encuentra adecuada expresión en un verso blanco bien pautado –empieza a ser infrecuente encontrar tan buen oído en un poeta de la edad de Velayos– y en una igualmente exquisita contención verbal. Velayos es un poeta que conoce bien a sus maestros y que no pretende llamar la atención por sus atrevimientos, sino por su afán de fidelidad a una determinada temperatura emocional. Lo que, paradójicamente, lo convierte en una de las pocas voces personales de su promoción.”

— — —
:: Un poema del libro

CUANDO LLEGUEN LOS AÑOS

… Cuando lleguen los años,

decíamos entonces, subidos en los trenes

que cruzaban Europa;

cuando vengan los años no golpeará su furia,

ni las hoscas guadañas de su triste reloj…

 … Cuando lleguen los años…

 … A nosotros la lluvia jamás nos pasará.

Información relacionada:

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: