«Y por esto el príncipe no reinó», una novela de Óscar M. Prieto sobre la desconocida figura del visigodo Atanagildo

El Instituto Leonés de Cultura acogerá, el próximo 12 de mayo, la presentación de la séptima novela de Óscar M. Prieto (Benavides de Órbigo, León, 1973), Y por esto el príncipe no reinó, publicada por Sílex Ediciones. Un relato que se remonta a tiempos visigodos (siglo VI) —los de la rebelión de Hermenegildo contra su padre Leovigildo y el conflicto entre católicos y arrianos— para centrarse en una figura histórica desconocida, Atanagildo, el príncipe esclavo.

Sinopsis: «Esta es la historia de un rey que conoce todos los secretos del poder. De su hijo, que quiso reinar contra su padre y de un príncipe que no llegó a reinar. Los jardines del Palacio Imperial en Constantinopla son el escenario en el que el esclavo encargado de la educación del príncipe, a través de relatos mitológicos, busca la manera de que el huérfano comprenda su destino y prepararlo así para lo que le espera afuera. De la mano de Titanes y Olímpicos, de Perse, Aquiles, Meleagro, del Rey del Bosque, de las Moiras que hilan, miden y cortan el destino de cada uno, el lector podrá ir desprendiéndose de los nombres concretos de esta historia, y adentrarse en una reflexión sobre la condición humana, para, quizás, concluir que hombres somos y nada de lo humano nos es ajeno».

Según ha contado el propio autor en una entrevista con Pilar M. Manzanares, la idea para esta novela se la encontró por casualidad, en una nota a pie de página de un ensayo de Historia, y decidió sacarle todo el jugo: «Sí, en una nota a pie de página me encontré con el pequeño Atanagildo, pequeño príncipe, hijo de Hermenegildo y nieto de Leovigildo, que nació en guerra, que quedó huérfano de padre por vencido y degollado, que su madre murió en mitad del mar y que él terminó siendo rehén del emperador Mauricio en Constantinopla. Nuca más se supo de él, desapareció de la Historia». Y continúa: «Me impactó su historia. Siendo un niño pagó por lo que hicieron sus mayores. Siendo tan frágil, sin embargo, fue una pieza valiosa en el tablero geopolítico de la Europa del siglo VI. Todos lo querían en su poder, pero ninguno quería su bien». Así que lo dejó todo y se lanzó «a contar su historia para que no fuera una simple nota a pie de página».

La novela parte de unos hechos históricos que «son interpretados a través de relatos mitológicos clásicos, relatos que el esclavo, tutor, del niño, le cuenta con la intención de que comprenda el mundo que le espera fuera del palacio y el por qué de su situación. Todo ello da pie a reflexionar sobre el poder, la ambición, el destino, la libertad, en definitiva, la condición humana. Creo que el momento histórico en el que transcurre la novela es más apasionante que series de moda como “Juego de tronos”, “Vikingos”, etc. Hay momentos en los que la relación entre el padre, Leovigildo y sus dos hijos, Hermenegildo y Recaredo, te traen a la memoria a don Vito Corleone y a los dos hermanos, Santino y Michael. Los personajes son fascinantes y existieron. Conocerlos, acercarnos a ellos, para mí ha sido un placer y espero que también lo sea para los lectores».

Óscar M. Prieto comenta que ha volcado en este libro todo lo aprendido a lo largo de su trayectoria: «Filosofía, Derecho, Historia… y también lo cotidiano de la vida, la mirada. Es un libro exigente, pero las reflexiones sobre el poder, sobre la condición humana, que eran válidas en la época de los dioses olímpicos, en el reino visigodo, lo son también ahora. El protagonista es un esclavo, pero el tema es la libertad».

Sobre esta novela ha escrito Julio Llamazares lo siguiente: “Bajo la apariencia de una novela histórica Y por esto el príncipe no reinó, séptima entrega narrativa de Óscar M. Prieto, nos ofrece una reflexión sobre las pasiones y anhelos del hombre de hoy y de todos los tiempos y lo hace con el pulso literario que le convierte en uno de los narradores españoles más interesantes de la nueva hornada. Recomendable su lectura tanto o más que las de sus novelas anteriores”.

:: Sobre Óscar M. Prieto

Óscar M. Prieto.

Filosofía, Derecho e Historia son los tres pilares de la formación académica de Óscar M. Prieto (Benavides de Órbigo, León, 1973).

Ha sido profesor de Filosofía Política y de Teoría del Derecho, y ha escrito las siguientes novelas: de Berlín Vintage (Tropo) —finalista del Prix du livre eurpèen, 2015—, 40 (Eolas), Love is a game (Inéditor), Las horas se ríen de mí (Efecto Violeta), El tercer Sacramento (Comunidad de Madrid) y Palabras de carne y hueso (Premio Jóvenes Escritores Fundación Caja Madrid).

Ejerce como columnista los miércoles, en La Nueva Crónica de León, y ha creado un universo libérrimo, Patacosmia, en la revista Experpento. La fortuna le regaló vivir en Roma por un tiempo y de árboles y flores intenta aprender lo que es el tiempo, ese tiempo ahora renovado por su hijo León.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.