Y Eva devoró la fruta de cinco puntas en el corazón

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por ELENA SOTO

Phi, el número de oro

Phi (Fi), llamado el número de oro, es un irracional con dígitos que se extienden hasta el infinito sin seguir un patrón repetitivo. Al igual que PI nunca conoceremos todas sus cifras, tan solo aproximaciones. De momento, tenemos que contentamos con un billón y medio de decimales:
Phi=1,61803398874989484820458683436563811720309179805…

Este misterioso número, descubierto en la antigüedad, no como ‘unidad’ sino como relación o proporción, recibe también el nombre de razón áurea, media áurea o divina proporción y ha sido objeto de interés de matemáticos, geómetras, astrónomos, artistas y filósofos que, a lo largo de la historia y cada uno a su manera, han intentado descubrir la relación entre este número y la naturaleza de la realidad. Uno de los primeros en estudiarlo formalmente fue el griego Euclides en su obra Los Elementos.

Pero esta proporción ‘dorada’ no solo se encuentra en figuras geométricas, sino también en elementos tan dispares, como caracolas, flores, ciclones o galaxias. El hombre también la ha empleado para crear belleza, tanto en las artes plásticas como en la arquitectura o la música. Precisamente por el uso que el escultor Phidias hizo de ella en sus obras, el matemático Martín Ohm la denominó Phi.

Y Eva devoró la fruta de cinco puntas en el corazón

La serpiente tentó a Eva con el número Phi

y Eva devoró la proporción áurea

saboreando la fruta de cinco puntas en el corazón.

Álgebra y belleza se retaron

y comenzó en el Paraíso el juego de tahúres.

Desde entonces la semilla envida al vacío

con la vasta armonía de las series

1.61803398874989484820458683436563811772…

y se encarna en ternura matemática

poseyendo

pétalo a pétalo,

la mano de Leonardo.

— — —
Vídeo: El Número de Oro; Phi; la Divina Proporción:

Michael John Blake interpreta una melodía creada con los primeros dígitos del número Phi:

  1. Camino Sayago

    Euclides abrió el camino hacia la Divina Proporción y su estudio alcanza el explendor con Luca Pacioli. Pero son muchos los artistas fascinados por la razón aúrea: Durero, Leonardo da Vinci, Dalí…y cualquiera que observe la naturaleza con detenimiento… como tú Elena. Gracias por estas pequeñas píldoras de conocimiento.

  2. Asín es, Camino, Rodeados de oro y los humanos buscándolo en lugares equivocados. Somos Irracionales y no precisamente números. ¡Qué bien que te interesen estos temas! Un abrazote.
    .

  3. Pájaro

    La divina proporción también se usa en el diseño de libros, en lsu maquetación. Son los más lujosos, de márgenes generosos. No sabemos por qué, pero su lectura nos resulta una recoleccíón más productiva y menos cansada. Como siempre Elena, gracias por el conocimiento y el arte que nos regalas.

  4. Pingback: Y Eva devoró la fruta de cinco puntas en el corazón | establo Pegaso

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: