La obra sonora de Amable Arias se escuchará en Tabakalera (San Sebastián)

Amable Arias. ‘Autorretrato del artista experimentando con sonido’. Colección particular. Cortesía de Maru Rizo.

El viernes 18 de febrero de 2022 se inaugura en Tabakalera (Donostia/San Sebastián) la exposición colectiva «Une musique intérieure (Conducta, lenguaje, voz y oído interno)», en la que el polifacético artista leonés Amable Arias, fallecido en 1984, toma parte con obra procedente de sus grabaciones sonoras, en concreto seis de sus “Espacios poéticos”, y también con una pequeña obra fotográfica secuencial. Las grabaciones, de los años 1981/1982, tuvieron mucho de obra experimental, también las fotografías y, en ambas, su compañera Maru Rizo fue parte colaboradora.

«Une musique intérieure (Conducta, lenguaje, voz y oído interno)»
Comisario:  Pierre Bal-Blanc.
Artistas participantes: Milan Adamčiak, Amable Arias, Eva Barto, Delia Gonzalez, Daniel Grúň, Alvin Lucier, Mattin, Pauline Oliveros, Georgia Sagri, Matthieu Saladin, Erik Satie, Scratch Orchestra, Serapis Maritime, Cally Spooner, Vier5.

Amable Arias Yebra (Bembibre, 1927 – San Sebastián, 1984) fue un artista polifacético que trabajó la pintura, la poesía, el ensayo y las posibilidades de los sonidos dentro del arte. Comprometido política y socialmente, tuvo una vida llena de sinsabores. Falleció a los 56 años y, desde entonces, su compañera Maru Rizo, administradora de su legado, viene realizando una impagable labor de catalogación, conservación y transcripción de su obra, facilitando así la posibilidad de futuras exposiciones y publicaciones. Carmen Alonso-Pimentel, historiadora del arte y su biógrafa, y Gonzalo Sánchez, galerista ya fallecido, fueron sus colaboradores en la recuperación de un artista casi furtivo y hoy admirado, como lo demuestran las numerosas exhibiciones de su obra plástica y sonora.

Si en 2017 el MUSAC de León dedicó a Amable Arias una hermosa retrospectiva, titulada ‘El teorema de la anamnesis. La barrera contemplativa’, comisariada por Jesús Palmero, esta vez es una exposición colectiva en Tabakalera, en San Sebastián —la ciudad en la que vivió Amable Arias desde su juventud—, la que muestra algunas de sus obras sonoras junto a las piezas de una nueva generación de creadores como Eva Barto, Mattin, Matthieu Saladin o Cally Spooner.

:: Obra sonora

En la obra sonora de Amable Arias, grabada originalmente en cintas de casetes, se distinguen dos líneas muy definidas: la artística y la evocativa.

La artística consta de los Espacios poéticos, 38 intervenciones de voces humanas y ruidos instrumentales; los Poemas fonéticos, 36 actuaciones también con voces y artilugios sonantes de toda clase, que Amable Arias va enumerando al comienzo de cada poema; y los reducidos Poemas afónicos y de la voz recobrada, que también forman parte de esta obra. En estos procesos de grabación —seis de los cuales se podrán escuchar en esta exposición—, Maru Rizo tuvo una colaboración decisiva.​

La otra línea, puramente fonética y nada instrumental, es un duro ejercicio de memoria, dura 28 horas y en ella Amable Arias cuenta su infancia hasta los 10 años.​ Tiene un doble valor: por su interés biográfico en lo relativo a sus vivencias personales, y como documento antropológico de la zona del Bierzo.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.