Un laboratorio de escritura creativa

Fotograma de 'Stálker', una película de ciencia ficción de Andréi Tarkovski.
Fotograma de ‘Stálker’, una película de ciencia ficción de Andréi Tarkovski.

Por ELOÍSA OTERO

Este viernes, 8 de marzo, si hay suficientes alumnos inscritos, arrancará La Zona, un taller de escritura creativa impartido por Silvia Zayas (poeta y artista de performance y vídeo) en El Albéitar universitario de León. Concebido como un espacio de experimentación personal y colectiva, o como un laboratorio de creación, se encuentra abierto a cuantas personas adultas estén interesadas en explorar las posibilidades expresivas y narrativas del lenguaje (máximo 20 alumnos).

Aunque está previsto realizar el taller a lo largo de cuatro fines de semana alternos de marzo y abril (los viernes de 17 a 21 horas, y los sábados de 10 a 14 horas), la intención es que no se quede ahí. En total serán 32 horas y el precio son 90 euros.

Más que expectativas hay un deseo muy fuerte de que ese espacio de experimentación pueda continuar después de terminado el taller, aunque sea vía blog, o como decidamos conjuntamente. También me interesaría probar algunas cosas en cuanto a la escritura colectiva, creo que puede aportar caminos muy interesantes y que sería bonito ir descubriendo conjuntamente. Me encantaría que el experimento fuera compartido (me refiero a MUY compartido), no tanto que yo sea la única que lance las pautas para el juego, sino que se generen internamente”, señala Silvia Zayas, que ya lleva cinco años impartiendo este tipo de talleres en la Universidad de León.

El taller se plantea además como un punto de comienzo para la reflexión en torno a distintas cuestiones relacionadas con la escritura. “¿Hasta qué punto podemos escribir y compartir la autoría? Creo que para eso no hace falta renunciar del todo al “yo” dentro de lo colectivo, pero sí es un buen ejercicio el ceder espacios, tiempos para la voz del otro o incluso intercalarse o camuflarse en su escritura o la disciplina artística desde la que se plantee cada uno trabajar.  Se está pensando mucho sobre el concepto de “comunidad” desde diversos ámbitos, ¿por qué no probar desde la escritura/creación misma? ¿Y cómo se hace eso?”, cuestiona Zayas.

Otro deseo, para Zayas, es “profundizar en la idea de tiempo y espacio, como si fuéramos científicos y tuviéramos el poder de controlarlos. Me estaba planteando manejar objetos dentro de una especie de escenario rudimentario que será el espacio de trabajo. Me apetece salir un poco del papel para trabajar con lo real o la materia, aunque sea por un ratito. Podría suceder que a través de manejar esas variables ocurrieran textos que estuvieran cerca de la ciencia-ficción, ¿por qué no?”.

A la pregunta de qué aportan estos talleres a los participantes, Silvia Zayas comenta que ella siempre plantea los talleres como un lugar de experimentación. “Lo que ocurre con esto es que la dirección deja de ser lineal, del tipo yo te aporto a ti y tú a mí nada. Precisamente se trata de romper esa dirección. Suele haber un aprendizaje común. Lo que ha ocurrido otras veces es que los participantes son más conscientes del uso o no de clichés, prueban estructuras que además inventan…”.

“Siento que desde la propia enseñanza (tradicional) de la historia de la literatura y la lengua, se ha inculcado, sin querer supongo, el mito del autor como sabio, como alguien lejano —explica Zayas—. Siento que eso nos ha bloqueado en cierto modo y nos da vergüenza proponer, como si sólo hubiera un nivel que alcanzar: “parecerse a”. Se han generado pocos diálogos reales con los grandes textos. Esto hace que solo unos pocos se sientan capaces de generar sus propios textos o enseñarlos. En los talleres intento romper esa idea o limitación de la calidad como producto, intento que profundicemos en diferentes modos de hacer, tomando los referentes como lo que son, nada más que referentes, no tanto modelos…”.

Además, no todo es serio en este taller. “También nos divertimos, no hay mucha solemnidad, algunos me han dicho que han vuelto a jugar con las palabras aunque creo que es importante saber que no sólo es el taller en sí el que aporta cosas sino también el hecho de estar probando juntos”.

Para apuntarse, no es necesario haber acudido a talleres anteriores. Sin embargo, sí es preferible que las personas interesadas lleguen con algún material propio, sea un texto concreto o un boceto o idea inicial sobre los que empezar a trabajar. “Es conveniente un punto de partida, el que sea, (sin estrés!) para poder saber cómo trabajas tú… Por ejemplo: he empezado una novela de ciencia-ficción, o escribo un diario, recopilo frases que escucho en el mercado y en el chat, o quiero escribir sobre lo cotidiano”, apunta Zayas.

El taller se ilustra con una cita de ‘Esculpir el Tiempo’, de Andréi Tarkovski, director de ‘Stálker’, una película de ciencia ficción también conocida como ‘La Zona’, del año 1979:

“Me permito recordar que la meta de las personas que se encamina hacia la “zona” es una habitación donde se cumplirán sus más secretas aspiraciones. Mientras atraviesan el curioso territorio de la zona, rumbo a esa habitación, Stalker narra al escritor y al sabio la historia, real o legendaria, de Dikoobras que llegó a aquel lugar ansiado pidiendo que su hermano, de cuya muerte él era culpable, volviera a recobrar la vida. Pero cuando Dikoobras volvió de la “habitación” a su casa, se encontró repentinamente enriquecido. La zona le había regalado su verdadero deseo íntimo y no aquello que había pretendido desear. Por eso Dikoobras se ahorcó.”

Más información:

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .