Julián Alonso presenta sus “Poemas visuales” en La Fontanería (Valladolid), y rinde homenaje al poeta Francisco Pino

El polifacético artista vanguardista Julián Alonso presenta en el espacio creativo La Fontanería, de Valladolid, un puñado de obras bajo el título Poemas Visuales. Un guiño al tantas veces llorado Francisco Pino, expresión de su particular manera de producir sensaciones con mensajes inmediatos.

Por ISAAC MACHO

Collage, ensamblaje e ilustración son algunas de las propuestas artísticas de Poemas visuales que Julián Alonso muestra al público en el espacio La Fontanería, de Valladolid. Artista polifacético, de amplia trayectoria, su viaje personal pasa por la poesía, la actividad literaria, radio, prensa, publicaciones, comisariado de exposiciones y otro tipo de acontecimientos culturales.

Los visitantes podrán ver “ilustraciones y pequeños ensamblajes de objetos a modo de collage”, resume Vanessa Calzada, impulsora de este espacio creativo, una iniciativa cultural que se sustenta en tres pilares: arte, creatividad y educación emocional.

Los Poemas visuales que Alonso presenta en esta exposición son una combinación de arte plástico, formas pictóricas y letras que definen la intención de su autor, concretada en cierto modo, en la inmediatez de sus mensajes como una de las particularidades de los poemas visuales frente a los poemas clásicos. “Eso me interesa mucho porque me parece que el contacto entre creador y receptor es más puro, sin la reflexión meditada que se produce con la lectura de un poema discursivo”, dice.

“El hecho de que el mensaje te entre directamente por los ojos, muchas veces sin tu propia voluntad, me parece algo muy importante porque quien lo contempla puede hacer suyo el mensaje, en ocasiones sin mediar la voluntad de que eso suceda”, subraya el artista.

Nada más entrar en contacto con la obra de Alonso, una de las primeras impresiones es presentir que te encuentras en un mundo muy próximo a Francisco Pino, el autor de la poesía experimental y visual vallisoletano, seguidor del movimiento surrealista. Julián Alonso señala que más que influirle, su relación con Pino es de “reconocimiento hacia alguien que transitó y, a veces, abrió caminos nuevos para los que hemos venido detrás”.

Al contemplar los cuadros del creador palentino, enseguida se aprecia la influencia artística de Pino, “tanto la experimental como la convencional y admiro también su actitud vital frente a la poesía, que hacía muchas veces difícil diferenciar entre el poeta y su obra. Eso es para mí el sueño de todo creador y lo que más me interesa, pero sería pretencioso tratar de emularlo. Él era un poeta total y los demás andamos en la periferia”, previene.

Cada vez que Julián Alonso se enfrenta a un poema visual, su intención es que provoque un intenso nivel de sensaciones a quienes se acerquen a su obra. Reconoce que, a veces, esta modalidad artística puede que necesite “la apoyatura de un título”, aunque “casi siempre intento que mis poemas entren directamente por los ojos y lleguen al cerebro de quien los contempla, casi vírgenes, sin esa reflexión previa que se produce conforme se va leyendo un poema discursivo”, advierte el creador.

“Pretendo que eso actúe como un flash en la mente del lector predispuesto y que lo que ve le produzca una sensación inmediata y propia que, al igual que con la poesía convencional, no tiene necesariamente que coincidir con la intención del creador del poema”, reflexiona.

El espacio donde se exhiben los trabajos de Julián Alonso también tiene su singularidad artística y sentimental. La Fontanería es un entorno creativo donde prácticamente todos los materiales se han reutilizado o transformado. Es el local de fontanería, con su mismo nombre y logo, que tenía el negocio de los padres de la actual gerente, Vanessa Calzada Rodríguez. Un homenaje a sus progenitores, Luis y Flora, encabezado por sus dos iniciales.

*Poemas visuales puede verse en el espacio La Fontanería (C/Silió, 6 -soportales-, junto a la plaza de los Vadillos, Valladolid) hasta el 14 de marzo. Horario: L, M, X y V: 10-14 y de 16-19 horas.

:: Sobre Julián Alonso

Haz un click para entrar en la web de Julián Alonso.

Julián Alonso . Licenciado en Geografía e Historia, la actividad cultural, literaria y artística de Julián Alonso se dispersa en diversos ámbitos: literatura, creación artística, edición, crítica, conferencias, jurado de premios literarios y de pintura, organización y comisariado de exposiciones y eventos culturales y artísticos, radio, etc.

Habitual conferenciante en universidades y ponente de cursos, ha participado en numerosas exposiciones colectivas y realizado algunas individuales tanto de fotografía como de poesía visual en España y en más de treinta países de todos los continentes. Su obra se ha mostrado en museos como el MACBA de Barcelona, el MUSAC de León, el Palacio Quintanar (Segovia), el Centro de Poesía Visual de Peñarroya, la Galería Juan López de Ael (Vitoria), Sala Caja España (Palencia), Fundación Díaz Caneja (Palencia) o el C3A de Córdoba y se han exhibido en el programa de RTVE-2 La Aventura del Saber.

Su obra figura en numerosas antologías, tiene trabajos traducidos al inglés, francés, alemán, italiano, japonés y árabe. Asimismo, ha diseñado plaquettes, carteles, folletos, libros de autor y objetos poéticos, destacando, por citar algunos, los realizados para la Colección Astrolabio, grupo poético del que formó parte desde 1992 hasta 1996 y para Ediciones Cero a la Izquierda, la cartelería y folletos de las Jornadas de Poesía Ciudad de Palencia durante trece años consecutivos.

En el campo de la poesía visual cabe destacar, Collage Poemas (1993), Disolución (1994), Diez Poemas Banales (1997), Disidencias (1998), Fuegos Fatuos (1999), Solidarismos y Grupo de Cuerda (1999), Pentagramas (2000), Luz en los ojos (2002) Lengua de máquina (2004), el CD-Rom Golpes de Viento, que reúne su obra gráfica (excepto la fotografía) entre 1990 y 2004, o las obras colectivas Nicotina y Señales de Humo. Con la pieza Ciudad, obtuvo una Mención Especial del Jurado del Premio Caruso de Poesía Visual (Vitoria).

Entre otros títulos, Julián Alonso ha publicado República de los Sueños (1991); Diario de Abril (1992); Arquitextura (Premio Provincia de Guadalajara 1993); …Y no estabas tú (1995, en colaboración con Jesús Aparicio); Trampas de la memoria (premio Ciudad de Benicarló 1999 –con prólogo de L.E. Aute-); Pasos en la arena (Palencia, 2008; Como un lento veneno (prólogo e ilustración de L.E. Aute) (2013) y Poesía en derribo (2014).

Su obra literaria fue estudiada en el I Congreso de poetas palentinos del siglo XX, organizada por el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua. Es miembro de ACyLCA (Asociación de Críticos de Arte de Castilla y León), AECA (Asociación Española de Críticos de Arte) y AVACyL (Asociación Profesional de Artistas Visuales de Castilla y León. Es académico de número de la Institución Tello Téllez de Meneses desde 2017; presidente de la Asociación de Amigos del Museo Narciso Maisterra y miembro fundador de la Asociación de Amigos de la Caneja.

Homenaje a Francisco Pino. Poema visual infinito de Julián Alonso.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: