Jazz

Por TOÑO MORALA

A veces los colores están en la música aún por escuchar; es como cuando se sueña un cuento sin haberlo escrito ni leído jamás. O como esas flores que se posan sobre un jarrón de cristal y el resol de la mañana las tutea sin más. A veces, se juntan la vida y los corazones, las sonrisas y el arte y, entonces, la creatividad galopa libre por todos los valles del infinito, y sobran las palabras, sobran las miradas, sobra la complicidad, sobra la amistad del momento, sobra el silencio… un par de toques de baqueta y… jazz.

 

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: