Las enfermedades infecciosas y el rock

Los músicos de rock terminarán por aparecer así.jpg
Los músicos de rock terminarán por aparecer así.

Por CARLOS DEL RIEGO

En realidad la enfermedad ha acompañado a la persona desde que ésta es tal. Además, es evidente que nunca antes, jamás, se contó con mejores armas y herramientas para combatirla, como son la Medicina, higiene, alimentación o cuarentena. Y para conllevar el confinamiento, pocos remedios son mejores que la música, concretamente el rock & roll. Y aunque no sea uno de los temas favoritos de quienes escriben rock & roll, sí que hay canciones que se refieren a la enfermedad. Escucharlas también es buen remedio.

Eso de la enfermedad no es un asunto con atractivo para el compositor, ni tampoco con encanto de cara a la popularización de una pieza musical. Por eso, la mayor parte de las canciones que hablan de enfermedades, infecciones o contagios los utilizan como metáfora y poco más, es decir, son pocas las que se refieren expresamente a dolencias y trastornos médicos. En todo caso parece oportuno recordar algunas…

Estimulante es el clásico de The Coasters ‘Poison Ivy’ (1959). La canción posee una melodía y estribillo muy contagiosos. El texto trata de una chica muy hermosa, pero también muy peligrosa, de modo que, igual que la hiedra venenosa (poison ivy), se mete bajo la piel y causa graves enfermedades. Así, el tema (compuesto por Leiber y Stoler) compara a esa chica con la gripe, el sarampión, las paperas, la varicela o la tosferina, pero ella es aún peor ya que sus consecuencias son peores. Jerry Leiber, autor de la letra, aseguró que se estaba refiriendo metafóricamente a las enfermedades de transmisión sexual.

Las enfermedades venéreas fueron temática para canciones antes incluso de que existiera el rock & roll. Así, en los años 40 del siglo pasado el gran cantautor Woody Guthrie, siempre atento a denunciar los padecimientos de las clases más bajas de la sociedad estadounidense, escribió y grabó varios títulos sobre las VD, es decir, sobre las enfermedades venéreas (Dylan las versioneó en los sesenta); en ellas Woody subraya lo horrible de la infección, que además produce vergüenza y asco de uno mismo. Por ejemplo ‘VD blues’, en el que el legendario autor canta explícitamente: “Algunos dicen que las VD no son tan malas (…) pero la VD es lo peor que me ha pasado”. Otro ejemplo es ‘VD Waltz’, que empieza diciendo que “mi hombre tuvo un ligue por la calle y pilló una VD”, pero el infectado no quiere creer lo que le pasado: “he estado en el ejército y esta erupción roja que me quema la piel no es VD”. Y es que, en la primera mitad del siglo XX las VD (venereal disease) eran cosa corriente.

Huey ‘Piano’ Smith & The Clowns publicó en 1957 el evocador ‘Rockin’ pneumonia and the boogie woogie flu’, o sea, ‘La pulmonía del rock y la gripe del boogie woogie’. Pero en realidad habla muy poco de estas dolencias. La cosa va de un chaval que quiere a una chica que está fuera de su alcance: “Quiero saltar pero temo caerme, besarla pero es muy alta, quiero correr pero soy muy lento (…) tengo la pulmonía del rock y el boggie de la gripe”. Al parecer la letra se hizo a última hora, sin pensar demasiado, y luego se incrustó a la fuerza en la partitura. Aun así sigue siendo contagiosa.

El siempre provocador y desafiante Ted Nugent lanzó en 1977 su ‘Cat scratch fever’, es decir, ‘Fiebre por arañazo de gato’. Con su siempre afilada guitarra, el de Michigan se refiere a esa enfermedad infecciosa causada por un rasguño de gato que suele afectar a niños pequeños, pero el obseso guitarrista tiene en mente algo más lujurioso; así, el gato es la chica y la fiebre es su deseo sexual desenfrenado (asunto recurrente en el viejo Ted). Él mismo explicó que se refiere, directamente, a los atributos sexuales femeninos.

Tampoco habla de fiebre en su sentido médico el ‘Fever’, tema estrenado en 1956 por un cantante de rythm & blues, Little Willie John, que ha visto abundantes versiones, incluyendo la de Elvis. Lo que produce esa fiebre es, claro, ella cuando lo besa o lo abraza, una fiebre que ya sufrían Romeo y Julieta. Es, en fin, una fiebre menos peligrosa. ¿O más?

Y para contrarrestar el virus dicen que lo mejor es el paracetamol. En 1979 el grupo británico Fisher Z (cuyo tema más exitoso es ‘The worker’) publicó en su primer Lp un tema titulado ‘Pretty paracetamol’, en el que decían cosas como “calmas mi dolor de cejas” (o sea, de cabeza), o “te necesito cuando el oído me da vueltas”, “te sostengo suavemente en mi lengua y luego te alejas”, “es difícil leer el prospecto”, “creo que he perdido el control”. No dice gran cosa, se limita a describir el uso y propiedades del medicamento.

En cualquier caso hay que seguir el consejo de los Bee Gees cuando cantaban aquello de ‘Staying alive’, o sea, mantente vivo. Pues eso.

Visita el blog de Carlos del Riego.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .