La extensa lista de músicos de rock que dejaron este mundo en 2022

Jerry Lee Lewis era el último superviviente de la primera generación del rock & roll.

Por CARLOS DEL RIEGO

El rock & roll es casi septuagenario y está extendido por todo el mundo, a causa de ello, es más que normal que cada año vayan produciéndose bajas, unas por causas naturales y otras artificiales. El agonizante 2022 presenta una larga lista de músicos de rock y géneros afines que desenchufaron el micro definitivamente.

Alguno de los que pasaron a mejor vida a lo largo de los últimos doce meses estaba allí cuando este negocio se puso en marcha, una época de la que ya no queda nadie. En todo caso, la relación de cantantes, guitarristas, baterías, teclistas y autores que no volverán a actuar ‘en vivo’ es este año muy larga. Y la mejor forma de rendirles homenajes es, sin duda, volver a escuchar sus discos, esas canciones por las que serán recordados mucho después.

Ronnie Spector siempre será la cantante de las Ronettes. Esposa de aquel genio indeseable, Phil Spector, la recordada como ‘la chica mala del rock’n’roll’ murió a los 78 años (no son tantos) el 12 de enero. Es oportuno dejarse llevar por las cadencias y voces de piezas tan evocadoras como ‘Be my Baby’, ‘Baby I love you’ o ‘Walking in the rain’.

La potente presencia de Meat Loaf dejó de existir el 20 de enero a los 74 años. Pero siempre quedará su finísima voz y el recuerdo de los más de 43 millones de copias que despachó de su fabuloso ‘Bat out of Hell’ (1977).

Menos conocido, menos recordado es Gary Brooker, del que es preciso especificar que fue el cantante, pianista y compositor del emblemático e inmortal tema ‘A whither sade of pale’; en España siempre se la identificó como ‘Con su blanca palidez’, y fue un imprescindible en el tiempo del lento en las discos de los 60 y 70. Tenía 76 años cuando murió el 19 de febrero.

El último pionero vivo del rock n’ roll, Jerry Lee Lewis, cerró su piano el 28 de octubre, acompañado por su séptima esposa. Tenía 87 años de rock & roll y jamás dejarán de sonar sus trepidantes ‘Great balls of fire’, ‘Whole lotta shakin’ goin’ on’ o ‘Breathless’. Y es que hasta los ‘Killers’ mueren.

Wilko Johnson burló a la parca unos cuantos años, pues el cáncer tuvo que esperar para acabar con él. Guitarrista, compositor y cofundador del legendario Dr. Feelgood, Wilko tenía (sólo) 75 años el 21 de noviembre. Imprescindible poner en el plato y recordar su indomable y vertiginosa guitarra en ‘Roxette’, ‘Back in the night’, ‘Going back home’…

La cantante, compositora y teclista de Fleetwood Mac, Christine McVie, murió a los 79 años el 30 de noviembre. Su nombre de soltera era Perfect, y perfectas son sus canciones ‘Little Lies’, ‘Don´t stop’, ‘Everywhere’. Brillantísimas piezas.  

Jett Black fue el batería, fundador y co-autor de todas las canciones de éxito de The Stranglers. Tenía 84 años cuando cedió a la enfermedad el 8 de diciembre. Es el momento ideal para volver a ‘Golden brown’, ‘No more heroes’, ‘European female’, tan diferentes y tan hechizantes.

Terry Hall era el cantante solista de The Specials, uno de los iconos del ska de finales de los setenta y primeros ochenta. Sólo tenía 63 años cuando murió el 19 de diciembre. Perfectamente adaptado al ritmo era su toque vocal, que coronaba las irresistibles melodías de ‘A message to you Rudy’ (¡qué trombón!) o ‘It´s up to you’.  

Estos tal vez sean los más conocidos, pero muchos otros grandes artistas del rock con menor fama fallecieron en 2022, todos ellos con litros de rock & roll circulando por sus venas. Entre otros pasaron a mejor vida Ian McDonald, el estimado multiinstrumentista y cofundador de bandas tan señaladas como King Crimson o Foreigner. Chris Bailey, cantante solista de los australianos The Saints. El guitarrista escocés Ricky Gardiner, quien puso energía en discos de David Bowie e Iggy Pop. Alan White, el potente y refinado batería de los sinfónicos Yes. Andy ‘Fletch’ Fletcher, teclista y fundador de Depeche Mode. Jerry Allison, nada menos que baterista de la banda The Crickets de Buddy Holly. John Hartman, fundador y batería de The Doobie Brothers. El guitarrista Keith Levene, que fue uno de los fundadores de The Clash en 1976 pero se fue antes del primer Lp, y luego integrante de los Public Image Ltd (el grupo de John Lydon, cantante de Sex Pistols). Robert Gordon, el revitalizador del rockabilly en los años 70 y 80 con su voz profunda y modulada. La legendaria Loretta Lynn, compositora, cantante e icono del country. El cantante Bobby Rydell, uno de los primeros en tener éxito en los años 50. El alemán Klaus Schulze, impulsor del techno. El casi desconocido D L Byron. La famosísima Olivia Newton

Vangelis no fue lo que se dice un músico de rock (excepto en sus comienzos, cuando militaba en Aphrodite’s Child en el que el cantante era su primo Demis Roussos), pero las bandas sonoras de ‘Carros de fuego’ y ‘Blade Runner’ tienen su matiz. Tampoco era músico Michael Lang, pero su aportación al rock fue importantísima, pues fue el organizador del festival de Woodstock, aquel que se celebró en Nueva York del 15 al 18 de agosto de 1969 y al que siempre se vuelve la vista.

Muchos muertos, sí, pero es que van entrando en años y son tantos…

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.