El documental “Océanos de Amor” recuerda a Ricardo Vicente, su tenacidad y la lucha por sus ideales

El próximo martes 27 de marzo, Día Mundial del Teatro, se presenta en el teatro Zorrilla de Valladolid (a las 20 horas) el documental “Océanos de amor”, de una hora de duración, que refleja los valores de una de las figuras más brillantes y comprometidas que ha dado el teatro en Castilla y León. Fallecido con 41 años, en 2009, el legado de Ricardo Vicente llega ahora a las pantallas por el interés artístico de un joven equipo liderado por Lia Willems-Gómez

Por ISAAC MACHO

Océanos de amor, el documental dirigido por Lia Willems-Gómez y que recorre la vida y la obra de uno de los mayores talentos que han dado los escenarios de Castilla y León, Ricardo Vicente, fallecido en 2009 a los 41 años, está listo para el estreno.

Será el próximo día 27 en el teatro Zorrilla de Valladolid, coincidiendo con el Día Mundial del Teatro, aunque la gran paradoja de este acto de presentación de la cinta es que el joven equipo que ha producido y dirigido la película, de manera altruista, tendrá que pasar por caja para su exhibición.

“Me parece muy triste en que en pleno siglo XXI yo, con 20 años, tenga que endeudarme para estrenar una película en el teatro Zorrilla para un proyecto sin ningún tipo de ayuda ya que, precisamente, todos los participantes lo hemos hecho de forma desinteresada”, relata la propia Lia Willems-Gómez con las entrañas en la palma de la mano.

“Desde luego es problema mío porque yo he sido quien ha tomado la decisión de sacar adelante esta iniciativa en honor a uno de los grandes profesionales del teatro de aquí, y lo asumo, pero que no haya apoyo institucional de ningún tipo, tratándose de gente muy joven que quiere abrir caminos y que no pueda hacerlo por la indiferencia de los responsables públicos, cuando menos, tengo derecho a decir que me apena”.

El titular del teatro Zorrilla es la Diputación de Valladolid y su explotación se lleva a cabo mediante concesión privada por la empresa Iniciativas Teatrales de Enrique Cornejo.

La exhibición del documental coincide con el 50 aniversario de Vicente, apenas unos días después de su fecha de nacimiento, y aborda la figura del polifacético artista, sus inicios sobre las tablas y su paso por varias compañías de teatro de Valladolid, la creación de sus obras así como su quehacer como promotor de iniciativas teatrales tan sugestivas como Espacio Abierto y Cuarteto Teatro.

Imagen del rodaje de “Océanos de amor”.

Océanos de amor se compone de cuatro bloques. En el primero se narra la niñez y adolescencia de Ricardo Vicente, así como sus primeros años en la profesión, su paso por la Escuela de Arte Dramático de Valladolid como alumno y su estancia en Madrid. En la segunda parte de su biografía, se analiza su vuelta a Valladolid en 1991 y su iniciación en la docencia en el Aula de Teatro de la Universidad de Valladolid así como en la Escuela de Arte Dramático de Valladolid.

En el tercer bloque aparecen sus dos grandes pilares profesionales: Cuarteto Teatro y el Centro de Investigación Actoral Espacio Abierto de Valladolid. Por último, el apartado final comprende una de sus facetas menos conocida: la música y su participación en el grupo Capadocia.

Entre estos cuatro bloques, Willems-Gómez ha introducido escenas de ficción en las que busca “un punto de encuentro entre mi realidad y lo que yo percibo sobre Ricardo”, asegura la directora. Con estas recreaciones, pretende profundizar en el mundo del arte y combinar teatro, danza con reflexión personal.

“Me pareció tan apasionante su trabajo que he intentado buscar, de forma muy conceptual, una conexión entre dos personas que no se conocieron, aunque hay que decir que mi intención es también que los espectadores al verla construyan su propia perspectiva”, señala también.

A lo largo de la película aparecen imágenes de espectáculos en los que participó Ricardo Vicente, como actor o director, así como pequeños fragmentos de vídeo más personales. Al analizar este capítulo, la directora del documental considera que no ha contado con excesivo material de fotografías y vídeos, si bien “su calidad es suficiente para ver y entender el talento que tenía Ricardo”.

Imagen del rodaje de “Océanos de amor”.

El rodaje comenzó el pasado mes de octubre, y aunque esta última etapa es corta en el tiempo, el proceso, reconoce Willmes-Gómez, “ha sido largo y muy intenso. Han pasado muchísimas cosas, ha participado mucha gente y, por resumirlo, tengo que decir que estoy satisfecha con el resultado final del documental porque el trabajo está hecho con ese amor que ponía él en los proyectos, porque cada uno ha aportado lo que sabe y lo que le gustaba de Ricardo. Eso hace que esté orgullosa de que todos nos uniéramos para estar a la altura de nuestro homenajeado”, un reto nada fácil porque “estamos hablando de un referente teatral para muchos que compartieron profesión, incluso, para mí ha significado mucho esta apuesta artística. Ricardo creaba alternativas, tenía ideas y luchaba por ellas con gran tenacidad, a pesar de las dificultades. Esto es precisamente lo más significativo”, profundiza la realizadora.

Durante la hora de duración del largo, participan con su testimonio una veintena de personas entre familiares, amigos, compañeros y otras personalidades de la cultura castellanoleonesa. Entre ellos, Roberto Henríquez, Lucía y José Antonio Quintana, Nina Reglero, Charo Amador, Óscar Puente, Pablo Rodríguez, Verónica Ronda, Xiqui Rodríguez, Fernando Herrero, Óscar de la Fuente, Inés Acebes, Fran Hervada, etc.

Después de ahondar en la personalidad de Ricardo Vicente, durante meses, Lia Willems-Gómez se queda con un rasgo que definía a la perfección la forma de estar en el mundo del genio teatral: “la honestidad consigo mismo, entender su verdad y luchar por ella por encima de todo, algo tan difícil de conseguir en una sociedad tan poco honesta…”

El documental Océanos de amor es el primer proyecto de la joven directora, “mitad holandesa y mitad española”, y la cinta, confiesa, “me ha cambiado la vida”. “Ese cambio que se ha producido en mí ha provocado que el documental tome una forma determinada y no otra. Esas ficciones con las que más me identifico y mejor me definen, me han permitido abrirme artísticamente, me han dado toda la libertad que pudiera tener para expresarme y contar algo tan subjetivo”, concluye.

Océanos de amor se estrena el martes 27 de marzo en el teatro Zorrilla de Valladolid, a las 20:00 horas.

Imagen del rodaje de “Océanos de amor”.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: