MUSAC / Wolf Vostell, la vida como sinónimo del arte y viceversa

Vostell 01 a, b, c. Wolf Vostell, Sinfonía para 40 aspiradores,1976. Vista de la instalación en la exposición VIDA = ARTE = VIDA, MUSAC, 2018.

Por CAMINO SAYAGO

Co-fundador del movimiento Fluxus, creador del término Dé-coll/age y fundador del Museo Vostell Malpartida en Extremadura. Wolf Vostell es uno de los artistas más significativos de la segunda mitad del siglo XX y clave para comprender el arte contemporáneo. A su obra le dedica el MUSAC la gran retrospectiva con la que este 1 de diciembre abre sus puertas. Bajo el título ‘VIDA = ARTE = VIDA’ revisa toda la trayectoria del artista alemán desde los años 50 hasta 1998. La exposición podrá visitarse hasta el 26 de mayo.

“El arte no vale nada si no se expone al público”, son palabras de Wolf Vostell (Leverkusen, 1932 – Berlín, 1998), transmitidas a su hijo y que repetía Rafael Castell, representante de la familia del artista, en la presentación de la muestra. Un testimonio que habla de la relevancia que tenía el público para el artista alemán, al que consideraba una parte importante del proceso de su obra. Fue un artista muy complejo con líneas de actuación muy diversas y que utilizó una gran variedad de materiales, como el vídeo y la performance que le permitieron desplegar gran parte de la obra que ahora se revisa. La energía como fórmula imposible de controlar aporta

‘VIDA = ARTE = VIDA’, coincide con los 20 años de la  muerte y 40 de la importante exposición ‘Bilder 1959-1974’ que realizó Vostell en el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid. El título responde a la frase “el arte es igual a la vida, la vida es igual al arte “, acuñada en 1961 por el artista. Un principio esencial y programático en su trabajo, basado en una confrontación estética con los eventos cotidianos.

La muestra está integrada por obras procedentes tanto del Museo Vostell Malpartida como de la Colección Fluxus Gino di Maggio, de colecciones de instituciones públicas como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía o el Patio Herreriano, así como de prestadores privados. Y el trayecto cronológico que propone recorre su producción desde los años 50 hasta 1998, a través de medio centenar de sus obras más emblemáticas (instalaciones, pinturas, esculturas y películas), así como documentación perteneciente a su gran archivo que se puede ver por primera vez.

Tal como asegura José Antonio Agúndez, director del Museo Vostell Malpartida, “ofrece una gran oportunidad, la de afrontar un reto, la de mirarnos en un espejo y soportarnos como individuos”. También es una gran ocasión para conocer los conceptos sobre los que giró su trabajó: la exploración de los límites del arte, las relaciones entre arte y vida, así como la documentación emocional e intelectual de los cambios y conflictos políticos y sociales de la época a través de estrategias artísticas entonces innovadoras como la serialidad, el happening, el Dé-coll/age o el uso de la innovaciones tecnológicas como el vídeo.

Su obra critica directamente el sistema político, los desastres de la guerra, la codicia del capitalismo tardío, la opresión de las ideologías hegemónicas o el consumismo, la influencia de los medios de comunicación, la representación de la sexualidad o el tabú y el tratamiento que reciben grupos marginados en nuestra sociedad, caracterizada por la manipulación mediática, la sobreexcitación del consumo o la homogeneización del gusto cultural. Por ello, su obra sobrepasa las esferas convencionales del arte y llega hasta el espacio público y la vida en general.

“Siempre trabajó a favor del ser humano y cada hombre es una obra de arte. Aunque la paz es la mayor obra de arte”. José Antonio Agúndez recuerda que compartió con Vostell dieciséis años de su vida ”fue mi gran maestro, mi gran amigo del alma. Y el arte que no hace amigos no merece la pena. Esta exposición es un ejemplo de ello”.

Wolf Vostell realizó la primera exposición individual en España en 1958 en Cáceres, el primer año que vino a nuestro país. Hace sesenta años.

La exposición y el archivo

La exposición está organizada cronológicamente. Comienza con una de sus obras capitales, ‘Transmigración III’ (1958), en la que por primera vez incorporó un televisor en sus trabajos; y continúa con algunas de sus conocidas propuestas de Dé-coll/age, tales como ‘Orero 8’ (1961), proveniente del Museo Patio Herrariano, la gran instalación ‘6 TV Dé-Coll/age’ (1963), prestada por el MNCARS; ‘Energía’ (1973), prestada por el MVM o ‘Sinfonía para 40 aspiradores’ (1976), prestada por la familia del artista.

También reúne algunas obras de sus series o ciclos más conocidos como ‘El muerto que tiene sed’ (1978), el ciclo ‘España’ (1985-86) o ‘El entierro de la sardina’ (1985-86), junto a cuadros escasamente exhibidos por sus grandes dimensiones como ‘La caída del muro de Berlín’ (1990) o ‘9 de noviembre’ (1989). En uno de los patios del museo puede verse la obra ‘130 Km/h’ (1963), que presenta el vehículo original que fue arrollado por una locomotora en el marco de una de la acciones del happening ‘Nein-9-dé-coll/agen’ (1963).

Además, se presenta por primera vez el archivo Vostell en su totalidad, a través del que se puede acceder a propuestas como hormigonamientos o esculturas para el espacio público.

La muestra incluye la instalación ‘Energía’ (1973) que se podrá ver al completo y la integran mil panes envueltos por periódicos. Para su montaje en León el museo contará la colaboración de los dos diarios impresos de la provincia de León, el Diario de León y La Nueva Crónica, que el sábado 1 de diciembre publicarán en sendas inserciones la frase de Vostell “Son las cosas que no conocéis las que cambiarán vuestra vida”. Los diarios se integrarán en la instalación ese mismo día,

Con motivo de la exposición, el 23 de febrero tendrá lugar una representación del acto final de la ópera fluxus ‘El jardín de las delicias’, concebida por Vostell y que se ejecutó por primera vez en 1982 en el marco del Festival ‘Pro musica nova’ en Bremen (Alemania).

Wolf Vostell, 1972.

:: Sobre Wolf Vostell

Nacido en Alemania y formado como artista en ese mismo país y en Francia, Wolf Vostell mantuvo desde finales de los años 50 una fuerte vinculación con España, donde fundó el Museo Vostell Malpartida en 1976, con una amplia repercusión en una España deficitaria en arte contemporáneo. Fue asimismo un artista con influencia internacional, creador en 1954 del término Dé-coll/age, con el que se designa la técnica opuesta al collage, es decir, la creación de una nueva obra arrancando o rasgando partes de la original.

Es considerado introductor en Europa del happening -realizó el primero en 1958 en París- y cofundador junto a Nam June Paik y George Maciunas del movimiento Fluxus, en el que participó activamente haciendo patente una crítica de la fetichización de la televisión y la cultura del consumo.

Desde 1954, el dé-coll/age se convierte en principio crítico y creativo de su producción artística. En 1958 produjo sus primeros dé-coll/ages con televisores y piezas de automóviles, convirtiendo a la omnipresencia de estos objetos en la vida cotidiana en uno de los temas principales de su obra. El mismo año integró un televisor en la obra Transmigración. Sus dé-coll/ages, por su tanto, no se limitan a deformar, aislar y sobre-pintar objetos, sino que se extienden al espacio electrónico.

Desde entonces, continuó experimentando con collages, imágenes  extraídas de la iconoesfera, happenings, dibujos, vídeos y muchos otros medios artísticos. Desde 1969, Vostell realiza numerosos betonnages, constituyendo el hormigón una metáfora de opresión y bloqueo.

Wolf Vostell, Los 7 contra Tebas, 1992
Colección Artistas Conceptuales. Museo Vostell Malpartida. Junta de Extremadura

VIDA = ARTE = VIDA

  • Artista: Wolf Vostell (Leverkusen, Alemania, 1932 – Berlín, Alemania, 1998)
  • Comisariado: Manuel Olveira
  • Lugar: MUSAC. Salas 1 y 2
  • Fechas: 1 de diciembre de 2018 – 26 de mayo de 2019
  • Inauguración: Sábado 1 de diciembre, 17:00 – 21:00 h. Entrada gratuita sábado 1 y domingo 2 de diciembre.

 Actividades en relación a la exposición

  • Visita inaugural con el comisario de la muestra, Manuel Olveira. Sábado 1 de diciembre de 2018, 19:00 h. Actividad gratuita hasta completar el aforo
  • Ópera Fluxus El jardín de las delicias, de Wolf Vostell (acto final)Sábado 23 de febrero de 2019,19:00 horas. Actividad gratuita hasta completar el aforo

Acerca de Camino Sayago

Periodista leonesa

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: