Titirimundi 2014 / “Los títeres sí tienen quién les escriba”

...entra en Titirimundi...
…entra en Titirimundi..

Un somero repaso por las artes de la marioneta a lo largo del siglo XX y XXI. Un texto del director y promotor, desde hace 28 años, del Festival Internacional Titirimundi que se celebra estos días en Segovia.

Por JULIO MÍCHEL

Las artes de la marioneta sufrieron un profundo declive durante la primera mitad el siglo XX en casi toda Europa. La llegada del cine contribuyó sin duda a esa depresión que llevó a las marionetas al borde de la extinción.

Tradiciones ancestrales como los Puppis sicilianos, Los Bonecos de Santo Aleixo, la Tía Norica, Guiñol y muchos otros géneros marionetísticos caen progresivamente en el olvido a lo largo y ancho de toda la Europa occidental, experimentado por el contrario un auge espectacular en los países comunistas, que protegen y fomentan las artes de la marioneta mediante la creación de teatros y escuelas específicas.

Hasta mediados de los sesenta la decadencia es vertiginosa. Los espectadores desdeñan los espectáculos de títeres pero providencialmente se salvan de la destrucción física algunos teatros de marionetas, como los Puppis sicilianos y otras obras populares como Bonecos, Pulchinelas y Guiñoles que en muchos casos se malvenden en almonedas, antigüedades y mercadillos.

En España lograrán sobrevivir los muñecos de la Tía Norica, de Cádiz y los de El Belén de Tirisiti, de Alcoy, probablemente porque afortunadamente faltó un comprador interesado en esas antiguallas populares “de ínfimo valor”. En el recuerdo y en archivos particulares quedaron, por fortuna, los libretos, que permitirían más tarde recuperar estos géneros, con mayor o menor fortuna.

A finales de la década de los sesenta y principio de los setenta se inicia un movimiento de recuperación de muchas de esas tradiciones, siendo alguna de ellas declaradas actualmente patrimonio inmaterial de la humanidad. 

En ese panorama destacan dos faros que probablemente determinarán el resurgimiento del teatro de títeres. Estos dos genios eran Yves Joly, fallecido recientemente en su Bretaña francesa a la edad de 102 años, y Obratsov el marionetista ruso. Sus geniales aportaciones artísticas pondrán alas a los títeres iniciando una nueva manera de entender las artes de la marioneta, mucho más libre, creativa y fecunda.

Actualmente los títeres se han granjeado un reconocimiento inimaginable tres décadas atrás, principalmente en Francia, Bélgica y, en menor medida, en Alemania, Holanda o Italia, países donde las vanguardias teatrales se miran frecuentemente en el espejo creativo de los titiriteros. Las artes de la marioneta han experimentado una profunda transformación adaptándose a los tiempos sin olvidar su origen popular y sin renunciar sus raíces tradicionales.

En España, festivales como Titirimundi y otros, que se celebran a lo largo y ancho de sus Comunidades Autónomas, han propiciado el reconocimiento, el desarrollo, la promoción y la difusión del teatro de títeres. Una hipotética muestra representativa de la producción española constituiría un programa de interés y calidad similar a la de cualquier país europeo, con géneros tradicionales felizmente revividos y formas contemporáneas merecedoras de figurar en la programación de cualquier festival o teatro del mundo.

*Julio Míchel es director del festival Titirimundi.

— — —
Más información:

  • El Festival Internacional de Teatro de Títeres de Segovia se celebra del 14 al 18 de mayo
  • Toda la programación de Titirimundi 2014: titirimundi.com

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .