Oskar Ranz emprende el sueño americano

545191_10201068334384634_1383169581_n

Por CAMINO SAYAGO & JOSÉ M. LÓPEZ

El polifacético artista navarro Oscar Ranz ha decidido cerrar una etapa de once años en León. Aterrizó en la tierra de frío bajo la estela de la programación de la Junta de Castilla y León y con el apoyo incondicional de su amigo y mecenas Carlos de la Varga uno de los grandes impulsores, tal vez el único entonces, del arte contemporáneo en la ciudad. Tiene previsto fijar su residencia en la ciudad de los rascacielos y sus proyectos a corto o medio plazo contemplan una exposición en la Universidad de Drexel, Filadelfia, tal vez en otoño de 2014 y una más, al año siguiente, en la galería londinense de Heike Moras.

Ante el panorama sombrío que se cierne sobre España y en especial en una ciudad paralizada como León, Oscar Ranz ha optado por dar el salto al país de las oportunidades. Y de hecho, durante dos meses y medio de este extinto verano ha recorrido la costa oeste, y los estados de Filadelfia y Nueva York en donde fijará su residencia una vez que obtenga el visado de artista que tramita desde su residencia temporal en Madrid.

Llegó a León cargado de ilusiones y proyectos y animado por el ímpetu de Carlos de la Varga, que a principios de los años 90 había concebido la galería Tráfico de Arte como un espacio abierto a la vanguardia del arte contemporáneo, en una ciudad poco acostumbrada a iniciativas arriesgadas. En este escenario Ranz encadenó cinco individuales: “¿Que qué me llevo de Léon? “Ha sido muy positivo y me llevo un montón de recuerdos, muchas propuestas, aunque unas cuantas se quedaron en el camino, el nacimiento y el declive del Musac…”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Casi la siguiente pregunta se enuncia sola; ¿por qué te vas?. “Si contemplas el panorama en España llegas con facilidad a la respuesta. No hay mercado. Ningún tipo de mercado, salvo para cuatro que trabajan con galerías fuera del país… Los pocos que exponen —prosigue Ranz— tienen que asumir gastos propios del proceso, como el traslado o el catálogo. Al menos para mi ha llegado el momento de mirar hacia otro horizonte y creo que Nueva York es un buen punto de partida para otra etapa en mi vida profesional”.

Sello Ranz

Oscar Ranz no sólo fue osado en sus propuestas, también marcó notables diferencias en su forma de concebir el contacto con el público, mucho más allá de la atmósfera propia del diálogo que se establece entre el creativo y el usuario del arte. Cada proyecto emprendido culminaba con una fiesta que convertía el espacio de trabajo en un punto de encuentro. En especial en la nave de Navatejera en la que materializó sus últimos diseños, en la que coexistían los vestigios de la obra culminada, la fluidez en la comunicación entre amigos y grandes dosis de música electrónica, siempre omnipresente en todo su quehacer.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Notone, Diego Cadierno, o Rut Ladychaos, son algunos de los DJ’s que están unidos a este sello Ranz que también tuvo su desarrollo en su residencia particular desde la que podía contemplar la grandiosidad de la Plaza del Grano; el Choco Ranz o la bodeguilla de Ranz, como al propio artista le gusta definir este escenario de la vida cotidiana convertido en espacio de encuentro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En este camino de acercamiento entre el autor, su obra y el público, consciente de su capacidad en la puesta en escena, Oscar Ranz decidió dar un paso más con el Bingo Ranz una fórmula que combina el espectáculo de la suerte con la puesta en circulación de buena parte de su obra y que ha llevado con diferente resultado a Madrid e incluso a Arco en este 2013,  desde su primera apuesta bajo el esplendor del Hostal de San Marcos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todo este material es el que llena las alforjas con las que Oscar Ranz emprende sin lamentos lastimeros la aventura trasatlántica, convencido de la potencialidad de su obra en un mercado muy abierto a propuestas personales e innovadoras, y de su aura personal, con la que logra empatizar con facilidad.

Una vez superada la prueba del idioma Oscar Ranz tiene en mente proseguir la senda marcada en una de sus últimas exposiciones en el Centro de Arte Contemporáneo de Huarte, en Navarra, en su tierra.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ranz ha pasado sus últimas horas en León en el mismo lugar en el que inició su aventura leonesa que se ha prolongado durante once años; un pequeño Hostal de la plaza de Torres de Omaña.

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA                         

Acerca de Camino Sayago

Periodista leonesa

Un Comentario

  1. Sentimos mucho la desaparición de la Galería “Tráfico de Arte”(la tenía debajo de la ventana) dirigida por Carlos de la Varga. Una nueva visión del arte que echamos de menos..

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: