Cuatro temas eternos que se grabaron en una toma y a la primera

El gran éxito de The Animals, ‘La casa del sol naciente’, se grabó a la primera, y así sigue sonando.

Por CARLOS DEL RIEGO

A la hora de grabar, todos los músicos sin excepción procuran casi siempre el mejor sonido posible, y para conseguirlo pueden llegar a repetir docenas de veces, probar esto y lo otro, subir este instrumento y bajar aquel…. Pero hay veces que, por una u otra razón, todo se registra en una primera y única toma. Y de este modo se han grabado algunos de los éxitos de rock más longevos.

La tendencia de todos los músicos de rock en el estudio siempre ha sido echar el tiempo y esfuerzo que sean necesarios para conquistar la atención del público. Ha habido épocas en que cada disco exigía meses, sobre todo cuando se imponía el rock sinfónico, progresivo, barroco. Por el contrario, también ha habido momentos en que los grupos y productores buscaron más la espontaneidad que un sonido más elaborado (por ejemplo los punks). Y también están los que en alguna ocasión y por cualquier causa grabaron la canción a la primera toma, y no necesitaron más para hacer un tema eterno.

Corría el mes de julio de 1954. Sam Phillips, dueño de Sun Records, había visto algo en ese chaval de 19 años llamado Elvis Presley, así que quiso ver de qué era capaz, de modo que le dijo que cantara acompañado por Bill Black (bajo) y Scotty Moore (guitarra)…, pero la cosa no funcionaba. Durante un descanso el tal Elvis se puso a cantar descuidadamente un blues de 1946, ‘That´s allright mama’, y ahora sí impresionó a Phillips. Éste les dijo que olvidaran lo previsto y que grabaran una toma de esa canción, ahora mismo, sin más. Entonces, Elvis tomó la acústica y comenzó, acompañado por Bill y Scotty… No hizo falta más, el productor no quiso que repitieran, pues esa naturalidad, esa frescura y desenfado es lo que él buscaba. Así, con sólo guitarra acústica, eléctrica y bajo, Elvis lanzó su primer disco…, y se abrió la puerta del rock & roll.

En la época de la grabación analógica se producían situaciones imposibles en tiempos digitales. Apremiados por el tiempo, George Martin puso a grabar el primer Lp de los Beatles ‘Please please me’ (1963) casi todo como si fuera en vivo; apenas algunos toques y ligeras ediciones, y además, en una maratoniana sesión de casi diez horas (con un par de pequeños descansos). El genial productor dejó para el final el ‘Twist & shout’ puesto que, pensó, la voz de John iba a estar muy forzada, casi desgarrada…, justo lo que él quería. Llegado el momento, ninguno estaba seguro de que lo que podría dar de sí la voz de Lennon; se pusieron a grabar y a la primera toma el resultado fue el deseado. A pesar de ello hicieron un segundo intento, pero la garganta de John se negó, es decir, había puesto todo lo que tenía en la primera, que fue la que se publicó y que, aun hoy, mantiene su hechizo.

De autor desconocido, ‘The house of the rising sun’ es uno de los títulos emblemáticos de The Animals, que proporcionaron al tema una dinámica única, un riff de guitarra identificativo, un fabuloso solo de órgano y un tono vocal acorde con la letra (la tal casa parece que sería un prostíbulo o casa de juego, o las dos cosas). El caso es que la versión de Animals (1964) fue un éxito total desde el primer momento, cuando la hacían en vivo siendo teloneros de Chuck Berry. Cuando se decidieron a grabar impusieron al productor (Mickey Most) que todo se hiciera de una vez, una única versión (la que tan trillada tenían) y grabada todos juntos en una única toma. Esa grabación es la que hoy sigue sonando, con toda su naturalidad, con toda su fuerza dramática.

The Kingsmen eran poco más que adolescentes cuando grabaron la sorprendente ‘Louie Louie’ (1963). Cuentan que el productor era un gran tacaño y había contratado muy poco tiempo de estudio, por lo que hubo que hacerlo todo a la primera; como eran unos chavales inexpertos la grabación muestra varios errores, como voces mal engarzadas, fallos en la guitarra, entradas a destiempo…, incluso se escucha perfectamente la voz del batería soltando un ‘fuck’ hacia el segundo 55. El tema fue propulsado por la paranoia del FBI, que lo investigó por supuestos mensajes indecentes…

Hay otras que fueron grabadas de una vez, incluyendo las de los conciertos, pero estas cuatro fueron éxito, mantienen su atractivo y, seguro, dentro de muchos años seguirá agradeciéndose que alguien las pinche.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .