¡Qué gran maestro es el teatro!

© Ilutración de Emma Temprano.
© Ilutración de Emma Temprano.

Por EMMA TEMPRANO

¡Qué gran maestro es el teatro! Más allá de los focos y el escenario de la práctica profesional, el teatro nos educa, nos enseña, nos hace convertirnos en personas.

La pedagogía de la animación teatral, aunque como objeto de estudio de las ciencias sociales sea algo bastante reciente, es conscientemente utilizada dentro del currículo tanto de la educación formal como de la educación no formal. Miles son los libros que podemos encontrar sobre programas o proyectos educativos del teatro. Pero ¿Qué nos enseña el teatro?

Para empezar cada maestrillo tiene su librillo, ya venga del arte actoral como tal o de la animación sociocultural, lo cierto es que los objetivos son los mismos para todos. Por supuesto está la parte lúdica del juego dramático, pero más allá de eso, nuestros alumnos trabajan habilidades y capacidades sociales sumamente importantes en su desarrollo vital.

Todos los que hemos dado clase a niños hemos escuchado, por parte de los padres, frases como: “es que mi niño es muy tímido”, “le cuesta hablar en público” así que le “apunto” a teatro. Esto nos demuestra la importancia de las técnicas actorales para con las habilidades sociales.

Con el teatro desarrollamos empatía; reconocemos y representamos personas y situaciones distintas a nosotros y conseguimos llegar a entenderlos. También, por supuesto la comunicación verbal y no verbal, la disposición de cooperación y de trabajo en grupo, la confianza, la autoestima, la capacidad crítica… y además de todo eso, ¡nos divertimos!

A través de los cuentos, las pequeñas escenas o las grandes obras representamos el mundo que nos rodea, inventamos nuevos caminos, nuevas historias o ponemos en valor las historias de otros. El teatro no tiene edad ni sexo, no distingue condiciones sociales, físicas o psíquicas, no juzga, ni dogmatiza. Es liberador, didáctico y social. Qué mejor práctica para el ser humano que miles de vidas puestas en escena, en directo y ante nuestros propios ojos.

— — —
*Emma Temprano
es actriz y educadora social

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .