Ignacio Fernández presenta en Valladolid ‘Poscontemporáneos’, el libro que recoge sus artículos en TAM TAM PRESS

Este viernes 18 de mayo, en la Fundación Segundo y Santiago Montes (Valladolid), tendrá lugar la presentación del libro “Poscontemporáneos”, de Ignacio Fernández Herrero, en el que su autor reúne los artículos publicados durante cuatro años bajo ese epígrafe en TAM TAM PRESS, así como algunos inéditos. El acto tendrá lugar a las 20 horas, con entrada libre, y acompañarán al autor Eloísa Otero (periodista y editora de Tam Tam Press) y Gonzalo Franco (delegado provincial CCOO Valladolid). Reproducimos, bajo estas líneas, uno de los textos que sirven de prólogo al libro.

PENSAR LA REALIDAD

Por ELOÍSA OTERO

“Y en los tiempos oscuros, ¿habrá canto?
Sí, habrá el canto sobre los tiempos oscuros”.
Bertolt Brecht

Fue allá por junio de 2010 cuando Ignacio Fernández Herrero publicó en Diario de León el primero de los artículos con los que, a partir de octubre de 2012 (año feroz donde los haya, tras la crisis de 2008), y hasta finales de 2016, fue componiendo una serie de textos de opinión para la revista cultural Tam Tam Press, bajo el epígrafe de “Postcontemporáneos”.

En total son medio centenar de artículos (más algunos inéditos que se han añadido en este libro), en los que el autor reflexiona sobre la sociedad actual desde distintas perspectivas, intentando entenderla e incluso aventurar cómo será ese tiempo por venir que se construye desde nuestro presente, sin apenas consciencia y con cada vez mayor desmemoria.

En su primer artículo alude Ignacio Fernández a la fórmula escolar que sitúa la Edad Contemporánea en esa etapa de la Historia occidental que se inicia con la Revolución Francesa (al grito de igualdad, libertad, fraternidad) y se extiende hasta nuestros días; “sin importar que esos días sean los de nuestros abuelos, los de nuestros padres, los nuestros propiamente dichos o los de nuestros hijos e hijas”. Antes de eso hubo una Edad Moderna, y antes una Edad Media, y mucho antes una Edad Antigua… Y se pregunta el autor: “¿es posible que tengamos que reescribir pronto los libros de texto para anotar que hemos entrado en una nueva edad?”.

A su juicio, la caída del Muro de Berlín (1989) y de las Torres Gemelas (2001), como símbolos del comunismo y del capitalismo, “son la imagen del final de una larga etapa, la de las construcciones y el crecimiento”, que ha dado paso a una nueva era, marcada por las crisis y la globalización. “Resulta evidente que hemos abandonado la vieja Edad Contemporánea”, afirma. “Reconocerlo es un elemento capital para conquistar la época que se abre ante nosotros. No reconocerlo y seguir valiéndonos del pensamiento viejo, de patrones caducos y de horizontes apagados significará nuestra derrota ante la evolución imparable de la historia”.

El autor reclama un pensamiento nuevo, constructivo, con parámetros y propuestas de futuro capaces de alumbrar nuevos horizontes, un pensamiento que nos ayude a evolucionar y a tomar decisiones “para que la marea no nos arrastre hacia un fondo sin fin”. Así que el objetivo de estos artículos es “pensar”, precisamente, sobre qué es la postcontemporaneidad (palabra larga donde las haya). Pensar la realidad en estos tiempos de zozobra y crisis. Referenciar la nueva era que nos define como humanos, una era tecnológica y digital, cibernética y global, ¿neocapitalista y neofeudal?… sobre la que ni los sabios se atreven a augurar lo que se nos avecina… pero sobre cuyos parámetros ya se despliegan algoritmos.

“Es verdad que existe una crisis económica y una crisis financiera agudas y persistentes, pero también una crisis política, una crisis de liderazgo, una crisis demográfica, una crisis alimentaria, una crisis medioambiental, una crisis energética y, en fin, una crisis ética. La crisis nos obliga a pensar y, en consecuencia, produce análisis y reflexión para poder cambiar el mundo”, sostiene el autor.

Ignacio Fernández siempre ha estado ligado a la enseñanza, a la cultura y, durante los últimos 30 años, al sindicalismo activo. Se afilió a CCOO en 1986, cuando aprobó su oposición de profesor de Lengua y Literatura y ya conducía programas de radio en la línea de la mítica Radio 3 de los 80. Escritor y filólogo, ha publicado libros de poesía (‘Geografía’, ‘Lógica borrosa’) y ahora mismo tiene un inédito en preparación, a caballo entre la poesía y el ensayo (que posiblemente se titulará ‘Lingüística’). Además, forma parte del equipo editor de la revista de poesía FAKE. Nunca ha dejado de escribir artículos de opinión, en distintos medios, como una forma de reflexionar y ayudar a entender el presente. Como sindicalista, se ha preocupado por “dignificar” los discursos públicos “en unos tiempos donde la retórica y el buen hablar son asignaturas que pocos estudian y muchos menos respetan”. Tras dejar el cargo de secretario provincial de CCOO hace solo unos meses, después de 12 años, todo apunta a que seguirá vinculado al sindicato trabajando en el ámbito de la cultura activa, desde el Ateneo ‘Jesús Pereda’.

Porque la cultura importa, y debería importarnos más, mucho más. Ignacio Fernández despliega su catalejo hacia el horizonte y advierte: “Un absurdo no menor de esta edad, que algunos llaman de la información y del conocimiento, es el desdén por la que es sin duda principal herramienta de esas dos acciones: el lenguaje verbal. Y, de ser así, bien podría decirse entonces que vivimos en la edad del pensamiento relajado, por no decir ausente”. Para pensar, no obstante, hay que leer y escribir, dos hábitos conscientes que empiezan a formar parte de ciertas costumbres del pasado. “Me temo que vivimos en una sociedad líquida, como dice Bauman, muy necesitada de certezas y muy desorientada. Quizá por eso reclamo más lecturas de ensayos que de novelas. La política y la sociedad necesitan más lectura”, afirma.

Y es que, como apunta la historiadora Elvira Roca Barea, “caminamos hacia un periodo áureo de indigencia mental”. Esta investigadora considera que “siempre ha habido analfabetos, pero ahora salen de las universidades”. Y dice más: “Gente que sepa expresar por escrito lo que sabe empieza a escasear en todas partes”.

Sin duda alguna el lenguaje es el patrimonio humano más valioso. No solo es la herramienta con la que nos comunicamos y expresamos nuestros sentimientos (hasta el punto en que a veces parece que ya no sabemos discernir entre lo que sentimos y la expresión de lo sentimos). Es también la materia con la que se construye el pensamiento. Y aunque ya escribí esto en otro lugar, viene a cuento repetirlo aquí: “El pensamiento, como la utopía, sirve para caminar. Como la luz, se proyecta hacia el futuro. Es creación (consigue que algo valioso que no existía exista) y revelación (convierte en visible lo invisible). Amplía el territorio de lo real explorando más allá de lo percibible o entendible. El pensamiento cambia el mundo”.

Pero pensar sobre la realidad, pensar el mundo, se está poniendo cada vez más difícil. “¿Es real la realidad?”, se preguntaba Paul Watzlawick en un libro publicado en 1979. Quizá ésta siga siendo la gran pregunta de todos los tiempos. Y más ahora, cuando, abrumados por el exceso de información y difuminadas las fronteras entre la verdad y la mentira, ya no sabemos qué pensar, ni cómo pensar.

Hace unos días, me sorprendió este titular: “En 20 años la mitad de lo que sabemos será mentira”. Lo afirmaba un hombre de ciencia, el médico Jesús Culebras. Quizá tengamos que reescribir una gran parte de la Historia, ahora que contamos con muchos más medios que antes para conocer lo que ocurrió antaño y lo que sucede hogaño. Y quizá también tengamos que realizar el esfuerzo añadido de imaginar, más allá de nosotros mismos, cómo podría ser un mundo en el que todos pudiéramos vivir. “Cada época no solo sueña la siguiente, sino que soñadoramente apremia su despertar”, escribió Walter Benjamin en 1935. Si esto es así, ¿cómo será la época que estamos soñando ahora?

:: Sobre Ignacio Fernández Herrero

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: