Violeta Serrano presenta su primer poemario, “Camino de ida”, en León y Astorga

El cartel.

El cartel.

Violeta Serrano (León, 1988), escritora y periodista cultural afincada en Argentina, presenta este viernes 16 de diciembre, a las 22 horas en el Bar Belmondo (León), su primer poemario, “Camino de ida” (Ed. Modesto Rimba), acompañada por el escritor Sergio del Molino. Una semana después, el viernes 23 de diciembre, presentará el libro en la Casa Panero de Astorga, a las 20.30 horas, en esa ocasión acompañada por el poeta Antonio Gamoneda.

Además, el mismo viernes 16 de diciembre, a eso de las 2o horas y en otro lugar, en el Palacio de Gaviria, el escritor Sergio del Molino charlará con el periodista Emilio Gancedo sobre su último libro, “La España Vacía”.

Aprovechamos para avanzar que el domingo 18 de diciembre, también en el Bar Belmondo, la poeta y dramaturga Macarena Trigo representará su obra “Por eso las curitas”a las 20:30 horas.

  • Todas las actividades en el bar Belmondo, del 16 al 25 de diciembre de 2016, aquí.

Por ELOÍSA OTERO

En una editorial de Buenos Aires ha visto la luz, este año, el primer libro de poemas de Violeta Serrano, Camino de ida, un texto dividido en tres partes (fugas) que explora los límites del desarraigo y que describe la división inevitable del emigrante. Y un homenaje, también, a dos poetas que Violeta Serrano admira profundamente: Leopoldo María Panero y Juan Gelman. Además, junto con la poeta y dramaturga Macarena Trigo (también española y afincada en Buenos Aires desde hace una década), la poeta y periodista leonesa ha creado un espectáculo homónimo que trabaja sobre los conceptos de desarraigo y migración entre Argentina y España.

“La obra ensaya los límites del desarraigo a través del texto poético. Describe la división inevitable del emigrado, incluso en pleno siglo XXI, donde las herramientas tecnológicas no repelen la sensación de ilusión y nostalgia compartida que produce la necesidad de abrirse paso a miles de kilómetros de casa. Con homenajes implícitos a veces, explícitos otras, la poeta vuelve a las principales influencias de su lugar de origen, España, y las conjuga con temáticas ajustadas a su país de acogida, Argentina. La propia escritura del libro refleja cómo el lenguaje transmuta y se va volviendo, él también, migrante”, apunta la nota editorial.

La primera fuga de Camino de ida es, según la autora, “un recorrido emocional del paso de la adolescencia a la edad adulta, donde recupero los poemas que escribí antes de viajar a Latinoamérica y donde hago un homenaje a Leopoldo María Panero“. En la segunda parte, donde el homenajeado es Juan Gelman, lo que se plantea es un diálogo entre distintos temas políticos relacionados con la memoria que afectan a España y Argentina, así como las formas en las que esos temas se han abordado en ambos países.

En la tercera parte, titulada “Adaptarse a un nuevo índice de mortalidad”, ya no hay homenajes, pero sí una indagación acerca de cómo la propia autora se construye en la distancia: “Cuando llegué aquí no había nombres / me vi en la obligación de nombrarlo todo / de componer un estado de las cosas / un inventario de la casualidad del escenario”.

Violeta, que tiene sus raíces en Maragatería (en el pueblo de Val de San Román), ha vuelto a su tierra para pasar las fechas navideñas con su familia y, tras presentar en días pasados su libro en Barcelona, Pamplona y Madrid, aprovechará para hacerlo también en León y en Astorga. En esta última capital estará acompañada, además, por Antonio Gamoneda, poeta al que adora y al que no solo entrevistó en profundidad hace un par de años, sino que consiguió publicar esa entrevista en la primera página del suplemento cultural del diario argentino La Nación.

Violeta Serrano.

Violeta Serrano.

:: Sobre Violeta Serrano

Aunque todavía no ha cumplido los 30 años, Violeta Serrano tiene tres licenciaturas por la Universidad Autónoma de Barcelona, ambas con reconocimiento de Premio Extraordinario: Filología Hispánica, Filología Francesa y Teoría de la Literatura y Literatura Comparada. Hace tres años que emigró a la capital de Argentina, una ciudad que ya conocía, pues durante su época universitaria tuvo la oportunidad de disfrutar de una beca de intercambio en la Universidad Torcuato di Tella de Buenos Aires.

En esa capital co-dirige, desde 2014, el Curso Internacional de Posgrado “Escrituras: creatividad humana y comunicación” de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (que se realiza en cooperación entre México, Barcelona y Buenos Aires). “Llevamos ya cuatro ediciones, dos por año, con más de trescientos alumnos totales (es en modalidad virtual, lo cual nos permite llegar a mucha más gente). Continuaremos con la propuesta en 2017”, señala.

En la capital bonaerense ha creado y dirige, además, la revista digital de cultura Continuidad de los Libros, declarada “sitio de interés cultural” por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en 2016, a través de la Ley de Mecenazgo Cultural. Y allí colabora, también, con distintos suplementos culturales de los principales diarios argentinos, entre ellos La Nación y Clarín. Como periodista destacan sus reseñas, perfiles y entrevistas a distintos personajes de la literatura y la cultura, como Enrique Vila-Matas, Gamoneda, Sara Facio, Rafael Chirbes, Jesús Lizano, Eduardo Lago, Gilles Lipovetsky o Ken Loach.

Además del libro que acaba de publicar, Violeta Serrano tiene tres inéditos en el cajón: dos novelas —Contraluz (2013) y Lo mejor es largarse (2014)— y el poemario La poética del lobo (2012).

:: Un poema de”Camino de ida”, de Violeta Serrano

Portada de "Camino de ida".

Portada de “Camino de ida”.

Madre, vos,
podés o no creerme.
Madre, vos,
cuando yo no te decía vos,
¿recordás, entonces?
cuando nada sabíamos
del continente, del nuevo,
del peso que tendría la Tierra
desvencijada,
la Tierra, madre,
que vos sabés,
ahora parece ser también la mía.
Antes de toda esa rabia
antes incluso, de hacernos daño,
madre,
yo recuerdo,
nítido, como una hoja seca
esculpida en años,
recuerdo cómo vos
sin comprender palmo a palmo,
me sujetás la frente,
el pecho, el llanto.
Consolás una lágrima,
tras otra,
como cascada de versos,
auspiciados en claustros,
porque a mí me temblaba
la vena izquierda
y la diestra
y la otra, y la nueva, y la extraña,
y todo porque había visto
en una pantalla,
a la distancia,
gente,
sencilla, sonriente,
gente, ya ves,
sin nada.

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

  1. Pingback: Teatro, exposición, piano y poesía en el bar Belmondo | Tam-Tam Press

  2. Pingback: Personajes / VIOLETA SERRANO | Eloísa Otero

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: