Archivo de Categorías: “TENDAL”

CRÓNICA / En San Miguel de Escalada

Por GONZALO BLANCO.— El escritor y editor Gonzalo Blanco nos envía esta crónica del VII encuentro poético que el pasado 25 de junio se celebró en el monasterio de San Miguel de Escalada (León), y en el que participaron los poetas Blanca Sarasua, Antonio Manilla, Sara Otero y Antonio Praena, y los músicos Sara Marina, Clara Campos y Emilio Villalba. Las fotografías son de Antonio García Ceballos.

CRÓNICA / En San Miguel de Escalada

Por GONZALO BLANCO.— El escritor y editor Gonzalo Blanco nos envía esta crónica del VII encuentro poético que el pasado 25 de junio se celebró en el monasterio de San Miguel de Escalada (León), y en el que participaron los poetas Blanca Sarasua, Antonio Manilla, Sara Otero y Antonio Praena, y los músicos Sara Marina, Clara Campos y Emilio Villalba. Las fotografías son de Antonio García Ceballos.

Cosero

Por GONZALO BLANCO.— “La vida es con mucha frecuencia una secreción de objetos que si no se tiene relación con ellos se convierten en presencias incómodas sobre las que puede verterse de pronto una orden de desaparición o eliminación. Un exterminio súbito, dando con sus huesos en el contenedor de basura más cercano.”

Cosero

Por GONZALO BLANCO.— “La vida es con mucha frecuencia una secreción de objetos que si no se tiene relación con ellos se convierten en presencias incómodas sobre las que puede verterse de pronto una orden de desaparición o eliminación. Un exterminio súbito, dando con sus huesos en el contenedor de basura más cercano.”

La rebelión de los tipos

Por GONZALO BLANCO.— “¿Cuántas palabras arrojamos a la basura, cuántas sintaxis destinadas a dar concordia y luz a la convivencia humana se han convertido en algo putrescente, por el desdén, la ignorancia o la indecencia de quienes las pronuncian o escriben?…”

La rebelión de los tipos

Por GONZALO BLANCO.— “¿Cuántas palabras arrojamos a la basura, cuántas sintaxis destinadas a dar concordia y luz a la convivencia humana se han convertido en algo putrescente, por el desdén, la ignorancia o la indecencia de quienes las pronuncian o escriben?…”

…y ¿cómo es Él?…

Por GONZALO BLANCO.— “¿Cómo es Dios? ¿Cuál es su estatura y perfil? ¿Tiene corporeidad? ¿En qué idioma se expresa? ¿Tiene sexo? ¿Y edad? ¿Cómo es un día corriente en su vida? ¿Dónde vive realmente? ¿Cómo son sus aposentos, sus gustos gastronómicos, su ocio, su inventario de curiosidades personales? ¿Cómo gestiona esa cosa inacabable (incluso, inacabada) que llamamos convencionalmente universo? (…)”.

…y ¿cómo es Él?…

Por GONZALO BLANCO.— “¿Cómo es Dios? ¿Cuál es su estatura y perfil? ¿Tiene corporeidad? ¿En qué idioma se expresa? ¿Tiene sexo? ¿Y edad? ¿Cómo es un día corriente en su vida? ¿Dónde vive realmente? ¿Cómo son sus aposentos, sus gustos gastronómicos, su ocio, su inventario de curiosidades personales? ¿Cómo gestiona esa cosa inacabable (incluso, inacabada) que llamamos convencionalmente universo? (…)”.

Con pinzas

Por GONZALO BLANCO.— “Toda ropa es en realidad ropa interior. (…) El verdadero vestido sobre la carne temblorosa y muda del yo es la civilización, la cultura, la represión de deseos, la franela invasiva de la sumisión, el nylon fino e impregnador de las leyes que nos impone el sistema, el cachemir de la obediencia dulce, la lana envolvente del consumo…”

Con pinzas

Por GONZALO BLANCO.— “Toda ropa es en realidad ropa interior. (…) El verdadero vestido sobre la carne temblorosa y muda del yo es la civilización, la cultura, la represión de deseos, la franela invasiva de la sumisión, el nylon fino e impregnador de las leyes que nos impone el sistema, el cachemir de la obediencia dulce, la lana envolvente del consumo…”