Álvaro Laiz persigue el Amba del Extremo Oriente Ruso

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por NAOMI JIMÉNEZ

La caza de un tigre, de un tigre asesino, es la idea que desde hace tiempo rondaba la cabeza del fotógrafo leonés Álvaro Laiz. Evidentemente, se trata de una caza fotográfica, pero también espiritual. Porque la aventura que ha iniciado hace menos de un mes, y que actualmente le tiene ya inspeccionando el Extremo Oriente Ruso, es una búsqueda de todo lo que envuelve esta lejana tierra, habitada durante años por los Udegei.

El propio Laiz explica desde allí vía Internet que este viaje comienza con un libro. “Su historia se remonta casi 20 años atrás, cuando la perestroika estaba dando sus últimos coletazos en el Extremo Oriente Ruso… En 1997 un cazador furtivo llamado Markov se topó con el rastro de un gigantesco tigre siberiano. Movido por la codicia y la necesidad, aquel cazador ruso pensó que por el millón y medio de rublos por el que podría venderlo en el mercado negro asiático, bien valía correr el riesgo de atacar al tigre”.

Pero la caza de este peculiar tigre, llamado por este pueblo indígena como “Amba”, fue todo un problema para este ruso, puesto que “no es solamente un animal, sino que es la personificación del Espíritu del Bosque”. “Es el lado oscuro del tigre. Un dios vengativo y salvaje al que temer y reverenciar. Para Markov y para muchos colonos como él aquello no eran más que supercherías. Sin embargo una vez que su escopeta falló el disparo, aquellas leyendas pasaron a ser aterradoramente reales, dando comienzo a una inaudita y desafortunada cadena de acontecimientos”.

“El tigre herido rastreó al durante días cazador hasta que localizó su aislada cabaña de caza y esperó la llegada de su presa. La muerte de Markov no fue una accidente: fue la culminación de un acecho premeditado. El tigre buscaba venganza”, relata Laiz, que como se puede comprobar, se enamoró de esta historia que le ha llevado a estar varios meses en el territorio más lejano de Rusia.

“Estos extraordinarios hechos fueron recogidos primero por Yuri Trush, responsable de la Patrulla Conflict TIger, un organismo destinado a velar por estos animales así como perseguir la caza furtiva en el Primorsky y más tarde por John Vaillant en su libro ‘El Tigre, una historia de venganza y supervivencia’. En él se narran magistralmente no solamente los detalles que rodearon la muerte de Markov y otro joven involucrado en el ataque al tigre, sino las causas, particulares y estructurales, de tan excepcional comportamiento”, agrega Álvaro Laiz.

El fotógrafo, que ya ha retratado otras historias de zonas lejanas asiáticas como Mongolia, asegura que le fascinó “la historia del tigre y Markov desde el primer momento dado que retrataba uno de esos cada vez más escasos lugares de frontera donde una naturaleza se encuentra aún totalmente fuera del control humano”. Según explica, allí todavía hay “temperaturas extremas, ciudades fantasma abandonadas tras la perestroika y la inmensidad de la taiga gobernada en silencio por el tigre del Amur…”

“Tras mi trabajo en las selvas del Orinoco con los Warao, la oportunidad de proseguir documentando y experimentando los proceso de confluencia y colisión de formas de vida fue lo que llamó mi atención hacia una región generalmente desconocida como el Lejano Oriente Ruso”, agrega Laiz.

A partir de ahí surge la idea de desplazarse a este lejano territorio para así seguir “las huellas del Amba a través de la Península del Primorje, documentando los complicados vínculos creados en su lucha por la supervivencia entre seres humanos y tigres en uno de los entornos más rigurosos del planeta”.

Para este joven fotógrafo, que ya ha publicado en importantes periódicos y revistas de todo el mundo como Sunday Times MagazineForbesBritish Journal of PhotographyNational Geographic o The New York Times, la oportunidad de realizar su verdadera pasión, la fotografía documental, se abrió de par en par con este viaje. Y más teniendo en cuenta que para este proyecto contó con la participación de una institución que está acostumbrada a recuperar la cultura local, en este caso desde León: la Fundación Cerezales Antonino y Cinia.

“Nos conocimos en la Feria de Arco de 2013 y vimos que teníamos muchos puntos en común. El resto fue surgiendo de una forma bastante natural. Yo estuve dándole forma a este proyecto durante bastante tiempo y varias reuniones con el equipo de la Fundación después estaba totalmente perfilado. Al compartir una filosofía muy parecida fue muy enriquecedor”, apunta sobre su colaboración con la fundación ubicada en la localidad leonesa de Cerezales del Condado.

Una vez que transcurran estos tres meses en los que Laiz va a permanecer en Rusia y tenga todo documentado, llegará el momento de volver y digerir todo el trabajo, para luego pensar qué hacer con todo el material. “Primero tengo que dejar pasar algún tiempo, editarlo con calma. En este caso no son solamente fotografías, sino que también habrá un multimedia”, apunta Laiz, que comparte viaje con José Bautista, “ganador de 2 Multimedia World Press Photo, para encargarse de la musicalización y sonido del proyecto”. “En el cine dicen que las películas se hacen tres veces. Cuando se escriben, cuando se ruedan y cuando se editan. Aquí pasa un poco lo mismo…”, concluye.

Mientras tanto, todo su trabajo se puede ir viendo en Instagram, Facebook y Twitter, pero sobre todo en el blog en el que va contando todo su camino, que intercala con alguna de las imágenes que va tomando.

  • Más información en el blog de sobre su aventura en Rusia.
  • Y en la página web de Álvaro Laiz.
  • Entrevista al fotógrafo leonés en Tam Tam Press.

3 Comments

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .