ESTUDIO(S) SOBRE LA LUNA: “La luna es un impulso para el movimiento, la mirada y la escucha”

tam-tam-1

Estudio (s) sobre la Luna. Fotografía: Julia Liébana. 2016. Cortesía de Armadanzas / Aula de Artes del cuerpo (ULE)

 

Por CAMINO SAYAGO

Durante el mes de diciembre el MUSAC (León) acogerá en Laboratorio 987 “Estudio(s) sobre la luna”. Un proyecto ideado por Paz Brozas (Salamanca, 1968) y co-creado con Víctor Martínez (Zamora, 1983), que pone en conversación un material coreográfico con varias disciplinas y perspectivas para investigar y presentar sus posibles hibridaciones. Los autores (Armadanzas / Aula de Artes del cuerpo – ULE) cuentan con la colaboración de tres creadores afincados en León: el performer Alfredo Escapa, la fotógrafa Julia González Liébana y el músico Fernando Ballarín.

Tras Estudio(s) sobre la luna, el cuarto proyecto seleccionado en la Convocatoria Laboratorio 987 del MUSAC, se encuentran cinco creadores afincados en León y vinculados a diferentes ámbitos de la escena cultural de la ciudad. Su visión colectiva, todavía abierta a la exploración, ha contado con una fase de investigación previa, desarrollada entre mayo y noviembre de este año, en el Aula de Expresión Corporal del Aulario de la Universidad de León. Y ahora, finalmente, les toca presentar el caleidoscopio que han construido en torno a esta pieza coreográfica sobre la Luna. Un trabajo colectivo con muchas caras, apoyado también por la Universidad de León a través del Área de Actividades Culturales. Vicerrectorado de Responsabilidad social, cultura y deportes, así como a través del Departamento de Educación Física y Deportiva.

– La luna es un tema muy inspirador y recurrente en la creación artística. ¿Por qué esta elección y cómo se articula en este proyecto de Armadanzas y el  Aula de Artes del Cuerpo (ULE)? ¿Cuáles son vuestras aportaciones?

VÍCTOR MARTÍNEZ.- La luna fue a ver a Mª Paz, se encontraron, se gustaron y me propuso trabajar con ella. A mí me atrajo igualmente y era el paso siguiente dentro del colectivo, así que adelante.

PAZ BROZAS.- Es la experiencia de la percepción de la luna lo que genera la dramaturgia de este trabajo. En una de nuestras piezas anteriores, “Inverso de Sapos y Lunas”, de 2011, la luna aparece ya en el título. En ella utilizamos poesía infantil y también canciones populares con referencias a la luna. Pero en este caso, tras la presentación de la pieza “Cartas” de 2014, yo había empezado a trabajar en un nuevo proyecto en torno a Violeta Parra. Pero este proyecto ha quedado a la espera porque la presencia de la luna en esos días se fue imponiendo como eje de creación prioritario. Le comuniqué a Víctor mi necesidad de comenzar a explorar en torno a la luna con la rueda alemana y enseguida comenzamos. De forma paralela a la experimentación coreográfica sentí también la necesidad de escribir sobre la luna, el resultado fueron unos poemas infantiles, que no fueron utilizados en la creación inicial.

Nuestras aportaciones no creo que tengan que ver tanto con una nueva interpretación de la luna como tema, siendo fascinante y polisémica y, como dices, tan atendida a lo largo de la historia del arte y tan observada por la ciencia también. No sé, la luna en este caso es un impulso para el movimiento, la mirada y la escucha; no sé si nuestro trabajo refleja el compromiso corporal y relacional que lo caracteriza y si esto puede ser una aportación como forma particular de abordar la luna.

– ¿Cómo surge Estudio(s) sobre la luna? Procedéis ambos de la expresión corporal, ¿Cuándo y cómo sumáis vuestras experimentaciones en un proyecto compartido?

V.- Surge ante la posibilidad de llevar el trabajo ya realizado a un espacio distinto al que estábamos empleando y a la inclusión de otras perspectivas artísticas que lo enriqueciesen. Como alumno de FCAFD y siendo miembro de una compañía de danza de Zamora (Expresso-Danza), me uno inmediatamente al taller de improvisación corporal creado en 2005 y desde entonces no he dejado de participar en todas las propuestas surgidas desde entonces.

P.- Desde que empezamos a colaborar en el seno de Armadanzas en 2005, no hemos cesado de compartir proyectos creativos. Al mismo tiempo, cada uno hemos ido evolucionando desde entonces gracias a la relación con otros colectivos y artistas. Mientras yo me he volcado en los últimos años en la experiencia de la danza improvisación, en espacios europeos emblemáticos como Casina Settarte (Italia), Ponderosa Mouvement& Discovery (Alemania) o ANQA, Danseavec les roues (Francia)… Víctor se ha sumergido en el circo como profesional con Cirkofrénicos y con la Pequeña Victoria Cen y ha sido partícipe de todo el proceso de gestación de la Pequeña Nave, un referente como escuela de circo en León. Mientras cada uno seguíamos nuestras diversas actividades profesionales siempre ha existido una pieza creativa que se ha ido tejiendo lentamente en encuentros breves, distanciados pero regulares. También las actividades formativas del Aula de Artes del Cuerpo, en las que ambos participamos, han permitido la comunicación y el intercambio de aprendizajes.

– Inicialmente estaba planteado como una pieza coreográfica. Pretendíais  reflexionar sobre el movimiento con una serie de juegos corporales y la rueda alemana…

P.- La presencia de la luna es la primera referencia de esta danza. Nos interesamos por cuestiones físicas como pueden ser sus diversas formas de movimiento (rotación, traslación y balanceos –libración–), nos interesan características de su movimiento como pueden ser la continuidad, la repetición o el carácter cíclico, el carácter creciente y decreciente del movimiento, así como de la imagen. Tanto como su movimiento nos admira su no movimiento, su rol de espectadora, su mirada. Nos interesa este juego de roles actor/espectador. Para mí la luna representa también la singularidad, la soledad y el silencio. Y aquí aparece siempre el interrogante sobre la posibilidad o la utopía de la comunicación, un tema recurrente en Armadanzas.

Desde el principio incluimos el juego relacional, la posible relación entre dos cuerpos así como la relación entre cada uno de los cuerpos o los dos cuerpos con la rueda alemana. Estas variantes relacionales aparecen claramente definidas en la pieza coreográfica surgida, el Estudio (0) sobre la Luna.

La rueda nos pareció el objeto perfecto, aunque en ocasiones despertaba la añoranza de la esfericidad, por esa resistencia de la rueda al giro en el eje longitudinal. Pero cierta resistencia hemos encontrado también en nuestros propios cuerpos, y esta resistencia genera una vulnerabilidad y una honestidad que son fundamentales. Además, el proceso creativo nos exige el aprendizaje de la interacción con la rueda, en este sentido, se desarrolla una pequeña investigación didáctica. No somos acróbatas especialistas en la técnica de la rueda alemana, pero sí partimos de unas nociones básicas que este estudio nos permite explorar y ampliar, en un lugar donde física y poética se encuentran.

– En esa primera fase de la propuesta, literatura y música se combinaban con la danza. Incluíais textos de Pedro Páramo de Juan Rulfo y el Nocturno Póstumo de Frederick Chopin… ¿Sentíais ya la necesidad de hibridar la creación?

V.- Lo que teníamos, tenemos nos gustaba. Lo que surgió fue la necesidad de mostrarlo, exponerlo, compartirlo y el proyecto del Lab 987 nos habría unas posibilidades nuevas muy interesantes.

P.- Realmente en todas nuestras piezas de teatro corporal están muy presentes la música y los textos literarios. En este caso fuimos especialmente sobrios y éramos conscientes de que estábamos ante un trabajo distinto desde el punto de vista de los recursos escénicos y también desde el punto de vista del espacio-tiempo en el que lo definíamos y teníamos la necesidad de compartir con los demás ¿con el público? Aquí surgió el debate entre nosotros. Yo sentía claramente que necesitaba el silencio, identificaba esta danza casi con la escultura, así como un espacio y un tiempo dilatado, mientras Víctor extrañaba la música o el sonido en algunas partes de la pieza, añoraba un tratamiento quizás más teatral, una definición y un acabado más escénicos.

– ¿Cuándo decidís incorporar al discurso otras disciplinas y que sea más performativo? Y, como buscáis a los creadores que trabajen con la imagen, las artes  de acción y el  espacio sonoro?

V.- A la hora de mostrarlo, podía ser escénico al uso o performativo. El cuerpo del mismo podía ser mostrado de diferentes formas. La inclusión de otros creadores hace que la perspectiva creativa se abra en su exposición final…ya veremos.

P.- Continuando con lo anterior. Lo performativo surge de la necesidad de una comunicación más próxima con el público, con el deseo de encontrar otra forma de relación. En Cartas nos hubiera gustado invitar a los espectadores a subir al escenario y compartir el espacio, de hecho usamos un texto para ello (“Querido público”) pero no encontramos la forma, no lo conseguimos. En Estudio (s) sobre la Luna queríamos que el espectador fuera más libre, que pudiera decidir entrar o salir a su ritmo, acercarse o alejarse de la imagen o la acción que le ofrecemos. Por eso pensamos en Alfredo Escapa, por su experiencia en la acción poética compartida; con Julia G. Liébana intuíamos la posibilidad de un desarrollo paralelo de la imagen y la faceta improvisadora, de Fernando Ballarín respecto de la danza nos atraía igualmente. Inicialmente habíamos pensado en invitar a otros artistas de León como Chus Domínguez, Alejandro Sáenz de Miera, Juan Marigorta, Juan Luis García o Ismael Aveleira, pero una participación tan amplia desbordaba las posibilidades reales del proyecto.

– ¿Cómo resulta la mutación respecto a la idea original?

V.- Enseguida se propusieron ideas interesantes que han enriquecido desde el primer momento la visión de la pieza, del movimiento y del uso de la rueda.

P.- Cada estructura de juego e improvisación ha ido permitiendo pequeñas modificaciones, cambios de los temas musicales o en los textos y algunas más sustanciales que implican cambios de roles o cambios en la estructura de la pieza que se va en cierta medida desconfigurando o de-construyendo aún no sabemos hasta donde. Nos gustaría respetar algunos conceptos básicos como el de la repetición o la mutación lenta y continua, pero realmente no nos hemos puesto límites tampoco en este sentido.

– La rotación de la luna, su carácter cíclico afecta a la estructura de la pieza, ¿También al diálogo interdisciplinar?

P.- El carácter cíclico y repetitivo se manifiesta en Estudio (0), la pieza de unos 30’se presentará a lo largo de 2 horas (si resistimos) en bucle. Pero además hay una especie de “Mis en abime”, es decir, una repetición dentro de la repetición. La coreografía se compone a su vez de dos ciclos, uno que denominamos corto y uno largo, que a su vez contiene al anterior.

Pero la repetición, en la medida en que incluye la diferencia (inspirándonos en Deleuze), también nos permite el diálogo interdisciplinar. Cada ensayo o “repetition” como dirían los franceses, nos permite incorporar pequeñas variaciones, cada elemento o perspectiva que incorporamos constituye un ciclo renovado, un ciclo vivo que respira.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

– ¿Cómo se entiende el trabajo y la participación colectiva en Estudio(s) sobre la Luna?

V.- Como iguales. A partir del estudio 0 todos somos partícipes por igual en los sucesivos estudios.

P.- La verdad es que el grupo es lo mejor de este proceso. Hay mucha sensibilidad a las propuestas de los demás, me emociono pensando en esta cuestión, en las breves pero intensas experiencias vividas hasta ahora. Este clima de trabajo basado en el apoyo mutuo produce mucha seguridad y confianza.

– Durante varios meses, desde el pasado mes de mayo, el grupo ha explorado, en el aula de Expresión Corporal del Aulario de la ULE, cómo converger sus diferentes perspectivas. ¿Ha sido complejo?, ¿Cuáles son las claves de la investigación y qué conclusiones estáis alcanzado? ¿Qué aprendizajes destacaríais?

P.- Quizás lo más complejo fue la primera conversación en torno a la muestra de nuestra coreografía y qué hacer a partir de ahí. Tampoco hemos tenido tiempo, aparentemente, de avanzar en el proceso compositivo, de sentarnos y tomar graves decisiones. Pero desde el primer momento nos entendimos en la práctica de la experimentación con lo que cada momento compartido nos ofrecía. Las claves de la investigación son la escucha, la improvisación y la disposición. A mí me cuesta desprenderme de mis ideas preconcebidas, de mis imágenes. El grupo, tal como está funcionando hasta ahora, alimenta el imaginario y al mismo tiempo te enseña a ceder, a moverte en la desorientación y a cambiar algo de tu posición de partida, te invita a llegar a otro lugar.

– Entre el 3 y el 18 de diciembre sumáis a la investigación en proceso en el LAB 987 del MUSAC una serie de gestos públicos. ¿Qué os gustaría que sucediera?

P.- La mirada de Teresa García o de Miguel Vicente, a los que solicitamos su presencia en alguna ocasión en 2015 cambiarnos nuestra experiencia de la danza y cambiaron en cierta medida el rumbo de ésta. Recuerdo cómo la mirada de Julia y sus propuestas en la primera sesión de trabajo afectaron este proceso, enseguida surgió su idea del Estudio 1. También recuerdo el peso de la mirada en la primera reunión con Alfredo y Fernando, a la que acudió también Chus Domínguez. Cada mirada ofrecía una energía que era incorporada. Eso mismo espero de la exposición al público a lo largo de esta estancia. Me gustaría que la mirada de las personas que visiten el 987 sea recibida, que no cesara este fructífero intercambio de miradas y gestos.

V.- Se va a encontrar a los propios artistas trabajando en la creación de “una obra”. Va a encontrar música, movimiento, voz, ruido, silencio. Que además de ver y escuchar, aporten y enriquezcan aún más el trabajo.

– Además el 2 de diciembre tendrá lugar el traslado de la rueda alemana desde la ULE  al Musac. ¿Por qué esta procesión de la Luna?

V.- Una de las propuestas que se plantearon fue cómo hacer partícipe a un posible público. De esa cuestión se barajaron y se siguen barajando alternativas. Una de ellas y sumándonos a las bases del proyecto del LAB, fue sacar, mostrar la luna, mostrar parte del trabajo a la ciudad, para que no se quede en dos espacios, para que la distancia entre uno y otro esté unido, para que no haya un hueco, un salto. Para dar visibilidad a lo que ocurre entre cuatro paredes. Para despertar, dar visibilidad.

P.- Esta procesión nos permite hacer extensible nuestra idea y nuestra práctica de compartir el peso. Es un intento de comunicación, tratamos de salir de estos espacios institucionales privilegiados que nos acogen, tratamos de que el equipo se extienda por unos instantes. El traslado de la rueda alemana era necesario, la forma de trasladarla es un juego más, una propuesta lúdica, que entronca con la tradición colectiva de las procesiones e incorpora y visibiliza la rueda-luna, objeto-tema de esta creación “contemporánea”.

 – Por último, “Estudio(s) sobre la luna” es un trabajo que surge en la ULE y cuenta con el apoyo de MUSAC y la propia Universidad ¿Cómo ha sido el proceso de trabajo con ambas instituciones? ¿Qué mejoras intuís que podrían realizarse?

V.- Fácil y complejo a la vez. Condicionado. Facilitado y frenado. Que ambas crean en el trabajo de los demás. Que sean conscientes que dentro de un orden, la creación es improvisación, es hacer y deshacer, es avanzar, fluir.

P.- Bueno, el entorno universitario es mi entorno cotidiano, es el entorno donde he tratado, de que mis labores docente e investigadora se nutrieran mutuamente y la creación ha estado presente en ambas. Siempre me costó comunicar en el ámbito de la actividad física, donde la perspectiva artística es la menos conocida, difícil compartir las temáticas y las metodologías que me parecieron pertinentes y prioritarias en torno al cuerpo. Armadanzas y el Aula de Artes del Cuerpo fueron posibles gracias al impulso de mi compañera Teresa García y también a la sensibilidad de algunos decanos de la Facultad de CCAFD como Juan Carlos Redondo (2004-2007) y Marta Zubiaur (2008 y 2011). Actualmente la Universidad apoya este proyecto y ha apoyado otros anteriores sobre todo desde el Área de Actividades Culturales. Siempre tuvimos a nuestra disposición el teatro El Albéitar y también el aula de Expresión Corporal del Aulario, donde se ha realizado esta primera fase de aproximación al proceso interdisciplinar en equipo. Fue José Luis Tabernero quien se interesó por nuestro trabajo, quien nos animó a compartir con la comunidad universitaria y con la comunidad cultural de León nuestros procesos.

En cuanto al MUSAC, para mí ha sido muy atractivo y a la vez difícil adaptarme. Se trata de un espacio de arte muy abierto, aunque no sea un espacio específico de artes escénicas, con los que estoy algo más familiarizada quizás. He sentido una desconfianza mutua en los inicios, y una lentitud en las gestiones, quizás parecida a la de la Universidad; pero está siendo todo un aprendizaje de formas y códigos de trabajo muy enriquecedor, y quizás, más fructífero a medida que avanza el proyecto. Esta estancia que comenzamos será la que nos permita conocer desde dentro la institución y valorar mejor lo que nos ofrece, que hasta el momento ya ha merecido la pena.

Grupo investigador Estudio sobre la luna

Grupo investigador Estudio sobre la luna

 

:: ¿Cómo se juega con el cuerpo del otro?
Julia G. Liébana, Alfredo Escapa y Fernando Ballarín

¿Cómo se juega con el cuerpo del otro? Fue el principal interrogante que se planteó Julia G. Liébana. Alfredo Escapa y Fernando Bailarín cuando se enfrentaron al proyecto. Para Alfredo Escapa “Se juega desde la escucha, tanto a los demás como al propio proyecto. Una escucha que pasa, en mi caso, por la renuncia a ser el centro de esta creación. Dejar de estar en el centro para dar protagonismo a Paz y a Víctor, a sus cuerpos y al “cuerpo de la Luna”. En la danza, en cambio, se juega, como explica Fernando Bailarín, escuchando lo que dicen el propio cuerpo y el cuerpo del otro y se crea a partir de esa interacción”. Mi trabajo como músico es muy similar: escucho lo que dicen los cuerpos de los danzantes a la vez que siento cómo les afectan los sonidos que surgen de mi instrumento. El sonido funciona como un cuerpo más: entra en contacto con los otros cuerpos, juega con ellos y la música va naciendo de ese juego”. Julia G. Liébana asegura que la confianza es la clave. “teniendo mucha confianza y respeto en el otro; en su peso, su fuerza, sus movimientos, su resistencia………y esa confianza y respeto tiene que ser recíprocos.

Sus aportaciones al proyecto:

Alfredo Escapa: “Intenta ser una aproximación a lo que son las prácticas en común con el público. En una pieza creada para un escenario “a la italiana” los espectadores son una masa que ve, escucha y se pueden llevar unas enseñanzas del espectáculo. Por el contexto en el que se va a desarrollar “Estudio(s) sobre la luna” debe, desde mi punto de vista, generar un diálogo directo con los públicos, poder mirarnos a los ojos, poder dialogar para construir juntos, poder interrogarnos y poner en crisis esa separación entre artista y público”.

Fernando Ballarín: “Lo que aporto, obviamente, es música. Y lo hago intentando que en esa música destaquen las características de la luna que citaba antes Paz: “La continuidad, la repetición o el carácter cíclico, el carácter creciente y decreciente del movimiento…”, “La singularidad, la soledad y el silencio…”. Aporto música desde diferentes instrumentos. Lo hago confiando en que las características de cada uno de ellos, sobre todo su timbre, teñirá de un color diferente las dos dimensiones de la experiencia coreográfica: la acción de danzar y la percepción del público. Si algo tiene en común todos los instrumentos que utilizo es el hecho de ser acústicos. Creo que esto está muy acorde con el carácter intimista de la creación coreográfica de Paz y Víctor”.

Julia G. Liébana: “Mis aportaciones son imágenes fijas y en movimiento desde mi mirada fotográfica. En un principio tenía la idea de hacer un montaje con imagen fija ya que se iban a proyectar sobre la pared,  pero esto se modifico y finalmente se determinó que se proyectarían sobre una pantalla o plasma, con lo que decidí que si la coreografía de Estudio ( ) sobre la luna, es movimiento, yo no podía hacer un montaje de fotografía fija sin más y cruzarme de brazos. Así que me puse a grabar secuencias de los ensayos y hacer un montaje en el que predominara el movimiento y sobre todo las principales características de la coreografía de Armadanzas; la  rotación, la continuidad, flotación, ritmo creciente y decreciente, movimientos cíclicos…”.

El documento está dividido en dos partes, en la primera Paz y Víctor visten de negro simbolizando la Luna Nueva y en la segunda de blanco, simbolizando la Luna Llena. El documento o video lo hemos llamado “Estudio (1) sobre La Luna”. Hay otros dos documentos o videos que están en curso: uno es el Making-of del proyecto, el otro será el video sobre la PERFORMANCE-ACCIÓN,  del  traslado de la rueda desde la ULE hasta el MUSAC.

CALENDARIO

3-18 DE DICIEMBRE

Horarios: De miércoles a domingo en horario de apertura del museo. (Excepto domingo 11 de diciembre). *Entrada gratuita hasta completar el aforo

  • A las 12:00 horas.  Té a la (l) una: Improvisación. Ensayos abiertos a la improvisación, la acción y la conversación
  • A las 18:00 horas. Estudio(s) sobre la Luna: Música en vivo, Espacio abierto a la práctica corporal, artística o meditativa con música en vivo

Sesiones especiales

  • Jueves 8, de 18:00 a 20:00 horas. Presentación del Estudio (0) sobre la Luna. Duración 30’ en bucle.
  • Sábado 10, de 12:00 a 14:00 horas. (Sesión de trabajo interna). Pequeamigos Musac junto a Estudio (s) sobre la Luna
  • Viernes 16, de 18:00 a 20:00 horas. Jam Session de Música y Danza. Contact/ Improvisación
  • Domingo 18, a las 13:00 horas. Presentación del Estudio (s) sobre la Luna

Acerca de Camino Sayago

Periodista leonesa

Un Comentario

  1. Pingback: estudio(s) sobre la luna – Aula de artes del cuerpo

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: