La performance ‘Transbordo Espacial’ da vida en el MUSAC a la ‘Música paseada’ de Pelayo Fernández

‘Música paseada’. Pelayo Fernández Arrizabalaga

La ‘música paseada’ del artista cántabro Pelayo Fernández Arrizabalaga se activa de nuevo en el MUSAC con la performance ‘Transbordo Espacial’, de la mano de la Orquesta Juventudes Musicales (ULE). Será este domingo 17 de febrero, a las 13:30 horas, con entrada gratuita hasta completar el aforo. La performance se realizará también en otras seis ocasiones: el 17 de marzo, 7 de abril, 12 de mayo, 16 de junio, 7 de julio y 15 de septiembre.

Trasbordo espacial’ (música paseada), una obra plástica de suelo de gran formato (305 x 1200 cm) del artista cántabro Pelayo Fernández Arrizabalaga que indaga en las grafías y recursos notacionales que buscan hacer posible una nueva expresividad sonora y que, de paso, refuerzan el interés puramente visual de esas creaciones.

La pieza constituye una partitura gráfica de gran formato, en la que las notas musicales y los parámetros (dinámica, intervalos y su combinatoria) se codifican en base a colores, líneas, letras y anotaciones gráficas de diversa naturaleza.

Los doce colores representan las doce notas de la escala cromática y su código está basado en estudios realizados por el autor de las relaciones entre el círculo cromático de colores y el círculo de quintas de la armonía musical.

La dinámica (intensidad del sonido) está determinada por el grosor de la líneas, a mayor grosor de la línea mayor volumen, el pianísimo por el contrario con línea muy fina.

Las letras corresponden a las letras empleadas internacionalmente como notas de la escala y representan las coordenadas de situación de los puntos de encuentro entre las líneas. Estos puntos de encuentro son como las estaciones de una red de transporte y sirven para parar e interpretar una improvisación o melodía en base a esas notas escritas ( las flechas, hacia arriba o abajo indican las octavas). También esos puntos de encuentro permiten al intérprete decidir si cambia o no de dirección en su recorrido.

Para la realización de la performance, un ensemble musical de la Orquesta Juventudes Musicales de la Universidad de León dará vida a la pieza del artista, decodificando y traduciendo, con la ayuda e instrucciones de Fernández Arrizabalaga, las grafías plásticas en interpretaciones musicales. La activación de la pieza, tal y como sugiere su subtítulo —música paseada— conlleva en su decodificación la interpretación musical improvisada derivada del movimiento físico de los músicos sobre la superficie de la obra. Cada músico partirá de un punto físico diferente interpretando la partitura, y realizarán parada y “trasbordo” cada vez que las líneas confluyan, generando así un recorrido físico y un resultado musical único cada vez que sea active la pieza.

Acerca de Camino Sayago

Periodista leonesa

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: